«Los Gálvez son unos mentirosos»

Charlie Dean, arropado por sus compañeros y el entrenador Manolo Herrero, en la sala de prensa del estadio grana. / vicente vicens / agm
Charlie Dean, arropado por sus compañeros y el entrenador Manolo Herrero, en la sala de prensa del estadio grana. / vicente vicens / agm

La plantilla del Murcia arremete contra los oriolanos y asegura que seguirá compitiendo, pero no descarta tomar medidas de protesta en los próximos días

ALBERTO GÓMEZ Murcia

El Real Murcia perdió ayer su primer partido de Liga. Fue superado por el Recreativo de Granada en la Nueva Condomina. Sin embargo, los más de 8.000 aficionados granas que acudieron a ver a su equipo despidieron a sus futbolistas con aplausos. Después del encuentro no se habló nada de fútbol. Solo Pedro Morilla, el técnico visitante, pudo analizar el choque.

Manolo Herrero, entrenador pimentonero, acudió a la sala de prensa escoltado por todos los jugadores de la primera plantilla. No era para dar una rueda de prensa normal: «Nos están poniendo piedras. Llevamos mucho sin cobrar», aseguró el jienense. Desde el Consejo de Administración se avisó a varios jugadores en la tarde del viernes de que cobrarían ayer por la noche después del partido contra el filial granadino, pero los consejeros pimentoneros cambiaron nuevamente de criterio cinco minutos antes de que empezara el encuentro de ayer.

Lo último que trasladaron Gálvez y su equipo a los futbolistas es que cobrarían mañana. Estos incumplimientos continuos y falta de seriedad en la palabra dada por los dirigentes del Murcia ha terminado por exasperar al cuerpo técnico, los jugadores y los empleados. «Esas son las cosas que no entiendo. Cinco minutos antes de jugar un partido nos dicen que no vamos a cobrar después de decirnos que sí. Así es muy difícil afrontar un encuentro».

El central inglés Charlie Dean ejerció de portavoz, en lugar de Armando, primer capitán y futbolista que defendió a los Gálvez ante dos tribunales el pasado verano a cambio de dos años más de contrato: «Durante la tarde del viernes muchos jugadores recibieron llamadas del club diciendo que esta noche íbamos a cobrar, pero nos han vuelto a engañar. Ahora dicen que será el lunes». El exjugador del Granada elevó el tono y señaló de forma muy directa a los que considera que son los principales culpables de la situación: «Toni, Cases, Gálvez, su hijo, todos son unos mentirosos. Que se vayan ya. Es de vergüenza todo lo que está pasando». Por tanto, los futbolistas señalaron al director deportivo, al presidente, al vicepresidente y al secretario del Consejo de Administración como los culpables de la parálisis a todos los niveles que sufre el equipo pimentonero. «Es imposible tener la cabeza en el partido», dijo el defensa grana.

Los incumplimientos reiterados en los que está incurriendo Gálvez propician que sus jugadores ya no den ningún crédito a sus palabras y promesas. «No sé las veces que he escuchado la palabra 'juro' en las últimas semanas y nunca cumplen».

Palco vacío

Ayer los Gálvez no aparecieron por la Nueva Condomina, al contrario de lo que sucedió en el último partido que el Murcia disputó como local, en el que llegó a enfrentarse con la afición y a abandonar el palco ante las protestas del público. Ayer los oriolanos no aparecieron y Roberto Cases y Eduardo Tomás, dos de sus consejeros, estuvieron agazapados y abandonaron la Nueva Condomina antes del final del partido.

Esto dejó una imagen nunca vista en un partido del Murcia en casa: en la primera fila del palco de autoridades del estadio solo hubo representantes del Recreativo de Granada. Toni Hernández sí acudió a la Nueva Condomina, pero no apareció por el palco, igual que Cases y Tomás. Sin embargo, se vio envuelto en un altercado cuando salía del estadio. Coincidió con un grupo de aficionados que estaba esperando a que salieran los jugadores y le recriminaron la situación por la que atraviesa el club. La respuesta del director deportivo pimentonero fue contundente, encarándose con algunos de los presentes en la rampa de salida del recinto murcianista.

Los jugadores dieron de plazo al club hasta las diez de la noche de ayer para cobrar alguna nómina. Al expirar el plazo sin novedades, la plantilla no descarta adoptar alguna nueva medida de presión. Hasta la fecha han leído un comunicado denunciando los impagos que sufren y comparecieron ayer nuevamente dando una imagen de unión.

De todas formas, Dean descartó ayer que el equipo vaya a dejar de competir. «No nos sirve de nada eso. No vamos a fallar a nuestra afición». Al parecer, los futbolistas que tiene a sus órdenes Herrero van a seguir trabajando a la espera de prontas soluciones. Dean señaló que «estamos sin presidente. Estamos sin nada y seguimos trabajando igual», dijo.

Al tener pendiente de cobro los salarios correspondientes a los meses de agosto, septiembre y octubre, los jugadores tienen ante sí la posibilidad de rescindir sus contratos de manera unilateral al tener pendientes tres mensualidades. Algunos integrantes de la primera plantilla grana ya están barajando la opción de cambiar de aires si los problemas con los impagos no se solucionan. Álex Corredera, Sergio Maestre, Héber Pena y David Forniés meditan abandonar en las próximas semanas el equipo murciano sin esperar siquiera a que se abra el mercado invernal de fichajes. Algunos de estos futbolistas han despertado el interés de otros equipos del grupo IV de Segunda B como es el caso del Ibiza.

Siete meses sin cobrar

La situación de los empleados del Murcia es, si cabe, todavía más grave que la que padecen los jugadores. Los trabajadores del club tienen pendiente el abono de 7 nóminas desde hace tres días. Lo mismo sucede con las bases. Las categorías inferiores del equipo que preside Gálvez tampoco han cobrado nada y algunos de los jugadores del Imperial están atravesando por serias dificultades. Especialmente los futbolistas de fuera de Murcia, que necesitan el sueldo para asegurarse su sustento fuera de sus localidades de origen. Nadie en el club confía en que mañana se vayan a producir pagos, tal y como aseguran en la cúpula del equipo. Ni siquiera los jugadores granas que están cedidos tampoco cobran.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos