Real Murcia

El Ayuntamiento de Murcia asumirá los gastos corrientes de la Nueva Condomina

Imagen de una grada del estadio Nueva Condomina. /Javier Carrión / AGM
Imagen de una grada del estadio Nueva Condomina. / Javier Carrión / AGM

El club se encargará únicamente a partir de ahora del mantenimiento del césped. El resto de facturas del estadio correrán a cargo de las arcas municipales

ALBERTO GÓMEZ y LA VERDAD

La Comisión de Pleno de Infraestructuras, Hacienda y Asuntos Generales celebrada este jueves acordó la modificación del convenio entre el Ayuntamiento y el Real Murcia para la cesión de uso de la Nueva Condomina. Así, el Consistorio se hará cargo de los gastos corrientes de agua, gas, electricidad, seguridad y limpieza, entre otras, del estadio, mientras que el club correrá con el mantenimiento del césped, encargado a la empresa Royalverd. El acuerdo debe ser ratificado este próximo martes en el Pleno del Ayuntamiento.

Entre las obligaciones del Real Murcia CF se establece mantener en buen estado de uso y conservación el inmueble así como todas sus instalaciones, realizando a su cargo cuantos trabajos sean necesarios para la conservación, reparación y reposición de todos los elementos para su normal uso, incluido el césped del terreno de juego y cumplir la legislación vigente en materia de espectáculos públicos, prevención de violencia en el fútbol y demás normativa obligatoria en relación con los acontecimientos deportivos que se desarrollarán en La Condomina

Además, tendrán que solicitar autorización expresa previa del Ayuntamiento para la realización de obras que excedan de la mera conservación, que puedan afectar a la distribución interior, a elementos estructurales o que comporten alguna modificación.

Por su parte el Ayuntamiento de Murcia asumirá el mantenimiento técnico de las instalaciones de centro de transformación, instalación eléctrica de baja tensión, grupos electrógenos, instalaciones de agua caliente sanitaria, agua fría de consumo humano y riego, instalaciones de protección contra incendios, aparatos elevadores e instalaciones térmicas.

La cesión del uso comporta el derecho de explotación publicitaria en el interior y exterior del recinto, incluida la estática, televisiva, radiofónica o de cualquier otra índole, quedando prohibida la cesión, por medio de cualquier título o arriendo a terceros de los derechos reconocidos en el presente acuerdo, salvo los de explotación publicitaria antes reconocidos, o el arriendo de aquellos elementos o dependencias que sean susceptibles de explotación comercial ligada a la actividad deportiva, tales como actividades propias de restauración o tiendas oficiales de productos del Real Murcia. Se podrá destinar a usos de museo del club, gimnasio o clínica deportiva, el espacio de Oficina, con una superficie de 1.328,90 m2.

El Real Murcia CF podrá explotar comercialmente la instalación para usos no deportivos de fútbol, tales como competiciones de otros deportes, espectáculos musicales, mítines políticos, asambleas de organizaciones civiles, religiosas o de cualquier otra naturaleza, mientras se acredite la contratación del seguro de responsabilidad civil correspondiente y daños a terceros para cada evento.

Otra de las cláusulas recoge que una Comisión Técnica formada por responsables del Ayuntamiento y del club determinará las condiciones en las que deben de llevarse a cabo la utilización del estadio para acontecimientos, espectáculos o eventos distintos a los estrictamente deportivos de fútbol. En el supuesto de que el evento genere ingresos de índole económica, estos se destinarán al abono de los gastos destinados al mantenimiento ordinario del estadio por parte del Real Murcia CF y otros gastos del club debidamente acreditados.

Asimismo el club podrá modificar el nombre del Estadio de Fútbol Nueva Condomina por una denominación comercial siempre que lleve el nombre de Murcia o Nueva Condomina como añadido.

No se podrá hacer publicidad de marcas y/o empresas que atenten contra la dignidad humana, ni que den a entender o provocar actividades xenófobas, sexistas o intolerantes.

El Pleno del próximo martes tendrá que aprobar estas modificaciones del convenio