El club grana intentó aplazar el partido contra el Jumilla

Estado de la Nueva Condomina, este jueves. / Real Murcia
Estado de la Nueva Condomina, este jueves. / Real Murcia

La firma Royalverd garantizó, a pesar de que el césped está recién resembrado, que estará apto para la cita del próximo domingo

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Hay aspectos contra los que el Consejo de Administración grana no puede luchar. Uno de ellos es el tiempo que necesita cualquier terreno de juego para ser resembrado. Este trabajo, que debió acometer Víctor Gálvez el pasado mes de octubre, se realizó a finales de la pasada semana por la firma Royalverd, que no se puso manos a la obra hasta que el actual Consejo que lidera José María Almela le pagó parte de la deuda impagada por el empresario oriolano.

Además de arrancar contrarreloj, las lluvias de la semana pasada retrasaron aún más la resiembra, por lo que el aspecto del césped este miércoles era bastante arenoso y obligó a los dirigentes del Murcia a buscar alternativas. Sobre todo porque uno de los cuidadores de Royalverd aseguró al club que el césped no llegaría al domingo.

Almela y el resto de directivos plantearon varias soluciones: una pasaba por el cambio de orden de partido con el Jumilla, la segundo por jugar en el Cartagonova (el único campo de la Región que puede acoger a todos los socios del club grana) y la tercera suspender el choque. Ninguna se podía llevar a cabo. Más tarde los directivos plantearon retrasar el choque al miércoles 5 de diciembre o disputarlo en el Martínez Valero de Elche.

El ingeniero decide

El Murcia contactó con el Jumilla, que no cerró la puerta a ninguna posibilidad, aunque una llamada de un ingeniero de la firma catalana que cuida el césped lo cambio todo. Este profesional rectificó a su compañero y aseguró que el campo estará en condiciones para el domingo para el encuentro, que se jugará a las 12 horas, siempre y cuando no surja algún problema.

 

Fotos

Vídeos