Otra chapuza de Gálvez que soluciona Almela

Víctor Gálvez, su hijo Víctor Valentino, Roberto Cases y Toni Hernández. / vicente vicens / agm
Víctor Gálvez, su hijo Víctor Valentino, Roberto Cases y Toni Hernández. / vicente vicens / agm

El Murcia y Monje Carrillo pactan el pago pendiente de las fichas federativas de los 29 equipos de la cantera grana

José Otón
JOSÉ OTÓN

La directiva de José María Almela va superando un obstáculo tras otro de los muchos que dejaron los Gálvez por el camino. No encontraron ni un euro en las cuentas del club a su llegada. Encima de la mesa lo que había eran miles de facturas pendientes, aunque están encontrando una solución a cada problema. El último, la deuda de 67.000 euros con la Federación Murciana de Fútbol que dejó la anterior directiva por impago de las fichas federativas de los jóvenes canteranos de sus 29 equipos de base. Por eso, el Consejo al completo se plantó el pasado martes en el despacho de José Miguel Monje Carrillo, presidente de la Federación Murciana, para cerrar un acuerdo de pago inminente de esta deuda que tiene bloqueados los derechos federativos de la entidad centenaria.

El presidente de la Federación Murciana, a pesar del impago del oriolano, inscribió a las bases del club para no perjudicar a cerca de 400 jóvenes futbolistas

La deuda se generó el pasado verano, cuando Monje Carrillo se dejó llevar por las promesas de pago de los Gálvez. Pero con el paso de las semanas se encontró con un problema encima de la mesa: los gestores del Murcia no habían cumplido con su promesa de pagar pero, o inscribía a todos los equipos de las bases granas e intentaba cobrar después lo prometido por el empresario oriolano, o le tocaba castigar a centenares de padres y jugadores que ya habían pagado su cuota para que sus hijos militaran en la cantera grana. Si elegía el segundo camino, los más pequeños se convertirían en los grandes perjudicados de un lío que no habían provocado ellos y del que eran las víctimas.

El pago pendiente

67.000
euros es la cifra que el club grana ha acordado pagar a la Federación Murciana en los próximos días.

Es más, aunque el presidente de la Federación Murciana intentó presionar en el último momento a los Gálvez amenazando con no inscribir a dos equipos de categoría prebenjamín unos días antes de arrancar la competición, Monje Carrillo no tuvo más remedio que ceder otra vez e inscribir a los equipos más pequeños de un club castigado por sus propios dirigentes. No hubo forma de que los entonces gestores del club cumplieran con su obligación, a pesar de que en aquellas fechas la entidad grana estaba cerrando una campaña de abonados exitosa que dejó en caja cerca de 800.000 euros.

El equipo grana quiere jugar contra el filial del Sevilla el lunes 7 de enero

La directiva del Real Murcia va a solicitar a la Federación Española que su primer partido de 2019, que se corresponde con el último de la primera vuelta de la temporada, se dispute el lunes 7 de enero, a las 12 del mediodía. El Murcia aprobó solicitar este cambio de fecha, ya que el domingo 6 de enero, la prevista por el calendario, es la festividad de los Reyes Magos y que el día 7 también será festivo. El Sevilla tiene que autorizar el cambio.

El Murcia, pese a no cumplir con su obligación, como hicieron el resto de clubes de la Región, solo se quedó sin inscribir a Lucio Compagnucci, ya que la Federación Murciana paró definitivamente los pies al empresario oriolano bloqueando los derechos federativos del argentino. El centrocampista ha estado toda la primera vuelta sin jugar a la espera que se solucionara éste y otros problemas con sus papeles, una situación que Almela y sus compañeros en el Consejo y la Parmu van a arreglar, llegando a un acuerdo con el propio Monje Carrillo para hacer frente al pago pendiente en unos días, cuando el dinero de la ampliación de capital pueda ser utilizado por el club grana.

Cuota de 525 euros

Cabe recordar que cada joven que milita en la cantera grana está obligado a pagar 525 euros por toda la temporada y que buena parte de ellos paga la totalidad a principio del curso, aunque otros deciden abonarlo en dos fases o piden ayuda para fraccionarlo mes a mes. De estos 525 euros, una parte va destinada a pagar la ropa que reciben los jugadores a principio de temporada y otra a solventar gastos de la competición, entre los que se encuentra la ficha federativa que no pagaron los Gálvez. Para colmo, los canteranos del Murcia solo recibieron de los oriolanos la ropa de verano, quedando pendientes el chándal, la sudadera y la mochila con el logo del club.

Almela, la directiva y la Plataforma de Apoyo al club, que da por resuelto un asunto que ha manchado la imagen del Murcia ante el resto de equipos de la Región, aprovechó la visita a la Federación Murciana para pedir a Monje Carrillo que interceda por el actual Consejo ante la Federación Española, tras la amenaza de sanción por no ejecutar la sentencia del TAS, que les instaba a inscribir a Mauricio García de la Vega como máximo accionista de la entidad. La actual directiva insiste en declararse incompetente para hacer lo que les pide el gestor mexicano.

El Melilla, un líder que todavía no ha perdido como local esta temporada

El Real Murcia tiene un difícil compromiso antes de marcharse de vacaciones. Y es que el sábado (11.30 horas) le toca visitar al Melilla, junto al San Fernando, el mejor local de todo el grupo IV de Segunda B. El próximo rival de los granas ha sumado un total de 20 puntos en el estadio Álvarez Claro de los 24 que ha disputado en lo que va de campaña 2018-19.

De los ocho partidos celebrados en tierras norteafricanas, los de Luis Carrión han obtenido seis victorias y dos empates. De hecho, solo el UCAM de Pedro Munitis y el Villanovense, que se aprovechó del cansancio de los jugadores melillenses tras jugar la vuelta de la cuarta ronda de la Copa en el Bernabéu, han conseguido puntuar allí.

En febrero, nuevos dorsales

Por otro lado, el Murcia ha decidido que los jugadores del primer equipo podrán elegir número personalizado de dorsal, a partir del mes de febrero de 2019, después de que acabe el mercado invernal. Hace unas semanas la Federación Española publicó una norma con la que ya no obliga a los equipos de Segunda B a que la numeración de sus camisetas sea del 1 al 18, pudiendo elegir ahora cada jugador el numero que desea lucir durante toda la campaña.

Más