Fútbol | Segunda B

Un acto de amor hacia el Real Murcia

Aficionados del Murcia retiran sus carnés, en una imagen de archivo. /Fran Manzanera / AGM
Aficionados del Murcia retiran sus carnés, en una imagen de archivo. / Fran Manzanera / AGM

La directiva grana pide a sus aficionados que saquen su carné, aunque los fichajes no sean de relumbrón. El 'Abono Fidelidad', para los seguidores más comprometidos con el club, será la gran novedad de una campaña de socios que verá la luz al final de esta semana

José Otón
JOSÉ OTÓN

«Es la campaña de abonos más importante de la historia del Real Murcia», asegura Pablo Guzmán, presidente de las peñas del conjunto grana. Después de superar el 'match ball' del pasado mes de noviembre, cuando la masa social de este equipo contagió a miles de aficionados de todo el mundo que se convirtieron en accionistas granas e ingresaran en las cuentas del club el dinero suficiente para evitar la desaparición, llega otro partido fundamental en la centenaria historia de la entidad.

«El Murcia consiguió sobrevivir la pasada campaña porque tenía 11.000 abonados. Cada uno de nosotros tiene que convencer a otro para que se haga abonado este verano. Tenemos que ser conscientes de que cuanto más seamos, más empresas invertirán en el Murcia y más cerca estaremos de salvar a este club. De nada nos ha valido que años atrás llegaran jugadores mediáticos y con caché, no pasa nada porque los fichajes sean futbolistas humildes», dice Guzmán, que preside una asociación que la pasada campaña aportó 3.500 socios al club grana y que el próximo jueves, en la asamblea de los presidentes de cada una de las peñas, decidirá cómo ayuda al Murcia.

Número de abonados en las últimas 20 temporadas

1999/2000
2. 300
2000/2001
4.300
2001/2002
4.500
2002/2003
3.615
2003/2004
9.270
2004/2005
4.438
2005/2006
4.512
2006/2007
9.970
2007/2008
25.000
2008/2009
16.500
2009/2010
10.200
2010/2011
8.678
2011/2012
10.002
2012/2013
7.785
2013/2014
7.820
2014/2015
6.794
2015/2016
5.127
2016/2017
7.033
2017/2018
7.800
2018/2019
10.775

La intención de los gestores que comandan actualmente la nave grana es lanzar la nueva campaña de abonados el próximo jueves, a pesar de que el murcianismo anda dormido y defraudado tras quedarse fuera de los puestos de 'playoff'. Sin duda el final de temporada del conjunto dirigido por Algar, que se salvó matemáticamente del descenso a Tercera en la penúltima jornada y sin conseguir plaza para la Copa del Rey, no va a ayudar, pero el asunto va más allá de lo deportivo. Esta temporada será diferente ya que es clave para que los gestores económicos del Murcia, que consiguieron apartar del palco a la familia Gálvez, estabilicen una sociedad anónima que, de no ser por su gran masa social, habría desparecido ya.

El Murcia pagará a Hacienda el 21% de cada abono, acto que la entidad no llevaba a cabo desde hace años

Algunas localidades como las de grada lateral registrarán un ligero incremento; el resto apenas variará

Los precios de la nueva campaña de abonados serán prácticamente iguales a los del pasado ejercicio (de 60 a 230 euros). Las subidas serán míminas en algunas localidades, como las de la grada lateral, que la pasada campaña fueron las más económicas de la Nueva Condomina. De hecho, esto produjo un éxodo desde el fondo sur a esta ubicación que años atrás había estado vacía.

Además, la directiva grana pondrá encima de la mesa varias modalidades de carnés para todos los públicos. Una campaña de abonos «ajustada a la realidad», según los encargados en diseñarla. Además, y según los propios gestores de la entidad centenaria, de cada abono el Murcia pagará a Hacienda el 21% correspondiente, acto que no hicieron los anteriores gestores y que hace que el ingreso neto para el club grana vaya a ser menor que en anteriores campañas. Un motivo más para que la afición del Murcia responda, aunque este verano no haya fichajes estrella como el de Dani Aquino o Jesús Alfaro, claves para que los indecisos se abonaran el pasado curso.

La estrella de la campaña

Aunque sin duda una de las grandes novedades de la nueva campaña será el 'Abono Fidelidad', que tendrá una duración de 10 años e irá destinado a los aficionados más fieles. De hecho, el objetivo de este abono es la vinculación a largo plazo con el club grana, pagando por adelantado este periodo y beneficiándose de mejores condiciones que el resto de los abonados. El número de estos abonos que el club grana pondrá a la venta será limitado.

El Murcia consiguió alcanzar el pasado verano 10.775 socios, la cifra más alta del club grana en sus campañas en Segunda B. Tras el descenso administrativo, con Aira en el banquillo, el Murcia alcanzó los 5.127 abonados, aunque muchos de ellos retiraron sus carnés pensando que el Real Murcia jugaría en Segunda. El siguiente verano, con Abarca en la presidencia, el Murcia contó con 7.033 fieles, mientras que un año más tarde, en la campaña 2017-18, contó con 7.800.

Masa social afianzada

Desde que el Real Murcia se mudó a la Nueva Condomina ha contado con una afición casi siempre fiel, a pesar de los batacazos deportivos que se han repetido en las últimas temporadas. De hecho, desde el ascenso a Primera, cuando el Murcia contó con 25.000 abonados, el númerio de socios se estabilizó en cerca de 10.000 y solo los altos precios que imponía Samper alejaron a la masa social grana de la Nueva Condomina. Lejos quedan los años en los que los aficionados granas dieron la espalda a su equipo. Como a principios del siglo XXI, cuando el Murcia hizo solo 2.300 socios en la campaña 1999-00, o los 3.615 de la campaña 2002-03, en Segunda, y que acabó con ascenso a Primera del equipo que entrenaba David Vidal.

La afición rememora otros tiempos con el éxito del Liverpool

Los aficionados del Murcia que vieron al Liverpool levantar la Copa de Europa el pasado sábado, seguro que se acordaron de un exfutbolista grana llamado Antonio Núñez. Y, sobre todo, lo que se les vino a la cabeza fueron los años en los que el Murcia, con Jesús Samper, su hermano Juan Antonio y García Franco, tiraban de billetera para fichar nombres consagrados en el fútbol español. Como el de Núñez, que solo tres años antes de aterrizar en el club grana (llegó al Real Murcia en el verano de 2008 procedente del Celta), había levantado la Copa de Europa con el equipo inglés en Estambul, club al que llegó gracias al también español Rafa Benítez.

En la entidad grana brilló poco y solo pudo cumplir uno de los años de contrato que tenía firmados. Con la camiseta grana, y a las órdenes de Javier Clemente y José Miguel Campos, disputó 37 partidos, 30 de titular, aunque solo marcó un gol. Después pasó un par de temporadas en el Huesca, antes de recalar en el Recreativo de Huelca, club en el que militó las últimas cuatro temporadas.

Más