Fútbol | Segunda B

Otro resbalón inesperado en la Nueva Condomina

El jugador del Real Murcia, Dani Aquino, en un lance del partido./Vicente Vicéns / AGM
El jugador del Real Murcia, Dani Aquino, en un lance del partido. / Vicente Vicéns / AGM

Un gol de José Ruiz en propia puerta con el tiempo cumplido empaña el partido de un Murcia que disfrutó de grandes ocasiones de gol pero que no fue un muro en defensa

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Real Murcia hizo un buen partido, pero el San Fernando no tuvo miedo y buscó desde el principio sacar algo positivo de la Nueva Condomina. Aunque el equipo grana, a la larga, creó más ocasiones claras que su rival, el conjunto gaditano, con un presupuesto infinitamente menor, plantó cara al máximo candidato del grupo IV para quedar primero al final de Liga y mereció el punto que finalmente se llevó. Sobre todo porque los de Herrero no fueron el equipo tan fiable en defensa como en jornadas atrás y porque los murcianos volvieron a necesitar demasiadas ocasiones para marcar un tanto, el punto débil del Murcia esta campaña.

1 Real Murcia

Ian Mackay, José Ruiz, Hugo Álvarez, Charlie Dean, Forniés, Sergi Maestre, Álex Corredera (Armando, min. 85), Héber Pena (Josema, min. 73), Jesús Alfaro, Dani Aquino y Víctor Curto (Manel Martínez, min. 81).

1 San Fernando

Rubén Gálvez, Gabi Ramos, Oca, Lolo Guerrero, Diego Simón, Raúl Palma, Bruno Herrero (Mario Ramírez, min. 61), Pablo Sánchez, Carri (Jacobo, min. 75), Sergio Romero (Torres, min. 65) y Pau Franch.

Goles:
1-0, min. 60, Víctor Curto. 1-1, min. 90, José Ruiz en propia puerta.
Árbitro:
Luis Collado López (Comité Manchego). Auxiliado por Grande Rabadán y Marchante Flores. Mostró tarjetas amarillas a Raúl Palma, Hugo Álvarez, Víctor Curto y José Ruiz.
Incidencias:
Estadio Municipal Nueva Condomina, césped en buen estado a pesar de que presentó algunas calvas en la zona de las áreas. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José Serna Casas, abonado número 28 del conjunto grana. Víctor Gálvez, presidente del equipo grana, presidió el choque junto a los representantes del San Fernando.
El público
10.003 espectadores en la Nueva Condomina.

El equipo de Herrero, en definitiva, no se sintió completamente suelto en todo el choque. Ni con el balón en los pies ni sin él. Ni fue un equipo dominador ni un muro defensivo. Además no supo matar el choque cuando se adelantó en el marcador e invitó al San Fernando a llevarse un punto de un estadio que solo ha saboreado una victoria de cuatro partidos. No es un tropezón importante porque aún queda mucha Liga por delante, pero los granas deben apretar un poco más en lo deportivo. Eso sí, seguro que una parte de este empate que deja mal sabor a la afición y al equipo grana tiene que ver con todos los asuntos extradeportivos y de impagos protagonizados por los Gálvez y que pueden condenar a un equipo que pinta bien.

El Real Murcia arrancó con ímpetu en los primeros minutos. Aquino buscó en profundidad a Alfaro, pero el sevillano no encontró a ningún rematador. Pero después fue el equipo gaditano el que creó las ocasiones más claras. Primero una que llegó gracias a un centro de Diego Simón al que no llegó Pau Franch. Solo dos minutos más tarde un balón muerto en el área grana acabó con un disparo de Pablo Sánchez que se fue alto por poco. El Murcia, no obstante, llegaba al área del San Fernando a impulsos, pero no terminaba de fabricar grandes ocasiones de gol. Eso sí, Héber Pena cayó en el área y la grada pidió penalti pero el árbitro no picó.

Poco a poco el equipo grana se fue levantando y encerrando al conjunto gaditano, aunque no estaba fino en el último pase. Hasta que llegó la ocasión más clara para los granas en la primera a cuatro minutos del descanso. Una jugada personal de Héber pena acabó con una asistencia a Aquino, aunque el murciano no le pegó con firmeza. El rechace le cayó a Curto, que fusiló sin suerte a Rubén Gálvez. Esta ocasión sirvió para igualar los méritos de uno y otro, y para comprobar cómo el Real Murcia, pese a la presencia de Curto, no estaba fino cara a gol.

En la segunda parte el que arrancó mejor fue el San Fernando. El equipo gaditano buscó la portería grana con ahínco, hasta que Bruno Herrero, en una jugada personal se internó en el área grana y provocó el penalti de Hugo Álvarez. Pero la suerte se alió con el equipo grana cuando Carri, un especialista desde el punto fatídico, mandó el balón fuera. El fallo, que tenía que haber insuflado ánimos al equipo local, no frenó las ganas del equipo de Pérez Herrera, que siguió buscando el gol ante un Murcia que dominaba, pero de forma infructuosa.

La pegada de Curto

Eso sí, en una combinación entre Aquino y Curto llegó el gol grana, aunque el hecho de que tocara Héber Pena el balón en última instancia hizo que el juez de línea acabara anulándolo. El jugador cántabro no tuvo más remedio que intervenir ya que un defensa visitante amenazaba con sacar el balón del delantero tarraconense. Pero unos minutos más tarde Curto ya no perdonó y tras un centro lateral medido del propio Héber Pena sirvió al delantero grana para que, tirándose al suelo, abriera el marcador. El juego grana había sido espeso pero el Murcia había conseguido despertar gracias a la dinamita que le había faltado en otras ocasiones.

Tras el 1-0 el Murcia pudo conseguir el segundo solo unos minutos más tarde, cuando tras un centro de Héber Pena Dani Aquino remató de cabeza, aunque demasiado centrado. En el tramo final el equipo grana dispuso de una doble ocasión generada por Alfaro, aunque fue Manel el que remató a puerta para que un defensor gaditano sacara el balón sobre la línea de gol. Pero el San Fernando quería más y tras dos avisos de Manu Ramírez, un centro olímpico y una falta al palo, llegó una jugada desgraciada por la banda derecha del propio Ramírez que acabó con el gol en propia meta de José Ruiz, que agrandó el gafe de la Nueva Condomina para un conjunto que brilla fuera de casa pero que le cuesta ser letal ante sus propios aficionados.

 

Fotos

Vídeos