El Imperial, cinco meses de promesas incumplidas

Víctor Basadre, técnico del Imperial. / vicente vicens / agm
Víctor Basadre, técnico del Imperial. / vicente vicens / agm

A. GÓMEZ MURCIA

El Imperial jugará hoy un nuevo partido de liga contra el Yeclano, pero menos en fútbol puede pensar en cualquier cosa. Y es que la situación en el segundo equipo del Real Murcia es muy complicada por culpa de los impagos. Si el equipo no cobra entre hoy y mañana acumulará cinco nóminas pendientes, cino meses de promesas incumplidas. Los jugadores cobraron el 21 de febrero su último sueldo y el anterior pago lo recibieron en octubre de 2017, correspondiente a su nómina de septiembre. El consejero Deseado Flores intentó transmitir tranquilidad a la plantilla apuntándole que la entrada en el Murcia del grupo de Orihuela Gálvez Brothers traería consigo liquidez que facilitaría que se pudieran afrontar los pagos pendientes. El empresario manchego señaló que esta semana se haría un pago, pero los jugadores no han recibido todavía ninguna cantidad en sus cuentas.

La delicada tesitura económica por la que atraviesa el Imperial está empezando a pasar factura en el terreno de juego. Los jugadores que entrena Víctor Basadre acumulan ocho jornadas sin ganar y solo han derrotado al filial del Lorca FC en los últimos 11 encuentros. En ese periodo el segundo equipo murcianista solo ha sumado 7 puntos de 33. Esta mala dinámica ha provocado que el Imperial se esté aproximando a la zona baja de la tabla y tenga que sumar puntos que eviten el riesgo de descenso a Territorial Preferente.

La plantilla del Imperial no ha llevado a cabo medidas de protesta ante los impagos, aunque los jugadores han llegado a meditar hacer parones al inicio de los partidos como fórmula para hacer visible su difícil situación y dejar de entrenar, algo que no han realizado pese a los incumplimientos.

 

Fotos

Vídeos