Chema Almela: «No va a llegar un jeque a salvar al Murcia, depende solo de nosotros»

Chema Almela, ayer, en el campo de fútbol de La Flota. / martínez bueso
Chema Almela, ayer, en el campo de fútbol de La Flota. / martínez bueso

Médico de profesión, el nuevo mandamás del club grana no tiene pelos en la lengua: «Gálvez ha dejado todo hecho un solar; lo esperábamos»

José Otón
JOSÉ OTÓN

Chema Almela es un hombre sencillo y a la vez muy cultivado. No alardea de su carrera profesional ni de sus múltiples facetas. Tampoco de su voracidad de aprender cosas nuevas cada día. Al contrario que sus antecesores, de lo único que alardea es de su murcianismo, el mismo que ha contagiado a sus tres hijos. Ser el nuevo presidente del Real Murcia le ha pillado por sorpresa, no estaba preparado, aunque ha aceptado por el club que ha sentido desde pequeño. Ahora tendrá que abandonar momentáneamente el fondo sur por el palco de la Nueva Condomina, aunque está ilusionado con uno de los grandes retos de su vida.

-¿Ha cambiado su vida desde que es presidente del Real Murcia?

-Sí ha cambiado. No sabía la repercusión mediática que iba a tener esto. No sabía que era tanto. La verdad es que me alegro de que el Real Murcia tenga esta importancia porque eso significa que tiene mucho peso en la sociedad murciana.

Sus frases

Situación caótica
Faltaban cosas básicas, como la limpieza y fruta en el vestuario
Buena toma de contacto
Los capitanes han visto que somos diferentes, gente seria; queremos pagar esta semana
Los murcianos y el Real Murcia
Nos ha faltado carácter para ser los dueños de nuestro destino, pero estamos cambiando
Una taquilla importante
Ojalá metamos 25.000 personas en el derbi y que 5.000 vengan desde Cartagena

-¿Cuándo se enteró que era el elegido para el cargo?

-Justo antes de subir a reunirme con Gálvez. Cuando esperábamos en la planta baja de las oficinas de la Nueva Condomina. Allí ya sabíamos quienes éramos los cinco del Consejo y entre todos me propusieron como presidente. Al principio me resistí un poco, ya tenía bastante con mis asuntos profesionales, pero he dado el paso por el Murcia.

-¿Qué sintió en ese momento?

-Un poco de vértigo, pero es así en estas cosas. Hay que dar el paso y ya está. Cuando llegué a casa mis dos hijos mayores estaban contentísimos. Vamos juntos a los partidos y a los desplazamientos. Están locos por el Murcia. Solo por eso merece la pena.

-¿Duerme igual que antes?

-El lunes no pude dormir. Se me vino todo encima: el traspaso, la rueda de prensa y la responsabilidad que hemos asumido. Cuando llegué a casa tenía casi 500 mensajes y un montón de llamadas. Nadie se lo esperaba. En mi cuenta de Twitter casi todo eran temas profesionales relacionados con la medicina. Ahora me siguen muchos aficionados del Real Murcia: he pasado de 700 a 1.700.

-Siempre ha sido un abonado y también accionista comprometido con el Real Murcia.

-Soy accionista desde 1998, cuando llegó Samper y convirtió el club en sociedad anónima. Yo estaba haciendo el MIR y me gasté más de 100.000 pesetas en acciones. En 2006 volví a comprar otros 2.000 euros y luego volví a comprar en 2016. Siempre dentro de mis posibilidades. He llegado a estar en Juntas de Accionistas, casi solo, con Jesús Samper y sus consejeros.

-¿Qué gran recuerdo guarda de algún futbolista del Real Murcia?

-Recuerdo a muchos, pero me quedo con un autógrafo que me firmó García Soriano. Junto a Cristo, era la delantera del Murcia a mitad de los setenta. Me emocioné cuando me lo dio. También recuerdo los equipos de los ochenta, con Guina, Moyano, Figueroa, y otros. Lo mío con el Murcia es una adicción. Pero como yo hay más gente, soy uno más.

-¿Cuál es el plan del nuevo Consejo y de la Plataforma de Apoyo del Real Murcia?

-Queremos atraer inversores y empresas que ayuden. Cuando se haga la nueva Junta veremos quién tiene más capital y esa persona decidirá quién se pone al frente. No descartamos seguir. Sabemos que hay miembros de la Plataforma que van a poner un capital importante. Y empresas que apoyen a esa persona, o a la Plataforma en sí, pueden querer que nosotros sigamos.

