Felipe Coello: «Si fuera por mí, el acuerdo con el Murcia ya estaría cerrado»

Felipe Coello /Edu Botella/ aGM
Felipe Coello / Edu Botella/ aGM

El concejal de Deportes dice que retocar la actual cesión de uso es la solución y que el club se ahorrará 500.000 euros al año

José Otón
JOSÉ OTÓN

Felipe Coello, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Murcia, discrepa de los actuales directivos del Murcia, que están preocupados por el retraso de la firma del convenio de la Nueva Condomina: «Yo creo que está a punto de cerrarse el acuerdo. No entiendo que se sientan así. El interlocutor del Real Murcia ha sido Antonio Ruiz y en ningún momento lo he encontrado enfadado. Si hay alguien enfadado, lo siento. Yo no trabajo para el Real Murcia, trabajo para el Ayuntamiento de Murcia», dice el edil.

Hay dos puntos calientes en la negociación: «Para cambiar el nombre del estadio no hay que hacer ninguna corrección de la actual cesión de uso ni un nuevo Convenio. Lo único que tienen que hacer es presentar la propuesta al Ayuntamiento y, sin necesidad de pasar por el Pleno, puede ser aprobada por la Junta de Gobierno que se hace todos los viernes. Si quieren pueden solucionar el asunto en unos días. Si se somete a la condición de que aparezca en el nombre 'Nueva Condomina' o 'Murcia' en la nueva denominación y no atente contra nadie, no habrá ningún problema».

En el segundo punto parece más alejado el entendimiento: «Que el Ayuntamiento les ceda todos los bajos y las dependencias del estadio para que ellos generen capacidades de negocio lo prohibe la ley. No es Felipe Coello el que no quiere. El recinto tiene unas estrictas normas de uso que no se pueden cambiar de la noche a la mañana. El servicio de Deportes le hizo una propuesta en la que nosotros utilizaríamos parte de esos bajos como contraprestación al dinero que le va a costar al Ayuntamiento el mantenimiento de esa instalación. Pero no se pueden ceder los bajos para montar locales de apuestas, restaurantes o gimnasios sin tener un permiso especial, que se lo tiene que facilitar Urbanismo».

La modificación de la actual cesión de uso exclusivo sería más beneficiosa para el club que un convenio nuevo, según Coello: «Un nuevo convenio solo puede durar cuatro años, según los servicios jurídicos del Ayuntamiento. Sería quitarle posibilidades al Murcia. Se trata de hacer las correcciones necesarias para ayudar al club, sobre el que tienen ahora, al que le quedan 40 años de vigencia».

Solo para Segunda B

Felipe Coello asegura que el retraso para que se arregle el asunto no es culpa del Ayuntamiento: «Si fuese por mí estaría ya cerrado. Los que tienen problemas son ellos. Con lo propuesto por el Ayuntamiento se ahorrarían 500.000 euros anuales. Yo creo que está bien. La idea es hacerse cargo de estos gastos solo en Segunda B, ya que entendemos que si suben a Segunda ingresarían un dinero importante, aunque se podría hablar».