Fútbol | Segunda B

Adiós deshonroso a una temporada nefasta

Manel Martínez Bel lamenta una ocasión perdida./LOF
Manel Martínez Bel lamenta una ocasión perdida. / LOF

El Murcia volvió a perder ante el filial del Sevilla dando mala imagen, en un choque que dejó mal sabor de boca y que pudo acabar con una goleada aún mayor

LA VERDADSevilla

El Murcia echó la persiana a una temporada para olvidar. Y lo hizo dando una penosa imagen en Sevilla, donde el equipo grana fue incapaz de discutirle el partido a un filial hispalense cargado de jugadores poco habituales que pudieron llevárselo por un resultado más amplio. Pero no tuvo orgullo el equipo de Algar para despedirse de la temporada de forma honrosa, brindando un buen partido a las varias decenas de aficionados granas que se desplazaron a la ciudad deportiva del Sevilla, que esperaban que la segunda parte del duelo ante el Melilla de la semana pasada fuera un punto de inflexión a un año aciago y no solo un espejismo.

El equipo grana, excepto por la aparición de Rubén Gómez en la banda izquierda, no dio la talla en el último partido de Liga y dejó entrever que hay mucho trabajo por delante para reflotar una nave que ahora mismo está hundida. La secretaría técnica grana tiene trabajo por delante: decidir quién se queda en la plantilla para el próximo curso, negociar a la baja los contratos existentes y acertar en el mercado veraniego. Pero por lo visto este domingo, y también durante la última fase de la competición, hay poca materia prima en el vestuario del Murcia, equipo que necesita futbolistas implicados y con corazón que se sientan identificados con el club.

2 Sevilla Atlético

Javi Díaz, Cera, Chacartegui, Checa, Amo, Djack, Pejiño (Javi Vázquez, min. 65), Juanpe, Chris Ramos (Jaime, min. 85), Mena y Miguel Martín (Juanma Bernal, min. 74).

0 Real Murcia

Tanis Marcellán, Parras, Charlie Dean, Armando, Escribano, Rubén Gómez, Sergi Maestre, Miñano (Carlos Palazón, min. 84), Manel Martínez, Víctor Curto (Juanma Bravo, min. 59) y Chumbi (Miguel Díaz, min. 40).

GOLES
1-0, min. 44, José Mena. 2-0, min. 59, Pejiño.
árbitro
Antonio Sánchez Sánchez (Comité extremeño). Auxiliado por Banda Carmona y Agraz Díaz.
incidencias
Campo Jesús Navas de la Ciudad Deportiva del Sevilla, jornada 38 del Campeonato Nacional de Liga en el grupo IV de Segunda División B. 1.200 espectadores, medio centenar llegados desde Murcia.
el dato
En la segunda vuelta el Murcia ha sumado solo 18 puntos de 57 posibles. Solo ha ganado 4 y ha empatado 6, perdiendo en los otros 9.

Otra vuelta de tuerca

Julio Algar volvió a poner en liza un once titular llamativo. Además de la presencia de Tanis Marcellán en la portería, el madrileño alineó a futbolistas del Imperial como Escribano y Rubén Gómez. Lo raro fue la presencia de Parras en lugar del canterano Bertomeu. El primero está cedido por Las Palmas y mañana dejará la disciplina grana, mientras que el segundo debe ser importante la próxima temporada en la entidad murciana y quizás le hubiera venido bien el choque de Sevilla para coger más experiencia en Segunda B. Además Algar alineó a tres delanteros juntos como Curto, Chumbi y Manel Martínez, dejando en el banquillo a Henrique y Josema, los dos únicos extremos natos de la primera plantilla del Real Murcia.

En el inicio del choque el Murcia se mostró más desinhibido que de costumbre, aunque a pesar de la gran presencia de delanteros no tiraba a puerta con asiduidad. De hecho, en los primeros treinta minutos solo disfrutó de un disparo de Manel y a veces se mostraba como un equipo que se rompía con facilidad. Lo mejor del Murcia era su fiabilidad defensiva, sobre todo teniendo en cuenta la presencia Rubén Gómez y Escribano. El Sevilla Atlético se dejaba ver con centros laterales y las apariciones de Chris Ramos, Mena y Pejiño. De hecho, el filial hispalense mandaba en el partido teniendo más el balón que el equipo grana, que se encontraba cómodo defendiendo y esperando para salir al ataque. Hasta que todo cambió.

En los últimos coletazos de la primera parte el Sevilla Atlético recibió su premio con el gol de José Mena a pase de Chris Ramos. Segundos antes Chumbi se había retirado del terreno de juego aquejado de unas molestias. El Murcia tenía que mejorar de cara a la segunda parte ya que a los delanteros granas apenas les llegaba el balón debido a la falta de verticalidad de su centro del campo y la ausencia de extremos. Nada que ver con el Murcia de la segunda parte del partido frente al Melilla que valió la permanencia matemática del conjunto grana.

Nula capacidad de reacción

En la segunda parte el choque siguió por los mismos derroteros, a pesar de que los granas estaban por detrás en el marcador. El Sevilla Atlético tenía el balón y el Murcia esperaba. Pejiño y Mena disfrutaron de la primera ocasión clara mientras que los granas contestaron con un acercamiento de Miguel Díaz. Rubén Gómez, del filial, era de los únicos que competía en el partido. Hasta que llegó el 2-0 en una jugada en la que Ramos desnudó a Armando y mandó el balón al larguero. El rechace lo transformó Pejiño en gol. Incluso el propio Pejiño, antes de ser sustituido, pudo hacer el tercero. Lo curioso es que los granas habían comenzado el partido con tres delanteros y tras recibir el segundo gol Algar retiró a Curto, dejando en el césped solo a uno de los tres tras la lesión de Chumbi. El equipo grana cuando más lo necesitaba se quedaba solo con un rematador sobre el césped y sus dos extremos en el banquillo.

Con esos antecedentes el Murcia pudo salir goleado. Solo la falta de acierto de los jóvenes delanteros hispalenses evitó un resultado en contra aún mayor que hubiera dejado a Julio Algar aún más desacreditado para seguir al frente del banquillo grana. Porque si el madrileño tomó oxígeno y ganó crédito ante el Melilla, ayer lo volvió a perder en un duelo en el que el canterano Rubén Gómez fue lo único salvable, en otra mañana para olvidar. Una mañana que pone punto final a una agonía que duró un año que los murcianistas tardarán en olvidar.