-Sus dos antecesores, excluyendo a Miguel Martínez, que estuvo temporalmente, fueron un extremeño y un oriolano que nunca amaron al Real Murcia.

-A los murcianos nos cuesta ser dueños de nuestro propio destino. Necesitamos que venga gente de fuera para solucionarnos los problemas. Parece que acogemos como si fuera un mesías a cualquiera que venga con dinero. Tenemos que darnos cuenta que lo podemos hacer nosotros mismos. En Murcia hay gente fantástica. No va a venir un jeque a salvar al Real Murcia.

-¿Por qué cree que la implicación de los murcianos puede ser mayor ahora?

-El carácter de nuestro pueblo, históricamente, ha sido el de conformarnos con las cosas. Creo que eso está cambiando con algunos temas. Creo que estamos aprendiendo a reivindicar lo nuestro, como con las vías del AVE. La gente lucha por lo que entiende que es suyo. Yo animaría a que en este tema del Real Murcia se haga lo mismo. A fin de cuentas, el equipo es nuestra imagen en el resto de España. ¿Por qué no vamos a apoyarlo y convertirlo en un club de Primera del que todos nos sintamos orgullosos?

-¿Cómo va a responder la sociedad murciana a esta llamada?

-Hemos hablado con muchas empresas que nos apoyan, pero necesitamos que se comprometa con nosotros alguna de las grandes, que haga algo por el equipo de su tierra. Hemos sacado el listado de las 200 empresas más importantes de la Región y estamos yendo puerta a puerta. Hemos hecho una presentación muy importante, para demostrarles el retorno que pueden tener.

Una herencia ruinosa

-¿Usted llegó a creer a Gálvez?

-Cuanto más tiempo pasaba y más cosas decía, menos te lo creías. Le preguntamos a los capitanes cómo pudieron aguantar tanto. Y lo han hecho porque hay muy buen vestuario y saben que pueden hacer algo grande. No querían romper eso.

-¿Cómo se han encontrado el club?

-Nos lo encontramos hecho un solar. Sin nada, con las cuentas a cero. Nos lo esperábamos. Podíamos contar detalles con los que la gente se echaría las manos a la cabeza. Faltaban las cosas básicas, como la limpieza. En Cobatillas limpiaron la primera semana y no volvieron. Se encarga el utillero de limpiar un poco. Los balones están desgastados, se han descosido y los han pegado con pegamento. Los futbolistas no tienen fruta en los entrenamientos y nos han contado cosas con las que hemos alucinado. Son detalles importantes para afrontar el día a día.

-¿Cómo fue la reunión del pasado martes con los capitanes?

-El retorno es bueno. Han visto que somos diferentes, que somos gente seria. Queremos responder con hechos. Los empleados van a cobrar esta semana, el dinero ya está en la cuenta del Real Murcia. Vamos a empezar con todos los pagos. Lo peor para ellos eran las mentiras; que cinco minutos antes de un partido les digan que lo que te han prometido no lo van a cumplir. Eso es duro.

-El partido contra el Cartagena va a ser importante para el futuro.

-Va a ser día del club, pero hay que pactar precios y horarios aún. Nuestra relación con el Cartagena es muy buena y estrecha. Vamos a meter en la Nueva Condomina al mayor número de espectadores posibles. Si son 25.000, mucho mejor. La gente de Murcia va a ayudar al club con gusto, vamos a pagar sueldos de los futbolistas. También invitamos a todos los políticos y representantes de la sociedad murciana para que acudan al palco, va a ser un día muy importante.

-¿A qué hora se jugará? ¿Será por la mañana para no encender los focos del estadio?

-Hemos preguntado a los capitanes para que nos den su opinión. El tema de la luz al final no es tan importante. Te puedes ahorrar 3.000 euros si juegas por la mañana, pero puede venir menos gente y se notará en la taquilla. Estamos estudiando varias posibilidades. El objetivo es meter 25.000 personas en la Nueva Condomina.

-¿Habrá restricción de entradas para la afición del Cartagena?

-Ojalá vengan 5.000 aficionados de allí. No habrá ninguna tensión y sí todas las facilidades. A nivel personal nos quieren echar una mano, saben que en algunos casos algunos directivos somos totalmente nuevos. Nos van a ayudar, seguro.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos