Julio Algar: «Ascendí con el Murcia y eso no se olvida»

Julio Algar, en su primera sesión de Cobatillas, ayer, observa el trabajo de sus nuevos futbolistas. / NACHO GARCíA/ AGM
Julio Algar, en su primera sesión de Cobatillas, ayer, observa el trabajo de sus nuevos futbolistas. / NACHO GARCíA/ AGM

El nuevo manager deportivo del club quiere futbolistas implicados y que «suden la camiseta»

José Otón
JOSÉ OTÓN

Julio Algar, el nuevo manager deportivo del Real Murcia, no puede olvidar el final de la temporada 1999-00, cuando consiguió el ascenso a Segunda con la camiseta grana. Fue precisamente en Granada, donde el domingo el madrileño hará su sueño realidad: dirigir a un Murcia para que para él no es un equipo más. Tampoco Algar es uno más para la directiva grana, que lo tenía en cartera desde hace meses: «Pensábamos desde hace tiempo en él para la dirección deportiva, pero ahora también pensamos que puede ayudarnos desde el banquillo hasta el final de temporada. Es un profesional preparado, que sabe mucho de fútbol y que conoce al Real Murcia, ya que llevamos un tiempo hablando con él. Conoce el grupo IV de Segunda B. Es una persona tranquila y con las ideas claras, que es el perfil que pensamos que puede venir bien para relanzar al equipo», dice Almela.

«Pensamos que es un profesional preparado, que conoce al equipo y que tiene las ideas muy claras», dice José María Almela, presidente de la entidad centenaria

Una parte de la directiva grana piensa en Algar como la persona idónea para construir un nuevo modelo deportivo que vaya acorde a la política económica impuesta por los nuevos directivos, encaminada a salvar al club grana de la desaparición. La primera partida la ganó Cordero, pero ahora le toca el turno a Algar: «Este es un reto importantísimo y muy ilusionante. No vengo de estar en mi casa y como loco por coger un trabajo, vengo de un gran club como la Cultural Leonesa, que no habría dejado si no me llama el Real Murcia. Estoy convencido de que podemos sacar esto hacia adelante», aseguró ayer el nuevo responsable deportivo del Real Murcia.

Para empezar, el primer reto de Algar será acabar con una racha negativa, que dura ya nueve semanas, y a la vez desbloquear a un vestuario que ha perdido la fuerza y confianza en su trabajo: «Es un vestuario normal. Son personas, son los primeros que quieren sacar esto adelante. El ambiente no es el más agradable. Hemos hablado y cuando hemos empezado a trabajar todo se ha normalizado. Son conscientes que hay mucha gente trabajando detrás de ellos», dice el madrileño.

«Después de trabajar en el Espanyol y el Barça, no me habían ofrecido venir al Murcia; ahora no podía decir que no»

Para Algar, el Murcia no es un equipo cualquiera: «No me lo pensé. Jugué aquí y ascendí con este club. Son sentimientos que me quedan como jugador. Mi hija nació aquí. Después de trabajar casi cinco años en el Espanyol y en el Barcelona, que son clubes importantes, no me habían dado la oportunidad en este club y ahora no podía decir que no al Real Murcia, esté mejor o peor. Si pensara que todo es un desastre no habría venido. La primera batalla va a ser la del domingo. Hay que arriesgar en la vida y no me arrepiento de haber venido aquí, pase lo que pase».

Aunque Julio Algar compaginará entrenar al primer equipo con la planificación deportiva del próximo año, tiene claro qué es lo primero: «Hay que mirar de reojo a la temporada que viene pero la prioridad es centrarse en esta campaña y en que el primer equipo vaya bien y consigamos ganar. Si descendemos, todo lo demás no vale para nada. Hay que tener mucha tranquilidad. Nos interesa el corto plazo, a la Liga le queda nada. Lo normal sería dedicarme la próxima temporada a ser el director deportivo pero esa decisión la tendrán que tomar los que mandan en el Real Murcia».

«La prioridad es lo que pase esta temporada; si descendemos lo demás no vale para nada»

Algar quiere lanzar un mensaje optimista: «Parecía que el equipo se iba a hundir, que iba a desaparecer. Se veía todo negro. No hay que ser tan pesimista, no hay que mirar para atrás, hay que ser más positivos. Hay mucha gente que está trabajando. Están los jugadores y entre todos hay que sacar todo para adelante», dice el madrileño, al que acompañará Roberto Martínez, que será su segundo y que ya le acompañó en el Lorca y en el San Sebastián de los Reyes.

Trabajo ante todo

El nuevo entrenador del Real Murcia no quiere dar detalles de cómo jugará su equipo: «El estilo de juego se basa en que todos los jugadores del Murcia sean conscientes de dónde está el club. Hay que darlo todo para que la gente que salga de la Nueva Condomina vea que su equipo ha trabajado, sea cual sea el resultado. La camiseta hay que sudarla».

«Son personas, son los primeros que quieren sacar esto adelante. El ambiente no es el más agradable posible»

Algar quiere que la cantera grana vuelva a ser una de las más importantes de España: «Es triste ver como jugadores muy buenos se van a clubes de fuera. Hay que cambiar la tendencia. Tenemos que conseguir que para los niños su referencia sea jugar en la Nueva Condomina y en el equipo de la tierra».

«No hay que ser tan pesimista ni hay que mirar para atrás. Hay que ser más positivos; entre todos hay que sacar esto adelante»

Para el nuevo manager deportivo del club grana «mucha gente habla de la cantera pero muy pocos equipos apuestan por ella. Muchos lo hacen por obligación. Cada cosa irá a su tiempo, pero de momento lo importante es el primer equipo». Ayer arrancó la 'era Algar', un entrenador que para muchos consejeros es la primera piedra del que será el nuevo modelo deportivo de una entidad que se ha acostumbrado a devorar entrenadores y directores deportivos y que ya está saciada.

Más