Real Murcia

Josema, el nuevo dilema para el Murcia

Josema con la pelota, en el partido ante el Marbella. / javier carrión / agm
Josema con la pelota, en el partido ante el Marbella. / javier carrión / agm

Al club le gustaría que se quedara, pero tiene una oferta del Betis que vendría bien a las arcas granas

SERGIO CONESAMURCIA

El Real Murcia sigue con unas semanas ajetreadas en diferentes frentes, tanto de altas como de bajas, así como los diversos temas económicos que marcan la actualidad y la supervivencia del club con el 31 de diciembre como fecha señalada en rojo en el calendario. El siguiente asunto que tienen que resolver los dirigentes granas es tomar una decisión respecto al futuro de Josema Raigal. El muleño de 19 años tiene sobre la mesa una oferta del Real Betis, que quiere incorporarlo para que forme parte de su filial en Tercera.

Josema, que tiene contrato hasta 2021 en Nueva Condomina, cuenta con una cláusula de rescisión que varía dependiendo de la categoría en la que milite el equipo grana. En Segunda B está fijada en 4 millones de euros, 8 en Segunda y 16 en Primera. Su ficha actualmente es de 24.000 euros más variables en función de objetivos y el equipo del Benito Villamarín podría darle al futbolista un salario bastante superior del que recibe actualmente. «La decisión no está ni mucho menos tomada, tenemos que hablarlo y ver si aceptamos o no», indican fuentes del club grana. Además, los propios dirigentes reconocen que tienen dos formas de ver la situación del extremo: «Por un lado, es un jugador con proyección y queremos que se quede en el equipo, que crezca aquí y que se siga revalorizando; y ya, si hay que venderlo, que sea más adelante. Y por otro, acucia el tema económico con un montón de pagos pendientes».

En las últimas semanas Real Murcia y Betis han hablado sobre la situación de Josema y las cifras, que eran en un inicio más bajas, «han ido subiendo hasta presentar una oferta en firme», explican desde Nueva Condomina. Sin embargo, reconocen que «no es una gran cantidad de dinero», por lo que en cualquier caso la cifra estaría muy lejos de la cláusula de rescisión del jugador. De todas formas, la decisión sobre el futuro del muleño «no va a ser rápida y llevará tiempo, porque estamos analizando los pros y contras y tenemos que reunirnos».

«Es un jugador con proyección, pero acucia el tema económico», explican desde la entidad

Josema realizó la campaña 2017-18 un gran año con el equipo juvenil de División de Honor y Manolo Herrero contó con él para la pasada pretemporada con el primer equipo. Al entrenador jienense le convenció el rendimiento del jugador y decidió apostar por él. En total, el curso pasado disputó 31 partidos, 21 como titular, y marcó un gol. Durante los encuentros fue dejando detalles de su calidad, a pesar de ser un debutante en la categoría, y de su buen golpeo de balón. Josema recibe los consejos y consulta los asuntos que tienen que ver con su carrera deportiva con su representante, que es el futbolista del Eibar y canterano grana Pedro León.

Además de la cantidad directa que Josema pueda dejar por un traspaso en el Real Murcia, si finalmente este se produce ahora, otra parte importante serán las cláusulas que se incluyan en la operación. El club pimentonero se reservaría un porcentaje de un futuro traspaso de Josema, ya que confían en que el jugador, más allá de la camiseta que vista la próxima campaña, siga su progresión y pueda revalorizarse.

Pedro León es quien aconseja y representa al canterano, que debutó el curso pasado en Segunda B

La importancia de contar con esa opción tiene un ejemplo muy claro con el traspaso de Manu Trigueros al Villarreal. Sergio Fernández, actualmente director deportivo del Alavés y que ocupó ese cargo en el Murcia, incluyó una cláusula por la que el Submarino Amarillo tenía que pagar al club grana el 15% de un futuro traspaso del centrocampista. Trigueros estuvo cerca de fichar por equipos de primer nivel como el FC Barcelona, que estaba dispuestos a depositar los 40 millones de su cláusula de rescisión, una operación que habría dejado en el Murcia unos 6 millones de euros. De haberse completado ese traspaso, el futuro del conjunto pimentonero a corto plazo y su situación económica habría dado un giro de 180 grados. Sin embargo, el club culé firmó a Paulinho y otros clubes que se interesaron por el futbolista de Talavera de la Reina no acabaron de dar el paso.

Además, los Gálvez también dejaron su sello al negociar con el Submarino Amarillo por esa cláusula del traspaso de Manu Trigueros y tiraron por tierra una de las grandes esperanzas del Murcia para cambiar su situación económica. El acuerdo firmado entre el oriolano y el Villarreal dejaba sin vigencia el 15% que el equipo grana podía percibir por el traspaso del jugador a cambio de 150.000 euros.

Kike, un caso abierto

Otro futbolista al que el club pimentonero le incluyó una cláusula interesante en su traspaso fue a Kike García en el verano de 2014. Además de los 2,5 millones de euros que pagó el Middlesbrough por el delantero, en caso de ascender a la Premier tenía que desembolsar un millón de euros extra. El Boro consiguió ese ascenso en el que participó el delantero en 2016, aunque Kike marchó al Eibar en febrero, y se cumplió el objetivo. El Murcia todavía no ha recibido el dinero porque el asunto está recurrido por los ingleses, pero parece que el millón de euros acabará llegando a Nueva Condomina. El caso del ariete de Motilla del Palancar es un buen ejemplo para la actual directiva grana sobre la importancia que tiene negociar bien los derechos sobre una futura venta de Josema, si finalmente sale este verano, más allá de la cantidad que pueda recibir en este momento por el muleño.

En los últimos años, además del caso de Kike García, el Real Murcia ha traspasado a otros jóvenes jugadores como Sergio Escudero al Schalke 04 alemán por 2,5 millones, Arturo Molina al Real Madrid por 150.000 y José Ángel Carrillo al filial del Sevilla. También las distintas cesiones de Eddy Silvestre dejaron dinero en la caja para el equipo grana.

Peque, fichado

El Real Murcia confirmó ayer el anunciado fichaje de Peque, que es el tercer jugador que acaba en Nueva Condomina procedente del Jumilla tras Edu Luna y Manolo. Peque es un extremo de Albudeite de 25 años que destaca por ser «rápido y desequilibrante», según el club grana. La campaña pasada jugó 38 partidos en el equipo vinícola, 36 como titular, y marcó 3 goles.

Más