Los abogados ahorran al club 350.000 euros desde noviembre

Antonio Ruiz, Antonio Rubio, Evaristo Llanos, Justo Páez y Luis María Rabadán se han hecho cargo de al menos 50 asuntos jurídicos

José Otón
JOSÉ OTÓN

El gabinete jurídico del Murcia ha puesto sus cartas sobre la mesa. Coordinados por el secretario del Consejo y también abogado Antonio Ruiz, el equipo de juristas formado por Antonio Rubio, Evaristo Llanos, Luis María Rabadán y Justo Páez dio una rueda de prensa ayer para hablar de las actuaciones realizadas en el club en materia judicial y de las que quedan por hacer. Desde que el grupo de Tornel llegó a la entidad, en noviembre de 2018, se han hecho cargo de «al menos 50 asuntos judiciales», entre procesos mercantiles, administrativos y laborales, siendo estos 15 como mínimo juntando los casos de futbolistas granas y empleados administrativos de la entidad. Antonio Ruiz aseguró que la intención del club es mostrar la «transparencia» de la que hace gala el actual Consejo y también el «agradecimiento» a estos profesionales que están trabajando para el Real Murcia «sin cobrar ni un solo euro y ayudando a la entidad a sobrevivir. Un club que estaba abandonado judicialmente por los antiguos gestores, sin personarse en innumerables vistas y procedimientos», dijo Ruiz.

En el orden social y, de la mano de Luis María Rabadán, el Murcia se ha ahorrado unos 350.000 euros en las interminables causas pendientes por despidos improcedentes que obligaban al club grana a pagar más de un millón de euros. Tras ahorrarse dicha cantidad, la entidad ha hecho frente al resto, más de 600.000 euros, ya sea a través del pago directo o acuerdos. Cuando llegaron los actuales gestores, los empleados del club acumulaban hasta ocho mensualidades pendientes en algunos casos y, al igual que una decena de futbolistas, habían decidido acudir a los tribunales. Una situación que ya está despejada. «Nos encontramos con muchas situaciones muy perjudiciales para la entidad, con contratos desproporcionados y hasta cláusulas de blindaje», dice Rabadán, en alusión, entre otros, a contratos como el de Gómez Carmona, que tras dos meses de grana cobrará 70.000 euros.

Las cifras

577.000
euros es el desfase que ha encontrado el club en los números presentados por Gálvez a su marcha.
221.000
euros es la cantidad que habría desaparecido, según el Consejo grana, de la época de Víctor Gálvez.

El juicio del 5 de noviembre

El letrado Antonio Rubio está siendo el encargado de defender al Real Murcia en materia mercantil y en la causa de Iconos Nacionales (propiedad de García de la Vega) contra el Real Murcia, en la que el gestor mexicano pide la nulidad de la ampliación de capital que diluyó y dejó en un 10% el paquete accionarial del 84% que supuestamente compró a Raúl Moro. El trabajo de Rubio se ha dejado notar: el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Murcia ha desestimado las demandas de García de la Vega solicitando medidas cautelares a su favor. Las perspectivas de cara al juicio del 5 de noviembre son favorables para la entidad, cuyos gestores decidieron no inscribir al mexicano como máximo accionista grana hasta que tuvieran las garantías judiciales necesarias.

Evaristo Llanos, por su parte, estudiará hasta el último de los presuntos delitos cometidos por los anteriores gestores granas. Eso sí, Llanos, que valoró el trabajo de Higinio Pérez en las dos denuncias prensentadas ante la Fiscalía cargando con los anteriores gestores del club, está trabajando para «argumentar con pruebas» dichos supuestos comportamientos delictivos. Una vez que estén elaboradas las cuentas de los dos últimos ejercicios contables y el informe de un perito independiente que valore hasta dónde puede llegar el club en sus denuncias, Llanos decidirá si procede bien a través de demandas mercantiles o querellas criminales. Eso sí, Llanos adelanta que podría haber «importantes cantidades de dinero que faltan».

Además, el club murciano sacó pecho ayer de las resoluciones favorables del Consejo Superior de Deportes y la Federación Española de Fútbol frente a denuncias de De la Vega y aseguró que, pese a que Gálvez dijo que había puesto de su bolsillo 356.000 euros en el Murcia, las cuentas dicen lo contrario y que en la caja grana faltan 221.000. Una cantidad, según el consejero Francisco Cobacho, que, si los abogados del Murcia lo consideran oportuno, reclamarán a Gálvez.