El Murcia más humilde, a escena

Imagen del primer entrenamiento de la temporada. /Edu Botella/ AGM
Imagen del primer entrenamiento de la temporada. / Edu Botella/ AGM

Los de Adrián Hernández debutan hoy ante el Levante, un rival de Primera División

José Otón
JOSÉ OTÓN

Resta un mes para que arranque la Liga en el grupo IV de Segunda B, pero el Real Murcia comienza ya a jugarse cosas importantes. Esta tarde, a las 19.30 horas, el equipo grana inaugura su calendario de amistosos ante el Levante, un equipo de Primera que supone el examen más duro del verano para el conjunto de Adrián Hernández. Será en el Pinatar Arena, un escenario inmejorable, y es sin duda un arranque para valientes. Si el Murcia pelea y saca un resultado positivo ante un equipo mayor sus aficionados se abrazarán con más fuerza al nuevo proyecto; si cae con estrépito (sería lo más normal), algunos indecisos acrecentarán sus dudas.

El técnico de Churra confía en su ejército de canteranos y futbolistas modestos para salir airoso, pese a las estrecheces económicas

Pero si algo ha demostrado el nuevo Murcia, desde la directiva hasta el cuadro técnico, es que no tiene miedo. Los responsables granas no eligieron para arrancar a un equipo de Preferente o de Tercera, sino a un 'primera', a pesar del riesgo de salir escaldado y con heridas para el resto del verano. De esta forma, el proyecto diseñado desde el despacho por Julio Algar y dirigido a pie de campo por Adrián Hernández, un técnico que procede de Tercera, verá hoy la luz ante un rival peligroso. No será el único envite de altura para los granas en los próximos días, ya que el viernes el Murcia jugará su segundo amistoso del verano ante el Almería, equipo de Segunda.

Podrían irse

Hugo Álvarez
Ficha inasumible. Pide 30.000 euros para irse.
Charlie Dean
Negociando con otros equipos, pero pide finiquito.
Armando
El Murcia le ha ofrecido 50.000 euros, pero no contesta.
Curto
Si reduce su sueldo podría continuar en el Real Murcia.
Cebriá y Ballester
Las dos plazas de portero ya están ocupadas.

Un conjunto murciano que, según su técnico, tirará menos de pedigrí y más de corazón y sentimiento que los anteriores. A eso se agarra el nuevo Murcia: futbolistas implicados con el equipo de su tierra que no se besen el escudo solo por quedar bien, una imagen que se ha repetido pretemporada tras pretemporada en las presentaciones de los futbolistas en la sala de prensa de la Nueva Condomina. Un modelo fracasado, que se estrelló en los últimos cinco años cayendo en las primeras rondas del 'playoff' o no llegando al mismo.

Los canteranos

Escribano
Central y mediocentro. Ocuparía una plaza sénior.
Adrián Montesinos
Sin contrato, pero puede quedarse. Es sénior.
Víctor Meseguer
Ficha del filial y dinámica del primer equipo.
Bertomeu
Ficha del juvenil, entrenará con el primer equipo.
Melgar
Lateral sub 23, puede quedarse en el primer equipo.

Falta por saber qué pasará con Armando, Curto, Melgar, Escribano, Bertomeu y Montesinos

Una vez que el modelo suicida utilizado por las anteriores directivas ha llevado a la entidad centenaria al borde del colapso, Adrián Hernández intentará saciar la sed del murcianismo por otro camino, con un equipo de pico y pala que debe empezar por plantar cara hoy al Levante, en un duelo que puede servir para que los aficionados indecisos se decidan a comprar su carné y apoyar al club en un año que puede ser histórico, vital para su supervivencia, aunque el Murcia no parta de antemano como candidato al ascenso.

