Monje Carrillo echa un cable a los prebenjamines del Real Murcia

José Otón
JOSÉ OTÓN

La noticia saltó el pasado viernes. El Real Murcia anunció por sorpresa en un comunicado de prensa que no iba a inscribir para la Liga 2018-19 a sus dos equipos de categoría prebenjamín, a solo unas horas del inicio del campeonato. Fue como un jarro de agua fría para las familias y los jóvenes futbolistas, que se quedaron sin capacidad de reacción para buscar acomodo en otros equipos.

Aunque el club grana aseguró en su nota de prensa que el motivo de la no inscripción de ambos equipos era una reestructuración de las bases, a través de una comunicación privada aseguró a los propios padres que un «problema burocrático» era el verdadero motivo para no inscribir las licencias de sus jugadores prebenjamines.

Pero la verdadera causa es que el club grana arrastra una deuda de 50.000 euros con la Federación Murciana que le impide actualmente inscribir jugadores, y aunque los gestores granas han asegurado a este organismo en varias ocasiones que iban a pagar la deuda, aún no lo han hecho. No obstante, Monje Carrillo y sus colaboradores han decidido tramitar las fichas de estos dos equipos prebenjamines para «no perjudicar a los niños», según fuentes federativas. El primer partido de estos dos equipos queda como aplazado y los dos equipos granas entrarán en acción en la segunda jornada.

Compagnucci no tiene ficha

El club grana tendrá que pagar los 50.000 euros a la Federación Murciana en los próximos días si quiere volver a tramitar más fichas. Como la del mediocentro del primer equipo Compagnucci, que aún no tiene el tránsfer internacional para jugar en España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos