Fútbol | Segunda B

El CSD archiva el procedimiento de De la Vega contra el Murcia

Mauricio García de la Vega, en una imagen de archivo./Vicente Vicéns / AGM
Mauricio García de la Vega, en una imagen de archivo. / Vicente Vicéns / AGM

El máximo órgano del deporte español, tras escuchar a la Abogacía del Estado, atiende la alegación presentada por el club acerca de por qué no había inscrito al empresario mexicano en el Libro de Socios de la sociedad pimentonera

ALBERTO GÓMEZMurcia

El Consejo Superior de Deportes acordó este viernes el archivo de las actuaciones del procedimiento administrativo que seguía tras una denuncia presentada por Mauricio García de la Vega ante la negativa de los actuales dirigentes del Real Murcia a inscribirlo en el Libro de Socios del club pese a la existencia de un laudo dictado por el TAS a su favor en el litigio que mantuvo con Raúl Moro.

En las alegaciones aportadas por la entidad pimentonera en enero, los abogados granas sostuvieron que desde el Murcia se había cumplido con la legalidad vigente en lo relativo a este asunto. Ante las dudas esgrimidas por parte del Murcia sobre la ejecución del laudo en territorio español, el CSD acordó solicitar una actuación complementaria para que la Abogacía del Estado emitiera un informe fijando su postura acerca de la ejecución de los laudos arbitrales internacionales.

El plazo para que se pronunciara la Abogacía del Estado expiraba este viernes y finalmente el CSD, en lugar de dictar una propuesta de resolución de sanción, optó por decretar el procedimiento como finalizado acordando el archivo de las actuaciones porque considera que la inscripción de la empresa de Mauricio García en el Libro de Socios del Murcia debe partir de la firma Corporación Empresarial Augusta, de Raúl Moro, o de la consecución por parte del mexicano de un mandamiento de ejecución judicial del laudo.

Esta última posibilidad la puede ejercer De la Vega mediante un procedimiento conocido como 'exequatur' y que persigue la homologación en los tribunales españoles de los laudos dictados por tribunales extranjeros como es el TAS. Este paso lo debe dar el empresario mexicano ante el TSJ de Andalucía por tener la mercantil (Corporación) de la que pretende obtener las acciones del Murcia su sede social en la localidad sevillana de Tomares.