Fútbol | Segunda B

El Real Murcia, en el 'playoff' pese a todo

Curto en un lance del partido contra el Talavera./Vicente Vicéns / AGM
Curto en un lance del partido contra el Talavera. / Vicente Vicéns / AGM

Los jugadores del equipo murciano se quedaron quietos tras el pitido inicial en señal de protesta contra la directiva, aún así, se llevaron la victoria con un gol de Sergio Maestre en el minuto 17

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia.

La Nueva Condomina dictó este domingo sentencia. La afición del Real Murcia ha demostrado que no quiere a los Gálvez y que está avergonzada de todo lo que sucede alrededor de su club, un auténtico generador de malas noticias relacionadas con los constantes impagos y las promesas incumplidas por el oriolano, que desbancó del poder a García de la Vega y que no ha demostrado el músculo financiero del que presumió cuando aterrizó en el club grana el pasado mes de abril, apoyado por los exconsejeros Miguel Martínez, Raúl Moro y Deseado Flores.

1 Real Murcia

Ian Mackay, José Ruiz, Hugo Álvarez, Charlie Dean, Nahuel, Sergi Maestre, Álex Corredera, Héber Pena (Juanma Bravo, min. 82), Josema Raigal (Julio Delgado, min. 70), Dani Aquino y Víctor Curto (Manel, min. 63).

0 Talavera

Gianni, Juanra (Melchor, min. 74), Jonxa, San José, Nandi, Rodellar, Oca, Víctor, Óscar Martín, Abel Molinero (Laerte, min. 65) y Cristian.

Goles:
1-0, minuto 16, Sergi Maestre.
Árbitro:
Iván Muñoz Pérez (Comité Valenciano). Auxiliado por Martínez Caballero y Rallo Estévez. Mostró amarilla a José Ruiz, Óscar Martín, Juanra, Rodellar, Oca, Espinar, Hugo Álvarez y Charlie Dean.
Incidencias:
Nueva Condomina. El Consejo de Gálvez fue abucheado por la grada, lo que propició que Víctor Gálvez abandonara el palco. Al término de la primera mitad también fueron recibidos con abucheos. Antes del partido Ana Carrasco recibió un homenaje por su victoria en SuperSport 300.
El Público:
9.010 espectadores en las gradas. En el fondo sur las peñas granas mostraron una pancarta que rezaba 'Gracias por hacernos sentir vergüenza' y pidieron la marcha del empresario oriolano.

Los seguidores del conjunto grana, al mismo tiempo, han demostrado su madurez y capacidad analítica, haciendo ver que están a muerte con sus futbolistas, pase lo que pase, y que les perdonan que no estén tan acertados como antes y algo más despitados. Este domingo, en un partido gris de su equipo, supieron apoyarles y empujarles en el tramo final, al mismo tiempo que se mostraron comprensivos cuando le fallaron las fuerzas a los de Manolo Herrero y el Talavera encerró al Murcia en su área buscando el empate.

Los seguidores del Murcia han demostrado su compromiso y los futbolistas su profesionalidad, todo lo contrario que los dirigentes actuales del equipo centenario, que tiraron de la mofa y la sorna para contestar a sus aficionados, echando gasolina al fuego y haciendo la situación aún más insostenible. La protesta por los impagos de los futbolistas, que no jugaron los primeros treinta segundos, fue la antesala de un partido que lleva al equipo de Herrero, que sigue sin conocer la derrota pese a todo, hasta los puestos de 'playoff'. Ante el gesto de protesta de sus futbolistas, Víctor Gálvez abandonó el palco, lo que generó más tensión en el ambiente.

Pese a todo, el Murcia se encarama a los primeros puestos y sigue manteniendo una racha que le sitúa como equipo invicto tras las primeras nueve jornadas, una marca que certifica que la plantilla grana está involucrada con el objetivo de la entidad, pero que tiene el peligro de resquebrajarse si todo sigue igual. Además, todo hace indicar que esta semana será igual de caliente y cargada de noticias que la anterior y que se hablará muy poco de la Balompédica Linense, el próximo rival del histórico Real Murcia.

Inicio eléctrico

Una vez que las protestas contra los Gálvez bajaron de volumen y los jugadores granas cesaron en su protesta inicial, el Real Murcia arrancó el partido con ganas e intensidad. El equipo de Herrero comenzó dominando el juego, empujado por la grada y generando ocasiones. A los nueve minutos Álex Corredera, que siguió en el once titular pese a que su rendimiento había bajado en las últimas semanas, comenzó muy fuerte con una jugada personal, en la que se plantó cara a cara con Gianni. El centrocampista grana, pese a estar bien colocado, dejó que fuera Aquino el que probara suerte terminando la jugada, encontrándose con el portero visitante, que hizo una gran intervención. El cuadro toledano contestó con un disparo desde la frontal del área de Cristian, que atajó con apuros Mackay. Hasta que llegó el primer gol grana a balón parado, una de las asignaturas pendientes del Murcia, con un remate de cabeza de Maestre que acabó en gol.

El centrocampista catalán, cuyo rendimiento ha sido elevado desde el principio del curso, se llevó un premio merecido anotando su primer gol. El Murcia, después de adelantarse en el marcador al cuarto de hora, siguió llegando con peligro, aunque el Talavera, el equipo revelación del grupo IV, fue ganando metros. De hecho, antes del descanso el exgrana Juanra remató con peligro, aunque no consiguió marcar.

En el arranque de la segunda parte al Murcia le faltó vigor y energía. Siguió teniendo el mando y llevando el peso del juego, pero no generó ocasiones claras de gol. Solo Curto se probó con una falta que se paseó por la zona caliente del área. El exgrana Abel Molinero, antes de ser sustituido y ser despedido con aplausos, disparó con peligro pero alto.

Al Murcia le faltaba rematar la faena, pero no mostraba excesivo convencimiento ni tampoco fuerzas, que ya comenzaban a flaquear. El público, que entendió el esfuerzo de sus jugadores, que no han cobrado desde que comenzó la pretemporada y viven asfixiados por la incertidumbre, decidió aplaudir a sus futbolistas y ayudarles a conservar la ventaja por el gol de Maestre, el objetivo fundamental. No podía volver a ocurrir lo de quince días atrás, cuando el San Fernando, con un gol en propia puerta de José Ruiz, se llavó un punto de la Nueva Condomina en el tiempo de descuento.

Pese a la ocasión de Laerte, el Murcia peleó con uñas y dientes para ganar un partido que fue de los menos brillantes del equipo grana esta temporada, pero que sirvió a los murcianos para acercarse al primer puesto de la tabla en una jornada en la que le favorecieron el resto de resultados. El liderato es objetivo innegociable marcado por Gálvez y sus ayudantes, que son precisamente los que más está haciendo para que este Murcia no funcione y se aleje de los puestos donde debe estar por jerarquía y porque tiene una afición que este domingo vivió otro triste episodio en su centenaria historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos