Fútbol | Segunda B

Josema Raigal es la gran excepción en la plantilla del Murcia

Josema Raigal./LV
Josema Raigal. / LV

El extremo, único que no ha denunciado al club grana, que adeuda tres nóminas

José Otón
JOSÉ OTÓN

La directiva del Real Murcia trabaja contra reloj para abonar los tres meses (marzo, abril y mayo) que tienen pendientes de cobro los jugadores de la plantilla grana. La idea original del Consejo que preside Almela era llegar al pasado 14 de junio con las nóminas del curso al día, pero el retraso a la hora de cerrar varios acuerdos comerciales ha impedido solucionar este asunto. El objetivo de los dirigentes murcianos es solucionarlo a partir de mañana, aunque tengan que poner dinero de su bolsillo. De hecho, este asunto ya ha estado encima de la mesa del propio Consejo, mostrándose algunos de sus integrantes de acuerdo con la posibilidad de tener que desembolsar una cantidad.

No obstante y, aunque una parte de la plantilla grana confía en la actual directiva, la gran mayoría ha denunciado ante la AFE el impago de estas tres mensualidades, obligando así al club a que el importe esté resuelto antes del próximo 30 de junio para evitar el descenso a Tercera. El único que, de momento, ha preferido no denunciar al Real Murcia es Josema Raigal, futbolista procecedente de las bases granas y que la pasada campaña se ganó un puesto en la primera plantilla gracias a Herrero. El muleño ha preferido esperar y no meter más presión a un club que le ha permitido dar el salto a Segunda B. El resto de integrantes de la primera plantilla, incluidos los cedidos que tienen que volver a la entidad grana este verano (David Sánchez incluido) también han puesto la demanda por una cantidad cercana, en total, a los 170.000 euros.

Pero entre las denuncias llegadas al club a satisfacer antes del próximo día 30 también hay que contar con las de Héber Pena, Dani Pérez, Fede Vega, Salva Chamorro, Pedro Orfila y Álex Ortíz. El club grana y la secretaría técnica de Algar están pendientes de que se produzcan salidas de jugadores que tienen contratos en vigor altos y nóminas inasumibles para la categoría.

El juicio de Carmona

El Murcia tendrá que verse las caras el próximo día 20 con Pedro Gómez Carmona, exdirector deportivo grana, que únicamente ejerció como tal del 5 enero a principios de marzo de 2018. Será en el Juzgado de lo Social 2 de Murcia ya que este, fichado por García de la Vega a su llegada al Murcia, exige al club grana 132.000 euros en concepto de indemnización por la «extinción injustificada de la relación laboral», además de 6.064 por «salarios adeudados». Eso sí, a Carmona, que tenía 8.000 euros de sueldo al mes y un blindaje antidespido, le dio tiempo a su vez a despedir a Salva Chamorro, Fede Vega, Fernando Llorente, Abel Molinero y Álex Ortiz, al que el club fue condenado a indemnizar con 130.000 euros por dicho despido. Una vez que García de la Vega fue expulsado de la entidad grana fue despedido por el propio Deseado Flores y Miguel Martínez.