Mano izquierda para enderezar al Murcia

Julio Algar, dirigiendo un partido del Lorca en el Pinatar Arena, su antepenúltima experiencia en los banquillos. / f. manzanera / agm
Julio Algar, dirigiendo un partido del Lorca en el Pinatar Arena, su antepenúltima experiencia en los banquillos. / f. manzanera / agm

La directiva grana apuesta por Julio Algar como manager general y le encomienda dos misiones urgentes: salvar al club grana del descenso y planificar la próxima campaña

José Otón
JOSÉ OTÓN

murcia. No tiene una hoja de servicio cargada de logros y éxitos llamativos, aunque Julio Algar reúne el perfil de profesional formador y con conocimiento del fútbol de cantera que buscaba una parte del Consejo de Administración del Murcia. Este grupo ha esperado su momento y, tras las experiencias de Pedro Cordero y Javi Motos, ha convencido al resto de los dirigentes granas de que este exlateral derecho de 49 años, madrileño y afincado en Murcia desde que colgó las botas, es la persona ideal para la que levantar los cimientos del nuevo Real Murcia.

El madrileño afincado en Murcia trabajó para el Espanyol y el Barça a las órdenes de Andoni Zubizarreta, que ha aconsejado su fichaje a los gestores murcianos

Los que apuestan por él están seguros de que con Algar no se equivocan, aunque siempre queda la duda de cómo afrontará un proyecto siempre mediático y con las urgencias que arrastra un club con tanta historia detrás. Tampoco dudan demasiado sus compañeros de profesión más cercanos, que ensalzan sus virtudes y capacidades para poner al servicio del club grana todo lo que ha aprendido desde que arrancó su carrera futbolística en la cantera del Real Madrid: «Es una persona cercana, que vive el día a día y que ha sabido sacarle el rendimiento a plantillas en situaciones muy complicadas. Es observador y sabe encontrar lo que el jugador necesita para sentirse cómodo», asegura uno de los muchos futbolistas que ha compartido vestuario con el nuevo manager general del Murcia y que conoce al detalle la trayectoria profesional de Algar desde que colgó las botas en el año 2003.

¿Quién es Julio Algar?

Personal
Nació en Madrid en octubre de 1969. Casado con Adela y padre de dos hijos (Marta y Julio).
Como futbolista
Jugó en el Castilla, Villarreal, Córdoba, Lorca, Real Murcia, Cartagonova y Figueres.
Como técnico
Informador del Espanyol y Barcelona, ha dirigido desde el banquillo al Lorca en dos etapas, San Sebastián de los Reyes, Molinense, Horadada, Lorca B y el equipo juvenil de la Cultural Leonesa.

Y es que en la carrera de Julio Algar desde que dejó el fútbol en activo hay un hecho que, a la larga, le ha llevado al club grana: aquella llamada de Albert Valentín, excompañero suyo en el Figueres, invitándole a formar parte de la secretaría técnica del Espanyol, un club donde aprendió a peinar el mercado y buscar en los clubes a los jóvenes que tuvieran calidad suficiente para llegar a Primera División. Antes de apostar por la secretaría técnica, Julio Algar había entrenado al Molinense en Tercera, donde dirigió a su excompañero Loreto, para después casi llevar al Lorca a Tercera, en una temporada en la que la plantilla blanquiazul pasó largas temporadas sin cobrar y donde Algar aprendió a dirigir a un plantel en un estado anímico resquebrajado. Quizás la misma situación que encuentre ahora en el vestuario de Cobatillas.

La decisión de ficharle estaba ya tomada, aunque el fracaso de Motos ha precipitado su llegada

Cuando Valentín dio el salto del Espanyol al Barcelona también se llevó a Julio Algar al club blaugrana, donde, según los que le conocen, fue algo más que un ojeador, dirigiendo incluso a varias personas a su cargo. Pero Zubizarreta, que ha dado buenos informes de Algar a los actuales directivos del club grana, tuvo que abandonar el Camp Nou. Valentín, Algar, además de otros técnicos de la cuerda del vasco, se vieron obligados a seguir sus pasos. Fue justo el momento en el que Algar decidió volver a los banquillos y aceptó dirigir a un Horadada en horas bajas.

La llamada de Paco Zaragoza

Después llegó la llamada de Paco Zaragoza, con el que coincidió en el Murcia, para entrenar al Lorca B, al que puso en lo más alto. Un éxito que hizo que Xu Genbao se fijara en él para comandar el primer equipo blanquiazul, una nave cargada de jugadores con peso en la Segunda B en la que tuvo que sobrevivir a situaciones especiales. Aún así, sacó partido al vestuario que encontró tras la marcha de Iñaki Alonso y lo acercó al ascenso a Segunda, aunque el que remató la faena y se llevó los méritos fue David Vidal, que después también fue defenestrado por Xu Genbao y su mano derecha, el exgrana Joaquín Romeu.

Loreto, excompañero en el Murcia y en el Molinense, es uno de los candidatos de Algar para el banquillo

Ahora, Algar se enfrenta al reto más grande de su carrera. La directiva del Murcia, eso sí, ha decidido que conozca de cerca los problemas de la plantilla desde el propio vestuario, aunque paralelamente prepare al equipo grana de la próxima temporada. Aunque desde la marcha de Pedro Cordero el elegido para sustituirle era Julio Algar, no se confirmó su llegada hasta la jornada de ayer. Eso sí, estaba todo decidido desde hace varias semanas, aunque la decisión definitiva se tomó en la noche de ayer, en el aparcamiento subterráneo de la Nueva Condomina. Algar será entrenador y director deportivo de forma conjunta hasta el próximo mes de junio. El madrileño intentará entonces fichar para el banquillo grana a su excompañero Loreto, que actualmente es segundo entrenador del Zaragoza, junto a Víctor Fernández.

Es la gran oportunidad de Algar, por eso el madrileño rompió su contrato con la Cultural y puso rumbo a Murcia, donde tiene por delante el mayor reto de su carrera.

Más