Fútbol | Segunda B

Chavero: «Mi madre me decía que estaba más guapo callado, pero nunca le hice caso»

Alejandro Chavero, el día de su presentación con el Ibiza. / lv
Alejandro Chavero, el día de su presentación con el Ibiza. / lv

El exfutbolista del Murcia, Efesé y UCAM volverá el domingo a la Nueva Condomina: «Me vendría mejor que me chillasen, así me motivaría más»

ALBERTO GÓMEZ MURCIA.

El domingo volverá a la Nueva Condomina Alejandro Chavero (Barcelona, 34 años). El exjugador del Real Murcia, el Cartagena y el UCAM llegará con el Ibiza, un equipo recién aterrizado en la Segunda B, pero que tiene la intención de codearse con los mejores.

Su paso por la Región

De 2014 a 2018
En la temporada 2014-15 estuvo jugando en el UCAM. Al curso siguiente lo fichó el Real Murcia y en 2017 se fue al Cartagena, tras pasar un año en la Ponferradina.
Edad
34 años.
Último traspaso
El verano pasado se fue al Ibiza, que lo fichó por 50.000 euros.

-¿Cómo afronta el Ibiza el partido de este domingo en la Nueva Condomina?

-Vamos a un campo muy complicado. El Murcia este año ha confeccionado una de las mejores plantillas del grupo y también de las mejores que ha habido en los últimos años. Sabemos que ellos tienen la necesidad de ganar en casa, pero nosotros vamos a darlo todo.

«En verano me dijeron que tenía que bajarme el sueldo y mi nómina no era tan alta, por eso me fui». «El que venga al Ibiza tiene que tener la intención de ascender; la familia Salvo no contempla otra cosa». «En el Murcia había jugadores sobrevalorados, no contaban con tan buena plantilla como pensaban» LAS FRASES

-¿El hecho de que haya pasado por el Real Murcia, el Cartagena y el UCAM hace que el partido de esta semana sea especial para usted?

-La verdad es que sí que es especial. Después del último partido que perdimos contra el Badajoz estoy pensando en el choque y tengo ganas de ir a la Nueva Condomina. La última vez que jugué allí se dieron unas circunstancias especiales, porque se guardó un emotivo minuto de silencio en memoria de mi padre y tengo ganas de jugar en ese campo otra vez. Fue un gesto muy emotivo de la afición del Real Murcia. Para mí fue un motivo de alegría que se guardara ese minuto de silencio yendo a la Nueva Condomina con la camiseta del máximo rival del Murcia como es el Cartagena. Que la gente lo respetara me llegó y me gustó mucho.

-¿Qué busca en el Ibiza?

-Es un proyecto a largo plazo. La gente a lo mejor ahora no lo ve, pero va a ser un equipo fuerte y potente muy pronto.

-Al Ibiza se le posiciona en el grupo de equipos que tienen que pelear por el ascenso, ¿es ese el objetivo que han marcado a los jugadores desde la directiva?

-Todo el que venga al Ibiza tiene que tener la intención de lograr el ascenso de categoría, porque la familia Salvo no contempla otra cosa. Es gente ganadora y con mucha ilusión por el proyecto.

-¿Son los del Murcia, el Cartagena y el UCAM los grandes proyectos del grupo?

-Pienso que los equipos más fuertes son estos, sí. Por plantilla y entidad son conjuntos muy formados y arrastran unas aficiones, sobre todo las del Murcia y el Cartagena, que les ayudan mucho cuando juegan como locales.

-¿Cómo será el Ibiza que veremos el domingo en Murcia?

-Va a ser un equipo valiente que desde el primer minuto va a salir a ganar los tres puntos y después, en función de cómo se desarrolle el partido, seguiremos una estrategia u otra.

-El inicio de temporada del Ibiza no está siendo el esperado.

-La verdad es que no. Hemos propuesto mucho en los partidos, sobre todo en los dos encuentros de casa, y hemos llegado con peligro al área contraria, pero no hemos sido nada efectivos.

-La temporada que estuvo en el Murcia fue la antesala a dos proyectos millonarios. Sin embargo, a usted le tocó vivir un proyecto más modesto.

-A partir de ese año ha entrado gente nueva que ha puesto todo por intentar ascender haciendo buenas plantillas. El primer año tuvieron un poco de mala suerte y el curso pasado creo que pensaban que tenían mejor plantilla de la que realmente tenían. Pienso que había jugadores sobrevalorados.

-¿Qué recuerdos tiene de la temporada que jugó en el Murcia?

-La recuerdo como una etapa bonita. Estuve muy a gusto en el Murcia. Había un muy buen vestuario y la afición me quería mucho. El problema fue que no se pudieron hacer fichajes en el mercado invernal y la plantilla era corta. Al final se nos escaparon muchos puntos. Hubo lesiones y poco a poco nos fuimos diluyendo y no se pudo ascender.

-¿Por qué no quiso continuar en el Murcia?

-La temporada que estuve fue irregular en cuanto a los pagos, aunque al final lo acabamos cobrando todo. No pensaba que el equipo tuviera muy buena pinta de cara al siguiente año. Además, en verano me dijeron que tenía que bajarme el sueldo cuando no tenía ni mucho menos una nómina tan alta como la de ahora y decidí irme y no tener problemas.

-¿La destitución de Aira como entrenador le afectó mucho?

-Eso para mí fue como comprobar que no pintamos nada porque él fue un hombre que firmó para Segunda, siguió en Segunda B y luego lo echaron tras ir todo el año el primero, me pareció muy injusto. Por eso decidí marcharme y ya está.

-¿Qué recuerdos le quedan del Murcia?

-De mi boca nunca ha salido que desee nada malo al Murcia, ni al Cartagena ni al UCAM. Lo que pasa es que cuando juego contra ellos quiero que pierdan, como es lógico. Si yo puedo quedar por delante de ellos, mucho mejor que quedar por detrás.

-¿Entendería que algún aficionado del Murcia le pitara?

-Sí. Es más, creo que me va a venir mejor que me chillen e insulten, porque así me motivaré más aún para jugar el partido.

-¿Firmaría que jugaran el 'playoff' el Murcia, el Cartagena, el UCAM y el Ibiza?

-Sí, pero acabando primero el Ibiza.

-¿Cree que su temperamento le ha jugado alguna que otra mala pasada en su carrera?

-Sí. Mi madre siempre me ha dicho desde pequeño que estoy más guapo callado, pero no le he hecho caso nunca.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos