Fútbol | Real Murcia

Armando cede, Curto se resiste

Quique Cebriá, Armando y Curto, el pasado martes, en el Pinatar Arena. /Guillermo Carrión / AGM
Quique Cebriá, Armando y Curto, el pasado martes, en el Pinatar Arena. / Guillermo Carrión / AGM

El capitán grana acerca posturas con el Murcia y perdonará 5.000 euros. Su nuevo sueldo dejaría al mediocentro como el segundo jugador mejor pagado de la plantilla de Adrián Hernández

José Otón
JOSÉ OTÓN

El culebrón sobre el futuro de Armando podría estar llegando a su fin. El tiempo corre en su contra y, si hace solo dos días el acuerdo entre el club y el centrocampista para bajarse el sueldo parecía imposible, el viernes hubo un acercamiento que puede ser definitivo. Armando se ha perdido los dos primeros partidos de la pretemporada. Así, futbolistas como Juanra y Manolo le han comido el terreno y no puede permitirse estar ausente mañana en Mula ni el viernes en Bullas. Ambas partes se han emplazado para intentar solucionar hoy las desavenencias, y parece que así será.

Cabe recordar que Armando, gracias a su cercanía con Víctor Gálvez y su equipo de colaboradores, firmó la pasada campaña una renovación que le llevó a cobrar cerca de 82.000 euros anuales, uno de los salarios más altos del pasado curso, solo por detrás de futbolistas como Aquino, Jesús Alfaro y Hugo Álvarez. La nueva directiva obligó al murciano a bajarse el sueldo hasta los 55.000 euros, aunque, a cambio, el mediocentro también salió beneficiado: sus jefes eliminaron de su contrato una cláusula por la que podían despedir a Armando a cambio de una pequeña indemnización.

Ahora el club le ha pedido a Armando que pase a cobrar 50.000 euros anuales, 5.000 menos que actualmente. Armando seguiría siendo el segundo jugador mejor pagado del plantel (solo por detrás de Chumbi) a pesar de que en sus 5 años en el club ha engordado sus números particulares, pero no ha conseguido los objetivos deportivos marcados por la entidad. El hecho de no contar con ninguna oferta que se acerque a su sueldo como grana será clave.

Cebriá sigue enrocado

Con Curto el acuerdo no parece estar tan cercano. El delantero tarraconense podría decidirse esta semana. Si acepta, se bajaría el sueldo anual casi 7.000 euros y, como Armando, pasaría a ser, con 50.000 anuales, el segundo mejor pagado de la plantilla. El que parece más enrocado es el portero Quique Cebriá, que quiere la mitad de su contrato anual (cerca de 15.000 euros) para marcharse. El problema es que no tiene mercado en Segunda B y no ha querido aceptar una oferta del Mar Menor, de Tercera, que le pagaba casi lo mismo que debería recibir en el Real Murcia. Con Simón Ballester tampoco hay ningún avance claro.

El hijo de Julio Algar entrenará hoy con el primer equipo

Adrián Hernández contará a partir de hoy con un central más. Se trata de Julio Algar Torres, el hijo del actual director deportivo del club, que, tras rescindir con el equipo filial de la Cultural Leonesa, se ejercitará a las órdenes del entrenador murciano, que ya lo quiso fichar la pasada campaña para el Churra, de Tercera, y que ha avalado su llegada. La sesión tendrá lugar en el Campus de la Universidad de Murcia, a las nueve de la mañana. Algar destaca por su corpulencia y técnica.

Más