La debilidad de los del furgón de cola, un alivio

Jugadores cabizbajos tras una derrota en una imagen de archivo. /N. García/ AGM
Jugadores cabizbajos tras una derrota en una imagen de archivo. / N. García/ AGM

Con 10 puntos menos en la segunda vuelta que en los mismos partidos de la primera, solo la fragilidad de los últimos mantiene alejado al Murcia del pozo

José Otón
JOSÉ OTÓN

El año 2019 se le está indigestando al Real Murcia. Después de mantener el tipo durante la primera parte de la temporada y tocar los puestos de 'playoff' durante algunas jornadas, el equipo grana se ha desmoronado con la llegada del nuevo año y los cambios producidos en el vestuario y en el banquillo desde la llegada de la nueva directiva. De hecho, mientras que en toda la primera vuelta el Real Murcia solo perdió 3 partidos de un total de 19, en la segunda ya ha sucumbido en 4, a pesar de que solo se han disputado 9 partidos hasta el momento.

Cuando el pasado 7 de enero acabó la primera vuelta de la competición, el equipo de Herrero solo había perdido en la jornada 11 ante el Recreativo Granada (0-1 en la Nueva Condomina), en el derbi ante el Cartagena disputado en el estadio grana el 18 de noviembre (1-2) y una semana más tarde en la visita a La Condomina, donde el UCAM se impuso 2-1 en el derbi capitalino. Entonces el Murcia era fiable atrás y la mejor defensa del grupo IV tras los 22 primeros partidos, en los que solo había recibido 12 goles.

Pero en la actual segunda vuelta el Murcia es distinto. En cuanto a partidos perdidos, si de los 19 primeros solo perdió 3, en los siguientes 9 ha perdido en Huelva (2-0), Ibiza (3-2), San Fernando (2-1) y Talavera de la Reina ( 1-0). En este tramo solo ha conseguido ganar uno (Sanluqueño) y ha empatado los otros cuatro (Villanovense, Badajoz, El Ejido y Marbella). Al mismo tiempo y, como consecuencia de su fragilidad, el equipo grana está sumando menos puntos que en la primera vuelta, donde a la altura de la jornada 9 los de Herrero habían agarrado ya 17 puntos, tras lograr 7 victorias y 9 empates. Ahora la cosecha es muy inferior, ya que ha sumado 10 puntos menos en los mismos partidos (7 de 27) que le han dejado en mitad de la tabla. Eso sí, que los cuatro equipos que ocupan puesto de descenso no hayan conseguido ni una solo victoria en las últimas 5 jornadas ha permitido a los granas no ver el abismo de cerca.

El equipo grana no sumaba ocho jornadas sin ganar desde la campaña 2013-14, cuando con Velázquez jugó el 'playoff' de ascenso

No pierde en casa

Al menos, el equipo grana no da su brazo a torcer en la Nueva Condomina. De hecho, en casa no pierde desde el 18 de noviembre, cuando fue sobrepasado por el Cartagena (1-2). En la segunda vuelta el conjunto grana no ha perdido como local (1 victoria y 3 empates), mientras que las últimas cinco derrotas que ha encajado se han producido lejos del estadio grana, donde muestra una imagen más resquebrajada y vulnerable. En la segunda vuelta ya ha encajado 8 goles en Huelva, Ibiza, San Fernando y Talavera de la Reina, su última salida.

Una cascada de números negativos y malas sensaciones que no se han llevado por delante a Javi Motos, un técnico que con 30 años se ha convertido en el tercero más joven en dirigir al equipo grana en los últimos 50 años, por detrás solo de Benigno Sánchez en 1999 y José Víctor Rodríguez en 1971. El Murcia, que el pasado domingo acumuló su octava jornada sin ganar, no firmaba una racha tan negativa desde la jornada 17 de la temporada 2013-14 en Segunda. Una campaña que, sin embargo, acabó con el equipo que entrenó Julio Velázquez peleando por ascender a Primera División en el 'playoff'.

Más allá de los puntos, las sensaciones tampoco son las mejores. El Murcia parece no saltar al césped con convicción en esta segunda vuelta. En Villanueva de la Serena mantuvo la puerta a cero en un mal partido, mientras que en el resto de salidas comenzó perdiendo desde los primeros momentos. En Huelva se fue al descanso con un 1-0 en contra, mientras que una semana más tarde, en Ibiza, acumuló un 2-0 de desventaja antes de los primeros cuarenta y cinco minutos. En San Fernando, tras dos jugadas desafortundas, también encajó dos goles y perdió por roja a Charlie Dean en la primera mitad, mientras que el pasado domingo, en Talavera, también comenzó perdiendo, síntoma de que es un equipo poco motivado.