Otro balón de oxígeno para las arcas

Juanma Bravo en Cobatillas. / Vicente Vicens / AGM
Juanma Bravo en Cobatillas. / Vicente Vicens / AGM

El Real Murcia llega a un acuerdo con el Club Atlético Cerro, segundo máximo acreedor, al que le debe más de tres millones

SERGIO CONESAMurcia

El Real Murcia sigue jugando su particular 'playoff' de este verano, que está lejos del césped y muy ligado a los despachos. Y ahí los resultados sí están siendo satisfactorios como demuestra el anuncio ayer de un acuerdo con el Club Atlético Cerro, al que le debe una cantidad que supera los tres millones, lo que le convierte en el segundo máximo acreedor concursal. Solo el G-30, que aglutina equipos de la Liga que representa Javier Tebas, está por encima en la lista de acreedores ordinarios con una cifra cercana a los 4 millones. «Esto permite dar un paso de gigante en la viabilidad futura», indicaba ayer el comunicado del club sobre la importancia de este acuerdo.

La deuda con este club se debe al traspaso de jugadores uruguayos como el portero Fabián Carini en la temporada 2007-08, en la que el equipo grana jugaba en Primera y al frente del Cerro estaba el representante de futbolistas Paco Casal. Ya en 2016 el Real Murcia tuvo que luchar para llegar a un acuerdo con este empresario, condición que era necesaria para aplazar la deuda concursal ordinaria al completo y hacer una modificación al convenio con el apoyo de al menos el 60% de los acreedores del club pimentonero.

Los gestores económicos del Murcia, encabezados por Emilio García, Daniel Moreno y Paco Martínez Rivas, siguen luchando para hacer posible el sueño de evitar la liquidación el 31 diciembre. En esa fecha acaba el concurso de acreedores y el club grana intenta llegar en las mejores condiciones posibles mediante quitas y con nuevos pactos para evitar que algún acreedor pueda pedir la liquidación. Esta semana también han hecho oficial acuerdos con el Grupo Orenes, el restaurante Venta Alegría, Cespia Sport y futbolistas como Richi y De Lucas.

El club ha llegado a pactos esta semana con Grupo Orenes, Venta Alegría, Cespia Sport y los jugadores Richi y De Lucas

Juanma Bravo

El centrocampista de Cabezo de Torres seguirá de grana

Juanma Bravo y el Real Murcia estaban destinados a llegar a un acuerdo, como así ha sido. Tras semanas de negociaciones y de tira y afloja por ambos lados, el club anunció ayer que el centrocampista de Cabezo de Torres formará parte del proyecto para la próxima temporada dirigido por Adrián Hernández.

El futbolista ha conseguido un aumento en su salario, que era uno de los más bajos. Además, también el compromiso de tener más importancia en el equipo tras una temporada en la que ha contado con poco protagonismo y que ya comenzó con dificultades para él después de que los Gálvez quisieran venderlo a toda costa para sacar dinero. El Murcia, por su parte, ocupa una ficha sub-23 con un jugador que ha demostrado que puede tener una gran progresión y posee características para ser un futbolista habitual en el once. El jugador tiene contrato hasta 2021, pero su presencia en la Nueva Condomina la próxima temporada estaba en duda porque, para hacer valer la duración de ese contrato, tenía que jugar al menos 45 minutos en 15 partidos de Liga y solo lo hizo en 9.

«Viene un proyecto bonito con gente de la casa que tiene hambre de triunfos», asegura Juanma

La posible salida del futbolista murciano estaba sobre la mesa, conocedor de que, en caso de irse del equipo grana, podría tener opciones en canteras importantes. Sin embargo, el medio de Cabezo de Torres ha preferido seguir en Murcia y buscará contar con el peso en el equipo y el protagonismo que tuvo el curso anterior con José María Salmerón en el banquillo.

Con el técnico almeriense llegó a participar en 18 partidos como titular, a pesar de su juventud y que era su primera temporada completa en el primer equipo. En total ha jugado 53 partidos con la elástica grana y ha metido un gol. «Mi decisión ha sido quedarme aquí, yo confío en este proyecto», explicó ayer Juanma Bravo en los medios oficiales del club. «Este año va a ser un equipo joven y de gente de aquí. Quiero ayudar a los compañeros que vengan y seguir aprendiendo porque me queda mucho. Va a ser un proyecto bonito con gente de la casa y con hambre de triunfo, que va a querer ir a por todas en cada partido que juguemos», añadió el canterano.