Francisco Tornel se convierte en el dueño provisional del club

El notario murciano Francisco Tornel. / martínez bueso
El notario murciano Francisco Tornel. / martínez bueso

ALBERTO GÓMEZ MURCIA

La ampliación de capital en la que se encuentra inmerso el Real Murcia completó ayer su segunda fase, aquella en la que podían participar sin ningún tipo de límite los accionistas de la sociedad murcianista. Y una de las figuras que ha emergido con más fuerza en las últimas horas en este proceso ha sido la del notario murciano Francisco Tornel, quien ha aportado 200.000 euros, cantidad suficiente como para considerarle el máximo accionista del club grana después de la última reducción del capital social de la sociedad pimentonera, que dejó el valor de las acciones del Murcia en 178.000 euros, según se publicó en el Registro Mercantil el 28 de junio.

La operación por la que Tornel ha entrado en la ampliación con esos 200.000 euros se fraguó hace un par de días. Así se lo trasladó el notario a sus compañeros de la Plataforma de Apoyo al Real Murcia. Tornel explicó a comienzos de semana que no se decidió a entrar en el actual Consejo de Administración del equipo pimentonero porque consideraba que podría ser más útil desde fuera promoviendo la captación de capital y la llegada de inversores. Las negociaciones iniciadas por este notario afincado en Elche han terminado dando frutos al lograr el apoyo de varias empresas murcianas.

Como máximo accionista, Tornel tendría la potestad de solicitar la convocatoria de una Junta de Accionistas del Murcia en la que entraría su equipo de trabajo para guiar los designios de la entidad. Además, si no se producen más aportaciones en la ampliación superiores a los 200.000 euros aportados por él, el dinero invertido por el notario le posicionaría como dueño del club y diluiría el paquete accionarial por el que disputan los empresarios Raúl Moro y Mauricio García de la Vega.

La ampliación de capital ha entrado en su última fase y concluirá el próximo 25 de noviembre

Hasta 12.500 euros

La ampliación de capital del Real Murcia entrará hoy en su tercera y última fase, hasta el 25 de noviembre. Este tramo está abierto a inversores externos, pero ninguno podrá aportar más de 12.200 euros. De esta forma, si no se producen movimientos significativos, el paso dado por Tornel puede ser definitivo para asegurarse su presencia como máximo accionista del club grana. Su aportación es la mayor que ha recibido la ampliación después de que cerrara su primera fase con solo 3.000 euros.

Hay que recordar, sin embargo, que el proceso de ampliación está impugnado por De la Vega y está a la espera de lo que decida el Juzgado, al considerar el mexicano que se aprobó en una Junta en la que él ya debiera haber sido el presidente y por lo tanto este proceso no debería ser válido.

De la Vega advierte que el laudo del TAS es «definitivo»

Después de que el Consejo decidiera no inscribir a Mauricio García de la Vega en el Libro de Socios del club grana como máximo accionista, los abogados del mexicano enviaron ayer un escrito advirtiendo que el laudo dictado a favor de su representado el 31 de julio por el TAS «es firme y definitivo».

Los letrados de De la Vega también puntualizan que, al no ser inscrito en el Libro de Socios del Murcia por el expresidente Víctor Gálvez, el mexicano solo puede participar en la ampliación de capital aportando como máximo 12.200 euros, motivo que impide que pueda inyectar el millón que dice tener. El mexicano no descarta depurar responsabilidades penales contra los actuales consejeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos