Fútbol

El Consejo justifica la salida de Torregrosa

La directiva del Real Murcia, en la rueda de prensa de este viernes. /Edu Botella / AGM
La directiva del Real Murcia, en la rueda de prensa de este viernes. / Edu Botella / AGM

Tornel: «No es moral que pidamos condonar la deuda a los acreedores y un consejero se niegue a hacerlo»

ALBERTO GÓMEZ

La plana mayor de la directiva del Real Murcia ofreció ayer explicaciones acerca de la marcha del Consejo de Administración del club del abogado Gabriel Sánchez Torregrosa, quien el jueves comunicó al resto de consejeros con un tuit su intención de abandonar el máximo órgano de control del club. Ayer no hubo contactos entre las partes y el consejero delegado, Francisco Miró, puntualizó en una rueda de prensa para explicar el movimiento que «todavía no nos ha comunicado de forma fehaciente su dimisión».

El único sustituto posible de Torregrosa en el Consejo grana es el periodista Enrique Baeza, que fue designado como consejero suplente en la celebración de la última junta de accionistas de la entidad.

Torregrosa abandona el Murcia por la falta de acuerdo con los consejeros sobre la gestión que está realizando de la deuda de la sociedad grana que adquirió en verano y que asciende a 6 millones contando con los intereses. Esta deuda pertenece a las empresas Gestora Deportiva Murciana y Desarrollos Nueva Condomina, ambas propiedad de Jesús Samper, expresidente grana fallecido en 2015.

El vicepresidente Tornel explicó que «hay que dar ejemplo por el reconvenio para que podamos rebajar deuda». El reconvenio de acreedores del Murcia, aprobado en octubre de 2016, expira el 31 de diciembre de este año, fecha límite para que el club haga frente a los 14,9 millones que engloba su deuda concursal.

Por el mismo precio

Por eso, los actuales gestores del club se encuentran entablando negociaciones con acreedores. Buscan quites, en algunos casos, de hasta el 90 por ciento del total de la deuda. En los próximos días desde el Consejo confían en poder anunciar los primeros acuerdos en este sentido. Al respecto, Francisco Miró detalló que «la deuda concursal de mayor importe que tiene el Murcia en estos momentos entre sus acreedores comunes es la de Torregrosa». Por ello, Tornel apuntó que «no es un ejemplo moral que pidamos condonar la deuda a nuestros acreedores y un consejero se niegue». El vicepresidente señaló que «hemos estado tres meses esperando una contestación de Gabriel Sánchez a la propuesta que le trasladamos desde el club». Dicha oferta buscaba que el abogado murciano vendiera el total de su deuda por el mismo precio que abonó para su adquisición, una cantidad que oscila entre los 1.000 y los 3.000 euros. Miró precisó que «no se ha buscado ni una donación ni una cesión gratuita».

El planteamiento inicial de Torregrosa, según el letrado, fue que la deuda que controlaba se convirtiera en acciones en una futura ampliación de capital. Sin embargo, desde la comisión económica de la Parmu son más partidarios de que la deuda de Torregrosa sea condonada. Con el reconvenio de acreedores en el horizonte, la cuerda que unía a Gabriel Sánchez con el resto de consejeros terminó por romperse en la reunión del Consejo de esta semana.

Por otra parte, Miró afirmó que la formulación de cuentas por parte del Murcia se celebrará próximamente, pero para ello antes deben conocer el detalle de las mismas y, después, auditarse. El Murcia continúa en causa de disolución y para afrontar esta situación en el club no se descarta la convocatoria de una nueva ampliación de capital, aunque Miró matizó que «es una cuestión que se considerará, pero venimos de hacer otra muy próxima y no sabemos si el movimiento social del club está en disposición de afrontar otra».

Herrero: «Estoy bien, sé en el mundo en el que me muevo»

El partido de mañana contra El Ejido puede condicionar mucho el futuro de Manolo Herrero como entrenador del Real Murcia. Sin embargo, el técnico grana se mostró ayer pausado y tranquilo. Comentó que «a mí no me afecta lo que diga el presidente. Yo estoy bien, igual que siempre. Sé en el mundo en el que me muevo». El preparador andaluz no se mostró convencido de que puedan venir más fichajes de entre los jugadores que están en el paro. «No pienso en eso porque cada día lo veo más difícil. Si viene alguien fuera de forma sería un gasto de dinero que no ayudaría, pero si el club lo ve factible y trae un refuerzo para sumar, yo lo veré perfecto». Herrero contará mañana con las bajas por lesión de Chumbi y Miñano y la duda de Curto. El delantero no podrá ser titular.