El Murcia no brilla, pero agarra con fuerza el 'playoff'

Elady avanza con el balón ante la presión de un defensor./Guillermo Carrión / AGM
Elady avanza con el balón ante la presión de un defensor. / Guillermo Carrión / AGM

El equipo de Salmerón, que hizo lo justo para llevarse los tres puntos, se aprovecha de los empates de sus perseguidores y de los resbalones de Extremadura, Marbella y Cartagena para acercarse más a la cabeza

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Salmerón no engaña a nadie, no se pone ninguna careta para intentar representar lo que no es. Para el técnico almeriense el resultado final justifica los medios para conseguirlo y ayer quedó más que demostrado. Su equipo, un Real Murcia que llegaba a la Nueva Condomina después de ganar crédito ante el Marbella hace una semana, fue más práctico que vistoso y no tuvo pudor a la hora de defender en su propio estadio ni en su propia área, encerrado por un rival de la zona baja que tuvo el balón, atrevimiento y la posesión, pero no la misma pegada que el Murcia. El técnico grana no engaña a nadie y antepuso el resultado a jugar a tumba abierta, a sacar un once más ofensivo que el de la pasada jornada, a pesar de que tuviera una cuenta pendiente con su afición, que apenas ha disfrutado de un buen partido en casa en los dos últimos meses.

2 Real Murcia

Biel Ribas, Pedro Orfila, David Mateos, Charlie Dean, Forniés, David Sánchez (Jordan Domínguez, min. 64), Armando, Juanma Bravo, Santi Jara (Fran Carnicer, min. 83), Pedro Martín (Elady, min. 45) y Chrisantus.

1 San Fernando

David Ramírez, Gabi Ramos, Zamora, Lolo Guerrero, Nano, Pedro Ríos, Theo, Galindo (Jacobo, min. 72), Casares (Óscar Martín, min. 57), Carri y Ureba (Pau Franch, min. 53).

Goles:
1-0, min. 13, Chrisantus. 2-0, min. 79, Jordan Domínguez. 2-1, m. 85, Pedro Ríos.
Árbitro:
Carbonell Hernández (Comité Valenciano). Auxiliado en las bandas por Avella Escoto y Estévez Fernández. Mostraron tarjetas amarillas a Pedro Martín, Lolo Guerrero, Pedro Orfila, Elady y Nano.
Incidencias:
Estadio Nueva Condomina, jornada 29 en el Campeonato Nacional de Liga en el grupo IV de Segunda División B.
El público:
5.990 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Murcia, con apuros, se llevó la victoria ante un San Fernando valiente que mandó en la Nueva Condomina ante un equipo, el de Salmerón, que le cedió la iniciativa y la posesión pero que logra dar un paso más en su pelea por jugar el ‘playoff’ y que es uno de los grandes beneficiados de la jornada. Es un guion que se ha repetido más veces esta temporada y que otras veces también acabó con la victoria grana, aunque no con un botín tan suculento. A falta de nueve jornadas para el final, el Murcia recortó distancias con el Marbella y el Cartagena, a los que tiene a siete puntos, y también respecto al Extremadura, del que solo le separa un punto. Además, los empates del Granada B, el Linense y el UCAM favorecen a los granas, que pegan un acelerón y se sitúan en una posición aventajada para jugar las eliminatorias de ascenso a Segunda.

Salmerón tiró del mismo once que la semana pasada en Marbella, con un centro del campo defensivo, con David Sánchez por delante de los centrales y Juanma Bravo y Armando más adelantados. Un modelo que funcionó bien ante el Marbella y que el entrenador del Murcia quiso probar en la Nueva Condomina, a pesar de la diferencia de escenarios. Y las sensaciones fueron diferentes, el Murcia no pareció tan inmenso, a pesar de tener el choque controlado hasta el final. Incluso, estuvo a merced de su rival. Estuvo ordenado, pero era incapaz de dibujar una jugada de ataque que no fuera un contragolpe fugaz y vertical.

El mejor Armando

Los primeros minutos de partido en la Nueva Condomina despejaron todas las dudas: el Murcia apostaba por el partido de siempre. El San Fernando estuvo suelto, tuvo el balón e hizo trabajar a Biel Ribas a los cinco minutos de juego con un disparo de Carri que desvió a saque de esquina el portero balear. También el arranque del choque dejó grandes minutos del mejor Armando de la temporada, que al cuarto de hora de juego sirvió un centro medido a Chrisantus para que el nigeriano, en una posición inmejorable, consiguiera su tercer gol como grana en menos de trescientos minutos con la camiseta grana. La hoja de ruta de Salmerón se cumplía a la perfección: por delante en el marcador y con el San Fernando obligado a ir más al ataque.

Con menos posesión, el Murcia de Salmerón fue más práctico y efectivo que su rival, que llegó con disparos lejanos y con poco veneno de Casares, Carri y Galindo. Fue el Murcia, en las botas de Forniés, el que pudo hacer el segundo gol del partido en una jugada personal de Forniés en la que cruzó demasiado el balón. El equipo grana, pese a lo positivo de un resultado que le permitía conservar la cuarta plaza, se fue al descanso embotellado y anestesiado por un rival que luchaba por alejarse del descenso y que hizo al Murcia replegarse y meterse muy atrás.

Los diez primeros minutos de la segunda mitad fueron un calco de los finales del primer acto, con un San Fernando dominador, que no dejó que el Murcia se acercara a su área. Casares buscó el empate con un disparo potente que se fue cerca del palo de la portería grana. Poco a poco el Murcia salió del atasco gracias, sobre todo, a un Elady que había saltado al césped en el puesto de Pedro Martín. Al extremo jienense le siguieron Juanma Bravo y Armando, que se probó con otro disparo lejano. Pero no era suficiente, sobre todo para un candidato al ‘playoff’ que tenía una oportunidad de oro para recortar distancia respecto a equipos de arriba como el Cartagena y el Extremadura. Salmerón necesitaba rematar la faena y buscar el 2-0 para que nadie pudiera acusarle de ser un técnico reservón.

Estuvo cerca de conseguirlo, a pesar de que el juego de su equipo era gris, en un contragolpe que dirigió Santi Jara y que tras pasar por las botas de Chrisantus acabó con una mano a mano de Elady contra David Ramírez que el jienense mandó a las nubes. Hasta que el equipo grana se soltó la melena definitivamente y fue a por la victoria. Primero fue Elady y después Santi Jara los que tuvieron ocasiones claras, hasta que llegó la jugada individual de Jordan Domínguez que batió a Ramírez con un disparo pegado al palo que premiaba el arrojo de los locales. Pero como si fuera el destino del equipo de Salmerón, apareció Pedro Ríos para, en una jugada individual, batir a Biel Ribas y meter el miedo a la Nueva Condomina. La grada sufrió hasta el final pero el Murcia acaba la jornada más instalado en el ‘playoff’ y más cerca de un liderato al que, por historia, no puede renunciar.

Más

 

Fotos

Vídeos