«¡Gálvez, hoy no te asomas!»

Aficionados del Murcia, ayer, ante la fachada principal de la Nueva Condomina. / Vicente Vicens / AGM
Aficionados del Murcia, ayer, ante la fachada principal de la Nueva Condomina. / Vicente Vicens / AGM

Cánticos contra el empresario en la segunda protesta de la Fepemur, a la que apoyaron aficionados del Elche

ALBERTO GÓMEZ MURCIA

Por segundo partido en casa consecutivo, la Federación de Peñas Murcianistas (Fepemur) convocó al murcianismo una hora antes del mismo. Bajo el lema 'Este escudo os queda grande', la concentración tuvo lugar en la explanada de los aledaños de la Nueva Condomina, frente a la fachada principal del estadio.

A la movilización se sumaron decenas de aficionados del Elche pertenecientes a la peña Pelucas Verdes. Sus integrantes fueron recibidos con una sonora ovación a su llegada a las inmediaciones del recinto murcianista. Los ilicitanos se sumaron a la concentración con el mensaje 'Nos une la rivalidad y la pasión'. Los peñistas trasladados a Murcia desde la ciudad alicantina criticaron la gestión que han padecido tanto su equipo como el pimentonero en los últimos años.

Vídeo

Un escudo gigante del Murcia delimitó una concentración en la que los aficionados corearon cánticos como «¡Gálvez, vete ya!», «¡El Murcia somos nosotros!» y «¡Gálvez, hoy no te asomas!». Agentes de la Policía Nacional velaron por la seguridad durante una protesta que duró menos de media hora. Cuando un grupo de aficionados empezó a gritar «¡invasión!», la tienda del club cerró la persiana.

Ángel López, de la peña Piensa en Grana, hizo un llamamiento para que todos los aficionados se colocaran por detrás de la pancarta con la intención de que se diera un claro signo de unidad entre el murcianismo. El himno del centenario que popularizó la banda Second sirvió para que se diera el pistoletazo de salida a la concentración. Sus acordes también fueron entonados en varias ocasiones por la afición.

Agasajos para los futbolistas

Dentro del estadio, antes y después de que se estuviera disputando el partido, los aficionados gritaron con insistencia «¡Gálvez, vete ya!», mientras se dirigían a un palco en el que no hubo ni rastro de los mandatarios pimentoneros. Los jugadores sí recibieron los vítores y los agasajos de una afición que espera que la marcha del actual Consejo de Administración del club sirva para enderezar el rumbo. Y es que la crisis institucional que vive el equipo grana está desviando al equipo de los objetivos marcados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos