El Ayuntamiento y el Murcia se dan la mano

Reunión del concejal Felipe Coello con representantes de la Plataforma de Ayuda al Real Murcia, celebrada ayer en el Palacio de los Deportes. / javier carrión / agm
Reunión del concejal Felipe Coello con representantes de la Plataforma de Ayuda al Real Murcia, celebrada ayer en el Palacio de los Deportes. / javier carrión / agm

El club grana y el Consistorio sientan las bases para la firma de un convenio que reducirá en más de medio millón de euros los gastos anuales del equipo de fútbol

ALBERTO GÓMEZ

Las relaciones entre el Ayuntamiento y el Real Murcia pasan por un buen momento. Prueba de ello es el encuentro que mantuvieron ayer ambas partes en la oficina que tiene en el Palacio la concejalía de Deportes. Por petición del equipo de gobierno local, el edil Felipe Coello recibió al vicepresidente del club grana, Gabriel Sánchez Torregrosa, y a representantes de la Plataforma de Ayuda al Real Murcia (Parmu). A la cita de ayer en el Palacio también acudió Mario Gómez, concejal del grupo municipal de Ciudadanos.

El objetivo de la reunión fue el de asentar las bases para la futura firma de un convenio entre el Ayuntamiento y el Real Murcia, cuestión que quedó cerrada. El siguiente paso está previsto que lo de el club grana la semana que viene. Sus responsables tendrán que presentar un documento oficial que recoja de forma expresa y detallada los contenidos del futuro convenio. Lo que se pretende es dar forma a un acuerdo bilateral en el que quedará claro el derecho de los pimentoneros el uso del estadio Nueva Condomina. Hasta la fecha, esa cuestión venía recogida en un documento de cesión de uso, en cuya elaboración no intervino para nada el conjunto murciano.

El escrito que elabore el Murcia será examinado por los servicios jurídicos del Ayuntamiento para que todo se ajuste a la legalidad. El Consistorio también quiere salir beneficiado de esta jugada. En opinión del concejal Coello, «la Nueva Condomina está infrautilizada. Se puede usar para mucho más que para acoger partidos de fútbol de Segunda B». La intención del equipo murcianista es que los gastos de mantenimiento del estadio corran por cuenta del Ayuntamiento, algo que también sucede en otras ciudades como, por ejemplo, Almería, donde el campo de los Juegos del Mediterráneo lo mantiene el Consistorio de la ciudad, con la salvedad del cuidado del césped del terreno de juego.

Las claves

1
Que el Ayuntamiento asuma los gastos de mantenimiento de la Nueva Condomina
2
Prolongar la concesión del estadio en favor del equipo pimentonero
3
Disponer del nombre del estadio para poder explotarlo con fines publicitarios

Coello detalló que «la intención es qué espacios de la Nueva Condomina puedan ser usados por el Ayuntamiento y que el estadio se entienda como un centro de negocios que pueda explotar el Real Murcia». Los números que ha sacado el Consejo de Administración del equipo grana estiman que si el convenio sale adelante el equipo verá como se reducen en más de 500.000 euros los gastos anuales del club.

Seguridad, limpieza, luz y agua

La intención del Murcia es que las partidas destinadas a cuestiones como la seguridad, las tareas de limpieza, los recibos de luz, agua y gas, así como otros gastos de mantenimiento, los asuma a partir de ahora el Consistorio. «Con ello el club podrá destinar ese más de medio millón de euros a pagar a Hacienda y Seguridad Social», dijo Gabriel Torregrosa.

El Real Murcia confía en que los montantes destinados al mantenimiento de la Nueva Condomina aparezcan reflejados en los próximos presupuestos municipales del Ayuntamiento, correspondientes al ejercicio de 2019. Otro punto en el que los pimentoneros ponen el acento es en que se amplíe la concesión de la Nueva Condomina en favor del club grana. Cuando se construyó el estadio se estableció que el conjunto murcianista usaría la instalación de forma exclusiva durante los primeros cincuenta años.

Los consejeros murcianos introducirán en el documento que entreguen en los próximos días un punto que recoja que el club pueda hacer uso del nombre del estadio para explotar esta vía en búsqueda de nuevos ingresos publicitarios. «Existen conversaciones abiertas sobre el tema, pero no hay nada concreto sobre la mesa» explicó al respecto Gabriel Torregrosa. El Real Mallorca es uno de los equipos españoles que ha explorado esta posibilidad al ceder el nombre de su estadio a las firmas ONO e Iberostar.

El concejal de Ciudadanos Mario Gómez avanzó que «el contenido del convenio que se pretende firmar con el Murcia se pondrá en conocimiento del resto de grupos políticos para que puedan realizar sus aportaciones».

Torregrosa también detalló que desde el Consejo del Murcia se está trabajando en la próxima junta de accionistas. «Hemos pedido asesoramiento a clubes como el Eibar, que tiene más de 11.000 accionistas, para saber cómo organizaron ellos su libro de socios y sus juntas».

Más

 

Fotos

Vídeos