E

Acumula 9 goles encajados en los nueve partidos jugados en la segunda vuelta, un triste bagaje para acometer las diez últimas jornadas de la competición

José Otón
JOSÉ OTÓN

El Real Murcia sigue en caída libre. Acumula ya ocho jornadas sin ganar y, de los últimos nueve partidos, solo ha ganado uno, el que disputó el pasado 13 de enero ante el Sanluqueño en la Nueva Condomina y que se resolvió con una jugada a balón parado que materializó Charlie Dean. Los números son lamentables en la segunda vuelta en la que en nueve partidos ha encajado otros nueve goles, pasando de ser un conjunto fiable defensivamente a ser casi un coladero, encajando goles en prácticamente todos los choques. