El Murcia inicia el camino para ser Bien de Interés Cultural

JOSÉ OTÓN y F. PERALS

Francisco Javier Trigueros, concejal no adscrito del Ayuntamiento de Murcia, se ha salido con la suya. Ha conseguido, al segundo intento, que el Pleno Municipal apruebe iniciar los trámites para que el Real Murcia sea declarado BIC (Bien de Interés Cultural), una circunstancia que podría blindar a la entidad centenaria de cara a una posible desaparición. La propuesta, llevada ayer al último Pleno de la legislatura como última moción en el orden del día, fue aprobada con el voto a favor del Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos, mientras que Ahora Murcia y Cambiemos se abstuvieron. A la moción de Trigueros, el Partido Popular añadió que, además, se «inste y solicite» al actual Consejo del Real Murcia a presentar la solicitud de declaración de Bien de Interés Cultural para el Real Murcia ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

El objetivo de Trigueros

De llegar a buen puerto el proceso, el Real Murcia sería el segundo club de fútbol español en ser declarado BIC después de que el Recreativo de Huelva lo consiguiera en 2016. El objetivo de Trigueros es «intentar salvar al Real Murcia y evitar su posible desaparición, protegiendo así una institución centenaria que tanto prestigio ha dado a Murcia y a la Región durante sus años de existencia. Hablamos de la historia, sentimientos y tradición de Murcia a través de un club: el Real Murcia», dijo el exconcejal de Ciudadanos en la moción presentada.

Su «contenido simbólico, relevancia social e histórica y su singularidad» según la ley, hacen que el Real Murcia necesite de protección en uno de los momentos más delicados de su centenaria historia.