Real Murcia

La Federación Española también apoya al Consejo de Almela

De la Vega charla con José María Almela en la Junta del 2 de febrero./Javier Carrión / AGM
De la Vega charla con José María Almela en la Junta del 2 de febrero. / Javier Carrión / AGM

La jueza de Competición suspende las posibles sanciones al consejo del Murcia hasta que acabe el proceso abierto por la propiedad del club

SERGIO CONESA

El Consejo del Real Murcia presidido por José María Almela ha vuelto a salir reforzado en el enfrentamiento con Mauricio García de la Vega. Después de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) archivara el procedimiento y la denegación de las medidas cautelares por parte de la jueza de lo Mercantil Maria Dolores de las Heras, ahora llega la suspensión de la posible sanción por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

La Federación Española propuso en noviembre una sanción para el Real Murcia y sus dirigentes a instancia de Iconos Nacionales, propiedad de Mauricio García de la Vega. El motivo era no haber ejecutado la resolución del TAS del pasado 31 de julio, que señalaba a García de la Vega como el dueño legal de la entidad tras la compra, el 7 de marzo de 2018, del 84% de las acciones del Real Murcia a Raúl Moro. Sin embargo, el Consejo grana ha recibido una gran noticia al conocer que la jueza de Competición ha decidido suspender de forma temporal el procedimiento hasta que acabe el proceso abierto en el Juzgado de lo Mercantil de Murcia. Contra esa medida cabe interponer un recurso ante el Comité de Apelación por parte del mexicano.

El 5 de noviembre es la fecha fijada para la batalla final entre Mauricio García de la Vega y el actual Consejo del Real Murcia. El mexicano intentará demostrar que la última ampliación de capital, que dejó en las arcas granas 1,3 millones de euros, es ilegal y que antes de ponerla en marcha él tendría que haber sido inscrito como máximo accionista del club. Mientras que los consejeros granas consideran que no tiene razón el mexicano al buscar la nulidad de una ampliación que era vital para evitar la liquidación de la sociedad.

Un punto a favor del Real Murcia ha sido la decisión en marzo del CSD de archivar el procedimiento de De la Vega contra el club grana. El máximo órgano del deporte español, tras escuchar a la Abogacía del Estado, atendió la alegación presentada por el club acerca de por qué no había inscrito al empresario mexicano en el Libro de Socios de la sociedad pimentonera.

El expediente disciplinario recogía sanciones como 3.006 euros y dos años de inhabilitación para los que formaron parte del Consejo de Víctor Gálvez y los actuales de José María Almela por no cumplir la resolución del TAS del 31 de julio.

Multa para el Murcia por llamar Gálvez «mariachi» a De la Vega

La sanción que sí ha recibido el Real Murcia por parte de la jueza de Competición ha sido de 6.001 euros debido a que Víctor Gálvez en una rueda de prensa celebrada el 8 de agosto de 2018 llamó «mariachi» a Mauricio García. El documento, al que ha tenido acceso 'La Verdad', recoge que «del contexto y el tono empleado por el entonces presidente del club, se infiere el ánimo vejatorio en el uso del término mariachi relativo al origen geográfico de De la Vega».

.