Alfaro, el primero en decir adiós

Jesús Alfaro, en el duelo ante el Recreativo. / nacho garcía / agm
Jesús Alfaro, en el duelo ante el Recreativo. / nacho garcía / agm

El Real Murcia, que empieza a aligerar la plantilla, tiene previsto pagar otra nómina a los jugadores el próximo lunes

ALBERTO GÓMEZ MURCIA

El mercado de fichajes invernal, que se abrirá la semana que viene, será muy movido para el Murcia. El director deportivo grana, Pedro Cordero, deberá acometer una remodelación de la plantilla en toda regla para rebajar el coste de un grupo de jugadores que no es asumible para las maltrechas arcas de la entidad. Uno de los últimos movimiento realizados desde el club ha sido pactar la salida del extremo Jesús Alfaro. La operación se anunció ayer por parte del Murcia. Equipos como el Hércules están interesados en contratar al atacante andaluz, que ha disputado 14 partidos con los granas entre Liga y Copa, anotando dos goles. El futbolista estaba cedido en el Murcia por parte del Zaragoza.

Para que las incorporaciones que cierre la entidad murcianista puedan participar en los partidos oficiales es necesario que previamente el club solvente las denuncias por valor de unos 150.000 euros que han llegado en los últimos días a las oficinas de la Nueva Condomina.

Estas denuncias son de jugadores que vistieron la camiseta del Murcia la última temporada y todavía arrastran cantidades pendientes. Muchos futbolistas pactaron el verano pasado con la directiva que encabezaba el empresario Víctor Gálvez que recibirían una parte de lo que se les adeudaba con pagarés que debieron cobrar en septiembre, pero no tenían fondos. La contestación ante esto de los exdirigentes granas fue que el asunto quedaría resuelto en octubre, pero tampoco fue así y los jugadores han tenido que denunciar la situación ante la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) para asegurarse el cobro de lo que les corresponde.

El club tiene que dejar solventadas las denuncias por valor de 150.000 euros para reforzarse en enero

El Murcia trabaja ahora con agilidad para lograr acuerdos con los denunciantes. La fecha límite que tienen los pimentoneros para resolver el asunto es el próximo 31 de enero, fecha en la que se cerrará la ventana de fichajes de invierno. De lo contrario, el club tendrá sus derechos federativos bloqueados y no podrá inscribir las fichas de los jugadores que incorpore en enero.

La primera negociación emprendida por los gestores murcianistas que ha llegado a buen puerto ha sido la mantenida con el actual futbolista del Cartagena Santi Jara. El Murcia anunció el miércoles que había alcanzado un acuerdo con el jugador para que retirara su denuncia. Desde el club le van a pagar 17.000 euros después de que Jara aceptara una quita de 3.000, el 15% de los 20.000 euros que debía cobrar.

Negociaciones abiertas

Por el momento, el Murcia no ha alcanzado más acuerdos, pero existen varias negociaciones abiertas. Otro jugador que ha denunciado a los granas es el central Borja Gómez, que está a expensas del cobro de unos 20.000 euros. El futbolista, despedido por el exdirector grana Deseado Flores en agosto del año pasado, espera noticias desde India, donde compite en el East Bengal desde agosto. El jugador también trató de cobrar en septiembre un pagaré que le entregaron los Gálvez, pero estaba sin fondos teniendo incluso que pagar el propio jugador la comisión por la devolución del mismo. El Murcia todavía no ha empezado a negociar con él.

El jugador del Cartagena Elady es otro de los que está a expensas de cobrar. Lo mismo sucede con David Mateos, que se encuentra en Israel jugando para el Hapoel Hadera. El delantero Pedro Martín, que está cuajando una gran temporada en el Lleida, en el que lleva anotados 13 goles, también ha denunciado a la entidad. Uno de los futbolistas que está a expensas de recibir una de las cantidades más altas es Fernando Llorente, centrocampista que abandonó el Murcia el pasado verano para fichar por el Recreativo de Huelva. Pide el cobro de unos 50.000 euros.

El central Álex Ortiz, que milita actualmente en el Utrera de Tercera, es el protagonista de otra de las denuncias que han recibido los granas. Exige el cobro de una parte de los 28.879 euros que reclamó al Murcia en junio. Por su parte, el portero Biel Ribas, ahora en el Fuenlabrada, y el defensa Pedro Orfila, que se marchó al Cartagena, exigieron en verano a los pimentoneros el cobro entre los dos de 89.270 euros. Ambos denunciaron al Murcia por despido improcedente y los tribunales les han dado la razón.

Por otra parte, el Consejo de Administración murcianista se reunió en la tarde del jueves y acordó la celebración de la próxima junta de accionistas para finales de enero. La fecha exacta de la cita dependerá de la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Los consejeros acordaron que la junta tenga un único punto en el orden del día, que será el nombramiento de administradores para la sociedad grana, no contemplando la convocatoria de otra ampliación de capital. La intención del Consejo es que un comité de dirección vele para que en la próxima junta puedan participar los miles de accionistas que tiene el Murcia y que lo hagan de forma presencial o telemática. Además, los directivos tienen la intención de abonar la nómina de octubre a la primera plantilla el próximo lunes, misma fecha en la que quieren pagar otra mensualidad a los trabajadores de las bases y los empleados. Así, van cumpliendo lo prometido. Desde su llegado al club, el equipo de Almela ha pagado ya agosto y septiembre, que los Gálvez no habían abonado.

Dentro de otro ámbito, el Murcia tiene señalado un juicio para principios de febrero. El procedimiento lo ha iniciado Julio César Espinosa, quien reclama el cobro de 6.000 euros que tiene pendientes de cobro de su etapa la temporada pasada como entrenador del Real Murcia C de Territorial Preferente. El técnico, que ahora trabaja para el Ciudad de Murcia, fue despedido dos meses antes de que acabara el campeonato.

Triunfo del Murcia alevín A

Por otro lado, ayer concluyó el Torneo de Navidad del Real Murcia con triunfo del equipo alevín A del club grana tras imponerse al Lorca B en la final 3-0.