ADN local para salvar al Murcia del abismo

Gabriel Torregrosa, Francisco Tornel, Pablo Guzmán y Enrique López./LV
Gabriel Torregrosa, Francisco Tornel, Pablo Guzmán y Enrique López. / LV

Nace la plataforma de apoyo al club grana, integrada por reconocidos y comprometidos murcianistas

José Otón
JOSÉ OTÓN

No son un simple grupo de murcianistas que han decidido hacer ruido para intentar salvar al Real Murcia. Detrás de la plataforma de apoyo al club grana, que se constituyó extraoficialmente en la noche del martes en el Casino de Murcia, hay algo más. Son, en muchos de los casos, profesionales preparados y reconocidos, que saben cómo es el club por dentro y por fuera, y que han esbozado un plan para que el equipo de sus amores, el que sienten desde niños, deje de estar en boca de todo el mundo solo por los problemas extradeportivos, embargos, impagos y otras vergüenzas que no dejan de salpicar una a una entidad cargada de historia y de recuerdos.

Su misión es conseguir la propiedad de la entidad llegando a pactos con De la Vega y Gálvez, y generar un marco idóneo para el desembarco de firmas de la zona

Todos los integrantes de esta plataforma, en principio cerca de veinte, saben que puede ser la última oportunidad de salvar al Real Murcia, que atraviesa uno de los momentos más complicados de su historia. Con cerca de 50 millones de deuda, el club es técnica y legalmente de García de la Vega, aunque está gestionada por los Gálvez, un grupo que entró en acción gracias a que Miguel Martínez, Raúl Moro y Deseado Flores, exconsejeros de la entidad, permitieron su entrada en el órgano de gobierno del club, una decisión de incalculables consecuencias.

Los dos puntos del comunicado

Finalidad
Constitución de una plataforma con personalidad jurídica destinada a «canalizar las aportaciones dinerarias del murcianismo con el fin de pagar los salarios atrasados a empleados y futbolistas».
Pimer paso
Solicitar una reunión con carácter de urgencia con el actual Consejo de Administración del Real Murcia con el fin de «definir las condiciones necesarias para la futura inyección de capital».

La nueva plataforma, a la que se han incorporado empresarios, exconsejeros, accionistas, peñistas y hasta exjugadores, quiere desenmarañar el entuerto y llegar a un acuerdo con todas las partes para iniciar una travesía que será larga y costosa, pero que tiene como meta estabilizar y sacar de la UCI al Real Murcia. El primer paso para el nuevo grupo es pagar a la plantilla y trabajadores, el segundo crear el marco institucional seguro para que aterricen en la Nueva Condomina todo tipo de inversores y, tercero, diseñar a medio plazo un plan deportivo y de saneamiento que a la larga lleve al Murcia a consolidar sus cimientos.

Para empezar, la plataforma de apoyo al Real Murcia quiere reunir la primera cantidad de dinero que le abra la puerta, como entidad jurídica, en el accionariado del club. Con el valor nominal tan bajo de las acciones, estiman que con cerca de 175.000 euros se podrían hacer con el 51% de la propiedad. Para la nueva plataforma, la ampliación de capital (ésta o una con unas mejores condiciones) es el único camino para restituir el equilibrio patrimonial, un paso vital para evitar la liquidación. Pero estos emprendedores saben que antes deben sortear dos obstáculos. Necesitan pactar la salida de los Gálvez y generar un clima de seguridad y estabilidad para futuros inversores. En el actual campo de batallas en el que se ha convertido el club, parece complicado que algún empresario se comprometa. El oriolano, que ha perdido todo su prestigio y crédito entre la afición grana, estaría dispuesto a escuchar una propuesta. De hecho, ofreció las dependencias de la Nueva Condomina para que se celebrara la reunión del pasado martes, una clara muestra de que esta plataforma puede ser su vía de escape.

Más

Al mismo tiempo, este nuevo grupo encabezado por el abogado Gabriel Torregrosa y el notario Francisco Tornel, sabe que pactar con Mauricio García de la Vega también es clave. El mexicano, que aún no se ha pronunciado sobre esta plataforma, tiene el apoyo del TAS, el CSD y la Federación Española de Fútbol, aunque aún necesita que el Juzgado Mercantil de la puntilla a los Gálvez para poder recuperar las llaves del club. Y no sabe exactamente cuánto va a tardar. Por eso, sentarse con García de la Vega es otro paso fundamental para convertir esta plataforma en un ente de lo más creíble. Excepto en algunas temporadas de su centenaria historia, el Real Murcia ha vivido siempre con la soga al cuello, aunque para este grupo es la hora del cambio. Ahora o nunca, eso piensan los que el pasado martes pusieron la primera piedra para intentar salvar a un Real Murcia agonizante.

Cita con Gálvez

El segundo punto del comunicado inicial de esta plataforma es citarse con Gálvez, al que quieren trasladar su plan. Al mismo tiempo, ya han comenzado los trámites para constituirse de forma legal. Lo mejor es que algunos de los que fueron a la cita del Casino cargados de reticencias y desconfianza, están ahora ilusionados con aportar su grano de arena e un momento clave de la historia grana. La fórmula: ir con pies de plomo y medir milimétricamente cada paso. Es fundamental que este grupo, que siente al Real Murcia de los pies a la cabeza y en el que están representados todos los estamentos de la sociedad murciana, se gane la confianza de un murcianismo que todavía no ha arrojado la toalla y sueña con un Murcia grande.

Desde el Padre Carpena hasta el exgrana Juanma

La reunión del Casino celebrada el martes rebosó murcianismo por los cuatro costados. Además de la Asociación de Accionistas Minoritarios, representada por Nacho Martínez Abarca y Pablo Baeza, y la Federación de Peñas (Fepemur), que tuvo como representantes a Pablo Guzmán, hubo más protagonistas. Como los accionistas Francisco Tornel y su hijo, Quique Baeza, Higinio Pérez y Pedro José Romero. Así como los exconsejeros Gabriel Torregrosa (acreedor del club tras la compra de los 4 millones de créditos a favor de la familia Samper) y Enrique López.

Al acto fundacional también acudieron el Padre Carpena, el excapitán grana Juanma Valero y el empresario Emilio Molina, de Aidas Publicidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos