«Soy un hombre de club, acataré cualquier decisión de la directiva»

Javi Motos, ayer, en la sala de prensa de la Nueva Condomina. / javier carrión / agm
Javi Motos, ayer, en la sala de prensa de la Nueva Condomina. / javier carrión / agm

El entrenador interino del Real Murcia, que siguió el choque desde un palco, reconoce que no poder transmitir energía a los jugadores desde el banquillo «es una situación incómoda»

ALBERTO GÓMEZ

murcia. El estreno de Javi Motos como primer entrenador del Real Murcia tuvo una sensación agridulce para el técnico. El equipo grana sumó un punto, pero no fue capaz de superar al Marbella. El expreparador del Imperial no se pudo sentar en el banquillo porque el club murcianista no ha alcanzado un acuerdo para la rescisión del contrato de Manolo Herrero, el antecesor de Javi Motos como entrenador del conjunto pimentonero.

Este motivo, unido a que en la actualidad el Murcia no tiene ningún segundo entrenador desde que le dio la baja a Andrés Marín, provocó que la unión entre Motos y los jugadores en el partido de ayer la ejerciera el preparador físico Manuel Mayordomo, el cual, sin embargo, no podía dar órdenes de forma pública porque no tiene ficha de técnico tramitada. El árbitro, incluso, llegó a llamar la atención a Mayordomo cuando estuvo en pie dirigiendo a los futbolistas granas.

«Es una sensación incómoda estar viendo el partido en un palco privado del estadio sin poder haber transmitido energía a los jugadores desde abajo», dijo Motos, quien no tiene claro si se sentará nuevamente en el banquillo grana en la próxima jornada que el Murcia disputará en Talavera. «No lo sé. No sé nada. Soy un hombre de club y acataré cualquier decisión que tomen. Aportaré aquí o volviendo al filial». También apostilló que «ya dije en la previa de este partido que es un reto ilusionante. Estaré a expensas de lo que decidan tanto el director deportivo del club como el Consejo de Administración y lo aceptaré».

«El juego del Murcia en la primera parte no ha sido fluido, pero en la segunda ha cogido cuerpo»

«El final del encuentro ha sido muy bueno; he visto un equipo liberado que ha trabajado alegre»

El Murcia sigue en mala dinámica después de alargar a 7 las jornadas consecutivas que llevan sin ganar tras haber sumado 4 puntos de los últimos 21 al encadenar 4 empates y 3 derrotas. «Yo en los entrenamientos he visto un equipo liberado, que trabaja alegre. Los jugadores han completado una buena semana y están en buena disposición. El final de la segunda parte ha sido muy bueno».

Falta de fortuna y puntería

En opinión de Motos, al Murcia ayer «le faltó fortuna en algunas acciones para ganar como el balón que manda al larguero Manel, el balón que se le queda suelto a Chumbi en el área pequeña o el gol anulado a Jeisson, que en el vestuario me han dicho que es legal». El entrenador admitió que «nuestro juego en la primera parte no ha sido fluido. Hemos buscado la espalda de sus centrales, pero había mucho espacio entre líneas. Sin embargo, en la segunda parte el equipo cogió cuerpo».

Motos intentó que el equipo grana tuviera ayer su marchamo. «Yo pretendía de inicio que tuviéramos menos control en el juego a cambio de tener más presencia en el área rival. Por eso cambié el sistema táctico. En la primera parte no me ha gustado cómo hemos estado a nivel defensivo. El balón llegaba muy cómodo a sus hombres de arriba. Hemos intentado meter balones laterales en su área para dañar a sus centrales».

Para el exentrenador del Ranero, entre otros equipos, «en ataque no estuvimos desacertados y en defensa también hemos estado bien. Fallamos en el gol del Marbella, que llegó después de varios rechaces y en un par de acciones en las que el árbitro ha señalado fuera de juego».

La directiva grana decidirá qué pasa con Motos en las próximos días, aunque no es descartable que dirija al club grana en Talavera.