De seis a diez huecos libres

El Real Murcia 2019-20 no está perfilado totalmente. De momento, Adrián Hernández cuenta con 15 futbolistas que estarán en el primer equipo. Once de ellos tendrán ficha sénior, mientras otros 4 ocuparán plaza sub-23. Entre los primeros se encuentran los porteros Lejárraga y Tanis Marcellán, los defensas Álvaro Rodríguez, Antonio López, Edu Luna e Iván Pérez; y los centrocampistas Juanra, Manolo y Peque; además de los delanteros Chumbi y Marcos Legaz. Los cuatro futbolistas nacidos antes de 1996 con ficha ya confirmada en la primera plantilla serán Juanma Bravo, Josema Raigal, Alberto Rodríguez y Alberto Toril.

El duelo ante el Levante arranca a las 19.30 horas en el Pinatar Arena, con entradas a 5 euros

El puzle no está completo, ya que el Murcia tiene cinco fichas séniores disponibles, más otras dos sub-23, con lo que Julio Algar y Adrián Hernández tienen por delante muchas decisiones que tomar. Y como si de un efecto cascada se tratara, las salidas de los futbolistas con contrato en vigor que no cuentan para el club tendrán mucho que ver a la hora de fichar nuevos jugadores. Los dos casos más complicados son los de Hugo Álvarez y Charlie Dean. El defensa gallego, con un contrato firmado por los Gálvez cercano a los 100.000 euros, tiene permiso de la entidad para no volver al trabajo hasta el jueves, pero pide 30.000 euros para marcharse del club. El inglés, por su parte, está entrenando con el Murcia pero a la vez está escuchando ofertas de otros equipos y su intención es marcharse cuanto antes.

De los jugadores con salarios altos, el único caso que podría solucionarse en breve es el de Armando, que a principio de la temporada pasada tenía firmado un contrato de cerca de 82.000 euros. La nueva directiva se lo rebajó a 55.000, pero ahora necesita que se lo baje un poco más para que sea asumible por una entidad en estado de crisis. Así, la última oferta grana ronda los 50.000 euros, aunque el central murciano todavía no la ha aceptado. Si se queda será uno de los dos jugadores mejor pagados del plantel, aunque en los planes de Algar y Adrián Hernández no está la posibilidad de que juegue en el centro del campo y sí de que ocupe la plaza de tercer central por detrás de Antonio López y Edu Luna, recién llegados. Otro de los futbolistas que podría quedarse es Víctor Curto, que gusta al entrenador grana, aunque debe bajarse el salario por debajo de los 50.000 euros actuales.

Canteranos a la espera

Los casos de Quique Cebriá y Simón Ballester, ambos con contrato en vigor y sin posibilidad de ocupar un puesto en la portería grana, también están sin resolver.Todo indica que ninguno de los seis futbolistas que no han resuelto su futuro tendrán minutos en el choque frente al Levante para evitar cualquier percance.

A falta de más movimientos, el Murcia no tiene extremos izquierdos naturales y, aunque hay jugadores que pueden ocupar esa demarcación, como Iván Pérez, el club estudia reforzar esa posición, igual que las de central y mediapunta. Montesinos y Escribano, un jugador de banda derecha y un central criados en la cantera grana que se ejercitan todos los días a las órdenes de Adrián Hernández, podrían quedarse, aunque ambos ocuparían ficha sénior.

Bertomeu tendrá ficha del equipo juvenil aunque entrenará y podría jugar con el primer equipo, mientras que Adrián Melgar, que acaba de regresar de su cesión en el Getafe, podría ocupar plaza de sub-23 en el primer equipo. El que sí tendrá ficha del filial es Víctor Meseguer, aunque como el resto de este grupo de canteranos, entrenará con el primer equipo y podría jugar en Segunda B. En todo caso, el club podría arrancar la Liga con alguna ficha libre e ir rellenándola conforme avance la campaña o en el próximo mercado invernal.

Por otro lado, el club venderá esta tarde abonos en el Pinatar Arena, aprovechando su primer amistoso del verano.