Fútbol | Real Murcia

La decisión más difícil de Julio Algar

Algar y su hijo, en 2018; el primero dirgía al Sanse y el segundo jugaba en el Guijuelo. /Tribuna de Salamanca
Algar y su hijo, en 2018; el primero dirgía al Sanse y el segundo jugaba en el Guijuelo. / Tribuna de Salamanca

El director deportivo murcianista baraja fichar a su hijo para la defensa grana, pero tiene dudas. «La última palabra la tiene el entrenador; es una opción más de las muchas que tenemos encima de la mesa», dice el responsable técnico del Real Murcia

José Otón
JOSÉ OTÓN

Buen manejo de balón y gran cambio de orientación, además de desenvolverse bien en el juego aéreo. Su punto débil: la falta de agresividad. Son algunas de las virtudes y defectos que ha mostrado Julio Algar Torres, hijo del actual director deportivo del Murcia, en sus años de futbolista en varios equipos filiales y de Tercera. En Segunda B también ha jugado 10 partidos con el Guijuelo, equipo con el que ganó cuatro veces y con el que acabó la temporada en el puesto decimotercero. Su nombre está ahora encima de la mesa de la secretaría técnica grana y podría encajar con el perfil de futbolista que está llegando al club, aunque su fichaje no dejaría indiferente a la afición y tendría pros y contras. Sobre todo, por cómo afectará la presión a este joven de 22 años, un entrenador que debuta en Segunda B y un director deportivo que se examina en un cargo que nunca ha desempeñado.

Lo evidente es que sería una apuesta valiente de Julio Algar, que afirma que cuando ha tenido a su hijo cerca fue por la casualidad y no por su incidencia directa. De hecho, el técnico madrileño dice que cuando llegó a la secretaría técnica del Lorca FC, antes de dirigir al Tercera tras la marcha de Sergio Sánchez, su hijo ya había aterrizado en el club blanquiazul procedente del Hércules B, de Preferente. Meses después, cuando Algar padre relevó a Iñaki Alonso en el primer equipo de Xu Genbao, le abrió la puerta del primer equipo, llamándolo varias veces para entrenar, aunque no le hizo debutar. Seguramente, para que nadie entendiera que había un trato de favor aunque pudiera merecerlo. Dos años después, aunque separaron sus caminos con el cese del primero, se volvieron a encontrar. Julio Algar aterrizaba el pasado verano en el equipo de Liga Nacional Juvenil de la Cultural Leonesa y su hijo en el filial del cuadro castellano, aunque, según el director deportivo grana él no tuvo nada que ver en el asunto.

Sus datos

Personal
Julio Algar Torres. Nació el 23 de octubre de 1996 en Córdoba. Hijo de Julio Algar Pérez- Castilla, director deportivo grana.
Trayectoria
Comenzó en las bases del Real Murcia, para pasar después por el Levante, Rayo Vallecano, Getafe B y Hércules B. Después aterrizó en el Lorca B, Córdoba B, Guijuelo y Júpiter.
Situación contractual
Tiene un año más de contrato con el filial de la Cultural Leonesa. El pasado mes de enero ya estuvo cerca de recalar en la entidad murciana.

Julio Algar Torres es un central nacido en Córdoba, que cumplió su última temporada como sub-23 en León. Con solo 22 años ya es un trotamundos. En su perfil de Instagram se le puede ver con la camiseta de la cantera del Murcia, con la del Levante, el Rayo Vallecano y el Getafe. También militó en el equipo de Preferente del Hércules, en el filial del Lorca FC y más tarde hizo la pretemporada con el segundo equipo del Córdoba que iba a militar en Segunda B. Pero fue cedido al Guijuelo, donde tuvo su experiencia más profesional. La pasada campaña se volvió a cambiar al Júpiter leonés y ahora podría volver a encontrarse con su padre en el Murcia.

«Si se produjera su llegada, sería fruto de la decisión de la secretaría técnica en la que Adrián Hernández tendría la última palabra. Es un nombre más de los muchos que tenemos encima de la mesa. En el pasado mes de diciembre ya pudo venir al Murcia y no estaba yo dentro del club», asegura Julio Algar, director deportivo de la entidad centenaria. La decisión se tomará en los próximos días, aunque en caso de ser a favor de su llegada, el futbolista tendrá que resolver el año de contrato que tiene aún con el equipo leonés.

Un tema siempre espinoso

Que padre e hijo coincidan en un mismo equipo no es demasiado habitual en el fútbol español, aunque ha sucedido con algunos jugadores cuyos progenitores eran muy famosos. Como por ejemplo Jordi Cruyff, un futbolista que quizás no fue valorado lo suficiente por la grandeza de su padre. Llegó a la cantera del Barça con 14 años y aunque su calidad estaba fuera de toda duda, siempre fue mirado con recelo por el aficionado barcelonista. Debutó el primer equipo del Barça en la campaña 1994-95, aunque coincidió con el declive de uno de los mejores equipos de la historia blaugrana. Tras el adiós de su padre en 1996, el hijo de Cruyff también hizo las maletas para jugar en el Manchester United.

El de Míchel, histórico jugador del Real Madrid, y su hijo Adrián González es otro caso polémico. Ambos se criaron en la cantera blanca. Adrián coincidió con su padre, cuando entrenó al Real Madrid Castilla. Con él fue titular la temporada 2006-07, una de las más regulares de su carrera. Después separaron sus caminos hasta que volvieron a coincidir en el Getafe, aunque la relación de ambos con el entorno fue tormentosa. De hecho, Adrián tuvo que cambiar de aires: «Que no siguiera a pesar de tener contrato en vigor ha sido decisión del presidente. Yo no puedo entrar a valorar, sólo respetar su decisión», dijo entonces Míchel. Hasta que en la campaña 2017-18 volvieron a coincidir en Málaga, aunque también rodeados de comentarios que dejaban a Adrián en mal lugar.

El caso más reciente es el de Zidane, entrenador del Real Madrid, y su hijo Luca. Muchos acusan al francés de querer echar a Keylor Navas para dar entrada a su hijo en el primer equipo blanco: «No es justo. No porque sea mi hijo. Es un jugador que lleva muchos años aquí y ha demostrado que es un guardameta de alto nivel. Yo no he pedido que sea el segundo portero la próxima temporada. Lo que pasa es que da la casualidad de que es mi hijo», dice Zidane padre, que no está libre de sospechas, a pesar de haber ganado tres Copas de Europa como técnico merengue.

En el Real Murcia apenas hay casos parecidos. Recientemente solo el de Daniel Toribio Aquino y su hijo, que coincidieron en el club grana desde 2008 en adelante. La diferencia fue que mientras el primero volvía para entrenar al juvenil, el segundo se afianzaba en el primer equipo murciano con Javier Clemente.

Otros casos

Coincidieron en el primer equipo culé desde 1994 a 1996, en pleno declive del Barça del 'Dream Team'. Johan y Jordi Cruyff en el Barcelona

Coincidieron en tres equipos, aunque la polémica y los detractores siempre les han acompañado. Míchel y Adrián González en el Castilla, Getafe y Málaga

Uno de los grandes debates existentes en el equipo blanco, a pesar de las 'Champions' del francés. Zidane y Luca Zidane en el Real Madrid

Coincidieron de granas en 2008. El primero como técnico del juvenil y el segundo en el primer equipo. Aquino y Dani Aquino Pintos en Real Murcia

Más