El cartagenero sigue la estela de Chato González, Husillos y Sergio Fernández

PALLARÉS RIPALDA MURCIA

El Real Murcia ha recurrido a uno de sus exfutbolistas para que se haga cargo de la dirección deportiva, cargo que estaba vacante tras la marcha de Toni Hernández a primeros del pasado mes de noviembre. En los últimos veinte años esta es la cuarta vez que el Real Murcia se decanta por un exmurcianista para asumir esa función. Al flamante fichaje de Pedro Cordero le precedieron Eduardo 'Chato' González, Mario Husillos y Sergio Fernández.

Chato González, que en la temporada 1994-95 había entrenado al Real Murcia, regresó cuando Jesús Samper asumió la propiedad del club y lo convirtió en sociedad anónima deportiva. Durante el tiempo que estuvo en el club (1998-2002), en algunos momentos tuvo que alternar el cargo de director deportivo con el de entrenador de transición. Anteriormente, de 1968 a 1970, había jugado en el Real Murcia cedido por el Real Madrid. Mario Husillos, que de 1983 a 1985 jugó con el Real Murcia en Primera División. Fue repescado en la 2004-05 como director deportivo.

Estuvo dos campañas y también se tuvo que sentar eventualmente en el banquillo, como ocurrió tras la destitución de Manolo Preciado hasta que contrató a Juan Casuco. Tras su marcha pasó por el Málaga, Olympiacos y West Ham United, entidad en la que trabaja actualmente. Sergio Fernández, por último, cuando colgó las botas con el Real Murcia en la temporada 2009-10, recibió y aceptó una oferta de Jesús Samper para cumplir el año que le quedaba de contrato como director deportivo, en puesto de José Antonio García Franco.

Posteriormente, tras ascender al Real Murcia a Segunda División, Samper le ofreció la renovación, pero prefirió ir al Hércules, club al que había estado muy vinculado. Tras dejar Alicante, el Eibar y el Alavés, club en el que está actualmente, han sido sus destinos.

 

Fotos

Vídeos