Una carta que siembra más dudas

Víctor Gálvez, en la Junta del pasado 21 de junio. / G. Carrión / AGM
Víctor Gálvez, en la Junta del pasado 21 de junio. / G. Carrión / AGM

Víctor Gálvez se dirige al murcianismo de forma «sincera», pero no aclara dónde está el dinero de la campaña de abonos ni cuándo piensa hacer frente al pago de las nóminas pendientes

José Otón
JOSÉ OTÓN

El comunicado que emitió a mediodía de ayer el Real Murcia ha sembrado aún más dudas sobre la gestión de Víctor Gálvez al frente del conjunto grana. Lejos de aclarar cuál es la situación actual de las cuentas de la entidad centenaria, dónde han ido a parar los ingresos generados desde el pasado mes de abril hasta ahora y a cuánto ascienden los embargos y pagos que ha hecho el club. Los datos aportados, sesgados, han sembrado aún más incertidumbre a un entorno que comienza a estar muy nervioso.

El oriolano dice que la ampliación de capital «es la única salvación» para un Murcia al que no puede ingresar liquidez porque sus cuentas están embargadas

La nota, firmada por Víctor Gálvez, no hace alusión a si el empresario oriolano piensa pagar las dos nóminas (agosto y septiembre) que debe a sus futbolistas ni tampoco qué pasa con las cinco mensualidades atrasadas que arrastran la mayoría de sus empleados, circunstancia que mantiene a muchos de ellos en una situación personal crítica.

Al contrario que otras veces, el discurso de Gálvez está cargado de oscuranteces, excusas y ausencia de triunfalismo: «No se están teniendo en cuenta los riesgos personales y profesionales que estoy tomando a la hora de valorar el impago de la nómina que se debe a los jugadores. Yo no me he llevado un euro de este club; al contrario, lo único que he hecho es gestionar pagos, poner dinero de mi bolsillo y trabajar diariamente para sacar esto adelante», asegura. Eso sí, en la carta no hace una cuenta clara entre lo que ha puesto y lo que ha ingresado desde su llegada, obviando varias partidas en ambos sentidos. En ningún momento, como ha sido norma en los anteriores discursos de Gálvez y Toni Hernández, el oriolano hace alusión a los cerca de 2 millones de que aseguró haber puesto en el club grana desde abril de 2018.

Tres claves

Las cuentas del club
«No me he llevado nada de el Murcia, lo único que he hecho es gestionar pagos y poner dinero que es mío»
Impagos
«No se tienen en cuenta los riesgos que asumo a la hora de valorar el impago de la nómina a los jugadores»
Mala imagen
«No todo el mundo está dispuesto a publicitarse en un club con la situación en la que está el Real Murcia»

Gálvez dice que se dirige al murcianismo de una manera «cercana», manifestando que está esforzándose «al máximo» para que el club no desaparezca, un discurso diametralmente opuesto a los anteriores, cuando quiso fichar a Guti, contratar un tenor para la presentación del equipo de Herrero en la Nueva Condomina y cuando aseguró que en tres años vendrían al estadio grana «los mejores jugadores del mundo». La carta de ayer, en la que muestra impotencia, contrasta con lo que hizo el pasado verano: diseñar la plantilla más cara de Segunda B, con sueldos por encima de los 100.000 euros, cantidades desorbitadas para un club tan endeudado.

Disparidad de criterios

Gálvez dice que pagó 7 nóminas, pero salen 4

Asegura la nota que Gálvez se hizo cargo de las nóminas del primer equipo desde su llegada a la Nueva Condomina el pasado mes de abril, y que en total ha pagado 7, un dato que no cuadra con lo que dijo Toni Hernández el pasado 3 de junio en Popular Televisión, donde aseguró que las mensualidades desembolsadas por Gálvez en el anterior ejercicio fueron 4. Y es que Gálvez solo pudo pagar noviembre, diciembre, febrero y marzo, dado que enero lo pagó García de la Vega y los meses de abril, mayo y junio fueron denunciados ante la AFE por la casi totalidad de la plantilla y la mayoría de jugadores no han cobrado todavía. Este año la plantilla tiene dos nóminas pendientes (agosto y septiembre) y cinco la gran mayoría de empleados del club.

