«Nunca me habían dado la oportunidad de entrenar aquí, y ahora no podía decir que no»

José María Almela y Julio Algar, en la rueda de prensa de este miércoles./Nacho García / AGM
José María Almela y Julio Algar, en la rueda de prensa de este miércoles. / Nacho García / AGM

Julio Algar ya ejerce como entrenador y director deportivo del Real Murcia: «Lo primero es la permanencia, sin ella lo demás no valdrá para nada»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Julio Algar está teniendo un día ajetreado. Antes de las diez y media de la mañana el madrileño hizo acto de presencia en Cobatillas para dirigir su primera sesión de entrenamiento como técnico del Real Murcia. Los jugadores no saltaron al césped hasta pasadas las 11:30 horas, después de que la plantilla grana se ejercitara en el gimnasio y escuchara las palabras de su presidente, que presentó al nuevo manager general de la entidad murciana.

«Es nuestro manager deportivo y entrenador hasta final de temporada. Pensábamos desde hace tiempo que pudiera colaborar con nosotros, pero también que podía ayudarnos desde el banquillo hasta el final de temporada. Pensamos que es un profesional preparado que sabe de fútbol y que conoce al Real Murcia. Tranquilo y con las ideas claras, que es el perfil que pensamos que le puede ver bien al equipo», aseguró José María Almela, presidente de la entidad.

Julio Algar arrancó su primera comparecencia como técnico grana haciendo un guiño a la Cultural leonesa: «Quiero agradecer la facilidad que me ha dado mi anterior equipo para venir aquí. Este es un reto importantísimo y muy ilusionante. No vengo de estar en mi casa, vengo de un gran club que no habría dejado si no me llama el Real Murcia. Estoy convencido que podemos sacar esto hacia adelante», aseguró. El nuevo técnico grana se encontró un vestuario profesional: «Son personas, son los primeros que quieren sacar esto adelante».

Para el madrileño el Real Murcia no es un club más: «No me lo pensé. Jugué aquí, ascendí y son sentimientos que me quedan como jugador. Mi hija nació aquí. Después de trabajar en el Espanyol y el Barcelona no me habían dado la oportunidad en este club y ahora no podía decir que no». Aunque Algar compaginará entrenar al primer equipo con la planificación deportiva del próximo año, tiene claro qué es lo primero: «La prioridad es el primer equipo, si hay una catástrofe todo lo demás no vale para nada. Hay que tener mucha tranquilidad».

Por último, el nuevo Ferguson del Real Murcia quiere levantar el ánimo de los murcianistas: «No hay que ser tan pesimista, no hay que mirar para atrás», aseguró Algar, al que acompañará Roberto Martínez, que fue su persona de confianza en el Lorca FC.