Algar llama a la unidad del Murcia

Julio Algar en Cobatillas. / Nacho García / AGM
Julio Algar en Cobatillas. / Nacho García / AGM

«Es una pena que pueda haber división», dice el técnico ante las protestas de mañana

SERGIO CONESA MURCIA

«Hay equipos que juegan en otras ligas o que van a disputar el 'playoff' y lo han hecho cambiando su nombre, pero no es el caso del Real Murcia, que ha trabajado para evitarlo y es digno de admirar. La gente lo ha conseguido, empezando por la afición, y ese es un objetivo más importante que cualquier otro», explicó ayer Julio Algar en la Nueva Condomina, antes del penúltimo entrenamiento de la semana previo al partido de mañana contra el Melilla. De esta manera el técnico madrileño quiso recalcar la importancia de mantener la unión entre la afición y los jugadores a falta de dos jornadas para acabar la temporada, en las que el conjunto pimentonero necesita un punto para lograr la salvación matemática. Incluso sin sumar más, dependiendo de los resultados de otros campos, lo normal es que consiga la permanencia.

Durante esta semana esa unión que reclamó ayer Algar, que ya venía tocada tras una decepcionante segunda vuelta, y más todavía tras las tristes actuaciones del equipo grana ante el Almería B y Atlético Malagueño, se ha visto más resquebrajada por el anuncio que hizo el jueves la Federación de Peñas Murcianistas (Fepemur). En él llamaba a protestar contra la plantilla durante los primeros cinco minutos del encuentro de esta jornada. «Quisimos esperar a la salvación matemática del equipo para que este documento viera la luz, pero las jornadas y las debacles se han ido sucediendo y considerábamos que no podía terminar la temporada sin expresar nuestro malestar ante aquellos que no han estado a la altura de lo que supone formar parte del Real Murcia», indicaban los peñistas en el comunicado. Y añadían que todo esto ha afectado a la afluencia al estadio y a la próxima campaña de abonos: «Esa desidia y apatía y esos partidos infumables han ido ahuyentando a la gente de la grada».

El domingo pasado, y todavía con la derrota en Málaga caliente, desde la Plataforma de Apoyo al Real Murcia (Parmu) se hizo un comunicado en una línea similar: «El equipo profesional de futbolistas no ha cumplido su parte de deberes y obligaciones derivadas de su contrato social con los aficionados y accionistas que apostaron por ellos. Al igual que dichos profesionales realizaron un plante en un partido oficial que fue noticia nacional, ahora esperamos una disculpa por lo acontecido».

Por todo lo anterior, el entrenador grana recordó ayer que «el Real Murcia se está jugando más que la categoría, se juega seguir llamándose así. La afición ha trabajado muchísimo y es entendible, pero también lo han hecho el Consejo y los jugadores, más allá de su acierto». Además, el madrileño volvió a recalcar todas las circunstancias que han rodeado esta temporada al equipo: «Es difícil trabajar desde el primer día con todo lo que ha pasado y los problemas con los pagos, aunque la situación haya mejorado. Hay que tener unidad. Es una pena que ahora, tras recorrer todo el camino hasta la orilla, pueda haber división».

Próxima temporada

Algar también es el director deportivo del Real Murcia, por lo que además de salvar al equipo tiene entre sus atribuciones planificar la próxima temporada. Una de las dificultades es no tener asegurada todavía la permanencia. Sin embargo, no tiene prisa el técnico grana, que considera que «a partir de Sevilla (donde el Real Murcia juega su última jornada) es cuando se tiene que planificar la próxima temporada, aunque por supuesto desde el primer día que llegamos estamos trabajando en ambas campañas».

El madrileño ejemplificó esta situación diciendo que pocas horas después de llegar a la capital del Segura, tras el partido en Málaga, estaba viajando para ver partidos en directo. «Esto es el Real Murcia y es un club muy grande, por lo que habrá mucha gente que quiera venir, a pesar de estar las cosas así. Otros tendrán ofertas mejores pero traeremos a los que, junto a los que se puedan quedar, generen ilusión y transmitan un mensaje de trabajo y de querer estar aquí. Que no sea por dinero como se ha estado haciendo últimamente estos años, aunque haya excepciones de gente que ha venido por jugar en este estadio y en este equipo», explicó.

Más