La de ayer fue una presentación diferente a todas las demás. Por el marco elegido, el claustro de la Universidad de Murcia, y la polémica en las redes sociales suscitada por algunos mensajes pasados del ahora jugador grana. Los tuits que Alberto Rodríguez escribió en contra del Real Murcia en el año 2014, con 16 años, han sido el primer obstáculo que ha tenido que superar como grana. Pero lejos de justificarse o buscar una excusa, dio la cara, demostrando su madurez: «Pido perdón a la afición del Murcia por lo que puse en las redes sociales. Aquellos mensajes no me representan. Fue fruto de la inmadurez de un joven de 16 años. Lo que dije entonces no lo siento, son fallos que la gente comete», dijo el lorquino, que asegura haberlo «pasado muy mal» en las últimas horas.

El nuevo centrocampista grana asegura que «desde que me llamó Julio Algar no me lo pensé, entiendo lo que simboliza el Murcia. No siento presión, es ilusión. Ha llegado el momento de los jugadores de la Región». Alberto Rodríguez estudia tercero de Derecho y es el nuevo perfil de jugador que quiere el club: «Hace años que compagino fútbol y estudios. Es duro, tengo que renunciar a estar con amigos, pero me hace mejor persona. Puede ser que los aficionados no se ilusionen por el cartel de los fichajes, tenemos que demostrar que estamos capacitados para llevar al Murcia donde se merece».

Precisamente estuvo respaldado por David Morillas, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia: «Se unen dos de las instituciones más relevantes de la Región: el Real Murcia y la Universidad de Murcia. Nos une conjugar deporte y estudio, variables fundamentales para cualquier joven. Las dos cosas se pueden llevar al día. Alberto hace muchos sacrificios por conjugar las dos cosas. Tenemos que hacer que el Murcia vuelva donde se merece».

Polémica en las redes: «Aquellos tuits no me representan, fueron fruto de la inmadurez de un joven de 16 años»

El aspirante y la leyenda

Al lado del nuevo fichaje grana estuvo Pepe Vidaña, otro mito del murcianismo. El almeriense militó toda su trayectoria en el equipo grana, desde 1975 a 1988, jugando seis temporadas en Primera. Sin duda, un ejemplo a seguir para Alberto Rodríguez: «Le doy la enhorabuena por llegar a un club tan importante como el Murcia, donde se va a realizar como persona y como futbolista. Le aconsejo que trabaje como el que más, que siempre sea el primero. Seguro que así recogerá sus frutos».

Trabajar con Adrián Hernández: «Ha demostrado que con menos recursos se puede hacer más cuando todos van a una; puede hacer del vestuario una familia»

Al centrocampista lorquino no le asusta el reto: «Al principio cuesta asimilar que el Murcia te quiere. La masa social de este equipo te da mucho respeto. No siento vértigo, para mí es una ilusión». Tiene ganas de comenzar a trabajar con Adrián Hernández: «Él ha demostrado que la cohesión de grupo es fundamental, con menos recursos se puede hacer más cuando todos van a una. Es capaz de crear una familia dentro del vestuario».

Cuarto fichaje de Algar, que no se ha estrenado aún con las salidas

Alberto Rodríguez es la cuarta incorporación del nuevo primer equipo del Real Murcia, tras Juanra, Iván Pérez y Marcos Legaz. Un centrocampista al que conoce a la perfección de su etapa en el Lorca y con el que mantiene una relación muy estrecha en lo personal: «Encaja en el perfil que estamos buscando. Puede jugar en varias posiciones por detrás del punta y brilla en la toma de decisiones. Ha mejorado mucho esta temporada y aunque no lo parezca, es un jugador fuerte físicamente, sabe meter el cuerpo».

Para Algar, a pesar de sus 22 años, Alberto Rodríguez está preparado para su próximo reto: «Tiene la cabeza muy bien amueblada para jugar y estudiar a la vez, está capacitado para dar el máximo. Estará en la dinámica del primer equipo, aunque alguna vez tenga que jugar con el filial».

Lo que permanece atascado todavía es el tema de las salidas. A pesar de que Algar comentó uno a uno a los futbolistas que tenían que abandonar el club si no se rebajaban sus sueldos, ninguno ha dejado la nave grana todavía. El Real Murcia, en teoría, volverá al trabajo el 15 de julio.