Wilson Cuero recupera el olfato goleador a los pies del Peñón

Cuero, el pasado domingo en el duelo ante el Cartagena./LOF
Cuero, el pasado domingo en el duelo ante el Cartagena. / LOF

El colombiano suma 7 goles con el Linense esta campaña y amenaza a un Real Murcia del que se marchó sin marcar un gol en seis meses

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Wilson Cuero tiene una espina clavada con los aficionados del Real Murcia. Llegó al club grana en el verano de 2016 procedente del Granada B, y con el aval de ser un delantero prodigioso en lo físico y muy trabajador, capaz de ganar en velocidad a los contrarios. Justo lo que necesita un jugador que quiere ganarse a sus afición. No era la primera opción de Fernández Romo, que esperó hasta el final a Manu Onwu, pero fue una incorporación que contentó a todos. Además, el propio Real Murcia sufrió en sus carnes el potencial ofensivo de Cuero, que uno meses antes había marcado con el filial nazarí en la Nueva Condomina. Pero el delantero, que ya había marcado 11 goles con el San Roque en Segunda B y otros 22 con el Granada B, no tuvo la puntería afinada en el equipo grana que dirigía el murciano Paco García.

Quizás no supo aguantar la presión y responsabilidad, tras pasar los últimos años en un filial, aunque también fue una víctima de un equipo que no llegaba con facilidad a la puerta contraria, que no carburó y no cumplió con las expectativas. Al final, tras disputar 14 partidos sin marcar un gol, salió por la puerta de atrás en el mercado invernal y aterrizó en el Lorca Deportiva de Tercera, con el que ascendió a Segunda B. Cuero, curiosamente, no dejó mal recuerdo en la Nueva Condomina, un estadio que aplaudió el esfuerzo sin premio del colombiano. Ni un silbido ante su falta de puntería. Incluso, el apoyo fue total cuando Paco García decidió sustituirlo a los diez minutos de la segunda parte en el choque contra el Jaén en la jornada 15, del que se marchó llorando. Todo fue comprensión para un jugador que fue relevado meses después por Guardiola y Curto, dos depredadores del área que sí llevaron al Murcia al 'playoff'.

Hasta llegar al Murcia
Jugó en el Cádiz, San Roque y Granada B, haciendo un total de 34 goles en Segunda B .
En el Real Murcia
Jugó 14 partidos, 11 de ellos de titular, aunque se fue en invierno sin ver puerta.
En la Balona
Ha disputado 32 partidos y ha marcado 7 goles.

Pero Wilson Cuero no arrojó la toalla y decidió dar un paso atrás para luego volver a crecer. Tras ascender con el Lorca Deportiva a Segunda B ha vuelto a tener confianza en una Balompédica Linense, que ahora está con el agua al cuello y que necesita ganar en la Nueva Condomina para espantar los fantasmas del descenso. El de Cali, de 26 años de edad, ha participado en 32 partidos del equipo gibraltareño, 16 de ellos como titular, y ha anotado 7 goles, una cifra que demuestra que todavía tiene fútbol en sus pies. Eso sí, los aficionados del Murcia le desean todo lo mejor pero tiemblan con la posibilidad de que el colombiano, al que todos perdonaron sus errores, marque un gol en el estadio grana el próximo domingo.

En el Murcia llegó a llorar de impotencia al ser sustituido en un choque en el estadio grana ante el Real Jaén

Una final para la Balona

La Real Balompédica Linense, equipo fundado en 1912, llega a la Nueva Condomina jugándose la vida. De hecho, si gana al Real Murcia se aseguraría la permanencia en Segunda B. Ocupa la decimotercera posición de la tabla, un punto por encima de la promoción de descenso y dos del descenso directo. Pero el problema de este equipo, que militó durante seis temporadas en Segunda, puede llegar si pierde o empata en Murcia. Entonces, tendrá que mirar al Cartagonova y a Córdoba. Lo mejor para sus intereses es que el equipo astigitano pierda en el Cartagonova y que el Córdoba B y Mérida empaten en su duelo directo. Eso también los salvaría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos