Herrero, a dos jornadas de igualar la racha de once partidos sin perder de Iñaki Alonso

El portero Alberto Cifuentes e Iñaki Alonso, al final del partido Jumilla-Real Murcia del curso 2010-11. / guillermo carrión / agm
El portero Alberto Cifuentes e Iñaki Alonso, al final del partido Jumilla-Real Murcia del curso 2010-11. / guillermo carrión / agm

José Otón
JOSÉ OTÓN

El Real Murcia de la temporada 2018-19 ha arrancado con buen pie en lo deportivo. Tras nueve jornadas disputadas, no conoce la derrota en la Liga, competición en la que ha ganado cuatro partidos y ha empatado los otros cinco. Una racha inicial que solo había conseguido dos veces en su larga historia. La primera fue en la campaña 1990-91, en Segunda, en un curso donde los jugadores dirigidos por Felipe Mesones consiguieron aguantar quince jornadas sin conocer la derrota. Fue el Rayo Vallecano el que tumbó por primera vez al equipo grana por 2-0, en Vallecas, y con goles de Pruden y Soto. Antes, el Murcia el Murcia había ganado siete partidos a equipos como el Eibar y el Celta, entre otros, actualmente en Primera División. Eso sí, a pesar de las 35 jornadas en la que fue líder, aquel Murcia no ascendió.

Veinte años más tarde. Esta vez en Segunda B, el Real Murcia de Iñaki Alonso, que luchaba por volver a Segunda tras el descenso de Montilivi, arrancó la temporada a toda máquina. Además de pasar las tres primeras eliminatorias de la Copa del Rey y quedar emparejado en la cuarta con el Real Madrid de Mourinho y Cristiano Ronaldo, arrancó la Liga con 11 partidos en los que no conoció la derrota, sumando 7 victorias y 4 empates. Hasta que el Ceuta, en la jornada 12, derribó a los granas por 2-1, solo tres días antes de visitar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos