Deseado Flores renuncia a su cargo de consejero delegado

A. GÓMEZMURCIA

Deseado Flores no seguirá siendo el consejero delegado del Real Murcia. El empresario manchego presentó su renuncia el miércoles por la noche, después de que Mauricio García De la Vega se convirtiera de manera oficial en el nuevo dueño del club. Flores desembarcó en el equipo pimentonero en diciembre de 2016 formando parte del equipo de Raúl Moro Martín. Durante la etapa del empresario extremeño como presidente desempeñó las funciones de director deportivo y consejero delegado.

En los últimos 13 meses Deseado cerró la contratación de 34 futbolistas para el Murcia. En el mismo periodo desfilaron por el banquillo de los granas cinco inquilinos: Paco García, Vicente Mir, Manolo Sanlúcar, Víctor Basadre y José María Salmerón. Durante el último mercado de fichajes veraniego ofreció contratos muy suculentos que atrajeron hasta la Nueva Condomina a futbolistas que venían de jugar en Segunda, como Álex Ortiz, Biel Ribas, Pedro Orfila, Fede Vega o Pedro Martín. Sin embargo, las elevadas nóminas y la delicada situación económica del Murcia provocó la salida en enero de Vega, Ortiz, Fernando Llorente y Salva Chamorro.

La llegada de Mauricio García supuso el aterrizaje de Pedro Gómez Carmona, uno de los hombres de confianza del mexicano, que fue nombrado director de fútbol de la entidad. Deseado Flores fue perdiendo poder en el club grana hasta que finalmente ha decidido dimitir como consejero delegado. Sin embargo, el albaceteño no ve con malos ojos la opción de seguir en el Consejo de Administración. Esta es una cuestión que se resolverá en la reunión de la Junta General de Accionistas del próximo 11 de abril. Parte de las funciones de Deseado Flores las está asumiendo el consejero Gabriel Torregrosa.

 

Fotos

Vídeos