El Consistorio atiende el SOS del Real Murcia

Peñistas del Real Murcia en los exteriores del estadio Nueva Condomina. / javier carrión / agm
Peñistas del Real Murcia en los exteriores del estadio Nueva Condomina. / javier carrión / agm

El equipo de gobierno asume el gasto corriente de la Nueva Condomina hasta que el club mejore su economía o llegue a Primera, a falta del visto bueno del Pleno

ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento ha acudido a la solicitud de auxilio que le trasladó el Real Murcia a finales de 2018. Los técnicos municipales han dado forma a una modificación del documento de cesión de uso de la Nueva Condomina que se firmó en 2009, año de construcción del estadio pimentonero. Finalmente se ha apostado por la fórmula de la adenda en lugar de por suscribir un convenio para que el equipo grana pueda seguir disfrutando del uso en exclusividad del recinto deportivo, como se acordó hace una década, durante los primeros 50 años de vida del campo.

Ayer se dio un paso decisivo para que el Consistorio murciano se implique en favor del Murcia con el visto bueno que la Comisión de Pleno de Infraestructuras, Hacienda y Asuntos Generales dio a las nuevas condiciones de uso de la Nueva Condomina que perfilaron en reuniones anteriores representantes del equipo de gobierno local y del grupo Ciudadanos con representantes del Real Murcia.

Aunque el asunto se podría haber ventilado en Junta de Gobierno, por petición expresa del alcalde, José Ballesta, el tema estará presente en el quinto punto del orden del día del pleno ordinario correspondiente al mes de marzo que se celebrará el próximo martes. En el apartado de Empleo, Derechos Sociales, Educación y Cultura, se abordará el nuevo escenario que persigue rebajar los gastos a los que hace frente en la actualidad el Murcia por jugar en un estadio como la Nueva Condomina. Al mismo tiempo, se ha ajustado un marco para que la instalación pueda reportar beneficios económicos al club grana por medio de la explotación comercial y publicitaria de determinadas zonas.

Las facturas de luz, agua, gas y seguridad suponen alrededor de medio millón de euros por temporada

Para ello, el Murcia tendrá la obligación de mantener el estadio en condiciones óptimas y cumplir con las preceptivas normativas vigentes en materias como los acontecimientos deportivos o los espectáculos públicos. El mantenimiento del césped del terreno de juego también correrá a cargo del equipo que ahora preside José María Almela. Estos trabajos los desarrolla actualmente la firma radicada en Gerona Royalverd, a la que la actual directiva ha abonado varios miles de euros que dejaron a deber los Gálvez.

En el supuesto de que desde el club se plantee la realización de alguna obra que vaya más allá de la conservación del campo, este deberá pedir autorización al Ayuntamiento para que dé el visto bueno, si se requiere la modificación de elementos estructurales o distribución interior del recinto.

El gasto corriente de la Nueva Condomina pasará a asumirlo el Ayuntamiento. Las facturas de luz, agua, gas y seguridad las soportarán las arcas municipales. Estos gastos presentan un volumen por temporada cercano al medio millón de euros.

Otra novedad importante que recoge el nuevo documento es que el Real Murcia tendrá vía libre para la explotación publicitaria tanto del interior como del exterior del estadio, lo que puede provocar un aumento considerable del número de anunciantes que decidan ligar su nombre al del primer equipo de la Región.

El club murcianista también tendrá a su disposición un espacio de oficinas que presenta una superficie de más de 1.300 metros cuadrados y en el que podrá albergar, por ejemplo, un museo, una clínica deportiva o un gimnasio.

Conciertos y mítines

De igual manera, el Ayuntamiento y el Murcia han acordado que el club pueda explotar comercialmente la Nueva Condomina dándole a la instalación un uso que trascienda de la práctica futbolística. Eso abre la puerta a la realización en el recinto de conciertos, mítines, asambleas y similares, siempre y cuando el evento se asegure debidamente en cuanto a responsabilidad civil y daños a terceros.

Los beneficios de estos usos tendrán como destino los gastos del mantenimiento ordinario del campo. Será una comisión técnica en la que habrá representantes del Ayuntamiento y del Murcia la encargada de fijar las condiciones exactas en las que se podrán celebrar en la Nueva Condomina este tipo de eventos.

El documento también permite al Murcia la explotación comercial del nombre del estadio, siempre que en la nueva nomenclatura esté presente o bien el nombre de Murcia o el de Nueva Condomina como añadido. Todas estas condiciones estarán vigentes hasta que el club pimentonero vuelva a Primera División o hasta que remonte en su situación económica.

El concejal de Deportes, Felipe Coello, declaró ayer que «espero que se apruebe por unanimidad en el pleno y que todos los grupos tomen la decisión de estar en la misma línea con este asunto». Por su parte, el secretario del Consejo de Administración del Murcia, el abogado Antonio Ruiz, comentó que «esperamos cerrar las negociaciones que se han venido realizando para poder ponerle nombre al estadio y con ello lograr ingresos por esa vía que permitan cerrar esta temporada e iniciar la siguiente de la mejor manera posible».

Más