El CSD aplaza su sanción hasta que se pronuncie la Abogacía

A. GÓMEZ Murcia.

En enero el Consejo Superior de Deportes (CSD) inició un procedimiento sancionador contra el Real Murcia a instancia del mexicano De la Vega ante la negativa de los consejeros granas a inscribirlo como máximo accionista en el Libro de Socios del club. Ello, pese al laudo dictado por el TAS a su favor en el litigio que mantuvo con Moro sobre quién era el propietario del paquete accionarial mayoritario de la sociedad grana hasta que se celebró la última ampliación de capital.

Ante las alegaciones aportadas por los abogados del Murcia en este procedimiento, poniendo en duda la ejecución del laudo del TAS en España, el CSD ha acordado solicitar una actuación complementaria para que la Abogacía del Estado redacte un informe en el que recoja sus postura sobre la aplicación y ejecución en España de los laudos arbitrales extranjeros. La Abogacía del Estado tiene un plazo común de 15 días hábiles para atender esta demanda, por lo que se espera su pronunciamiento para finales de marzo.

Mientras, el plazo de resolución del procedimiento queda en suspenso y se retomará cuando exista el informe de la Abogacía. Será entonces cuando el CSD acometa la propuesta de resolución de sanción. En sus alegaciones, el Murcia también ha pedido la celebración de un procedimiento de audiencia para que las firmas Corporación Empresarial Augusta (Moro), Gálvez Brothers (Víctor Gálvez) e Iconos Nacionales (De la Vega) aclaren las actuaciones que llevaron a cabo sobre el traspaso de las acciones del Murcia que están siendo objeto de confrontación.