Entregar un pagaré no es pagar

Los que aplazaron los pagos no han cobrado

Gálvez considera que ha salvado el club en dos ocasiones. La primera, el 29 de junio «pagando» 453.000 euros. Esta cantidad es parte de los más de 600.000 euros denunciados por los futbolistas al terminar la temporada 2017-18. Lo que no especifica en la carta es si en estos 453.000 euros están incluidos los pagarés que entregó a la mayoría de los futbolistas que no siguieron y aceptaron aplazar, como Elady, Santi Jara, Pedro Martín y David Mateos, entre otros, y que a finales de septiembre se encontraron con que los pagarés recibidos no disponían de fondos. En este sentido tampoco hace alusión la nota a los 84.000 euros que el mismo 29 de junio le tuvo que prestar Francisco Tornel para hacer frente a la deuda de Pedro Orfila (58.825 euros) y Biel Ribas (30.445), que estuvo a punto de llevarse al club a Tercera División.

Al mismo tiempo, el actual presidente del Murcia afirma que entre el 21 y el 24 de agosto desembolsó 220.000 euros para poder inscribir jugadores, aunque no especifica a qué adjudicó dichos pagos.

Los abonos, casi intactos

La Agencia Tributaria se llevó 20.000 euros

En cuanto a los embargos, Gálvez reconoce que Hacienda le pegó un pellizco a la campaña de abonos de los peñistas, pero sin hacer mención a que solo fue de 20.000 euros de un total de 200.000 que recaudó este colectivo días antes de la llegada del requerimiento de la Agencia Tributaria. Lo demás lo hizo llegar al club grana antes de dicho embargo. Otra de las preguntas que se hace el murcianismo ha quedado sin respuesta: ¿Qué ha pasado con los otros casi 780.000 euros del resto de la campaña, y que Gálvez no aclara adónde han ido a parar? Un dato que podría hacer su gestión más transparente. Tampoco habla de que fue el Villarreal el que pagó cerca de 100.000 euros a un grupo de exempleados, ni qué ha pasado con otros ingresos llegados a la entidad murciana.

Seis meses desaprovechados

Con Hacienda, dos citas en dos semanas

Otra de las curiosidades de la carta de Gálvez es que reconoce dos reuniones con Hacienda en las dos últimas semanas, un hecho que se contradice con lo aireado por los dirigentes del club grana. Y es que, según los Gálvez y Toni Hernández, ambos mantenían reuniones casi con «carácter semanal» con el organismo recaudador desde que el 25 de abril, día en el que Víctor Gálvez interrumpió un desayuno con los medios para acudir, por primera vez en nombre del club, a la sede de Hacienda en la Gran Vía.

Un ingreso no realizado

Pagó a Víctor Basadre, aunque fuera de plazo

Gálvez saca pecho por haber solucionado el asunto del Betis de Valladolid y dice que ha abonado parte de las deudas con las empresas suministradores de energía y agua. Igual que alardea de los 36.000 euros que pagó a Víctor Basadre, aunque no menciona que hizo el pago el 29 de agosto y fuera de plazo, ya que esa deuda tenía que haber estado solventada el 24 de agosto. De hecho, el problema fue que el Real Murcia presentó un justificante de pago que no era real. Tampoco aclara qué pasa con los 50.000 euros que tiene bloqueados los derechos federativos del club murcianista.

«Si los impagos siguen, la situación será insostenible», dice Víctor Curto
Víctor Curto. / VICENTE VICÉNS/ AGM

Víctor Curto es uno de los capitanes y de los jugadores importantes de la plantilla. El tarraconense, que el pasado año apoyó públicamente a los Gálvez, ahora no se esconde y les pide que cumplan con sus obligaciones: «Los jugadores estamos muy unidos, trabajamos al cien por cien en cada entrenamiento y nos dejamos la vida en cada partido. Nosotros no podemos hacer más. La situación, tanto para los jugadores como para los empleados, comienza a ser complicada, algunos están llegando a su límite. Estamos esperando que los Gálvez den un paso adelante y cumplan con lo que vienen diciendo», dice.

Los futbolistas no quieren promesas y sí hechos: «Llega un momento en el que ya no queremos hablar de fechas puesto que no las cumplieron en su día. Estamos esperando que todos recibamos el dinero de la mensualidad». Por muy unido que esté el vestuario, la situación puede afectar a lo deportivo: «No ayuda. Si esto se prolonga en el tiempo la situación va a ser insostenible. Cada uno tiene sus problemas personales y cuando se agravan el humor no es el mismo. Sería una pena, tenemos un grupo humano y de calidad para hacer cosas importantes este año».

Los futbolistas de la plantilla grana tenían pensado hacer un comunicado público el pasado lunes, pero la Asociación de Futbolistas Profesionales les pidió, tras reunirse con ellos, que tengan paciencia. De hecho, algunos jugadores granas acudirán a actos organizados por el club y hablarán en rueda de prensa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos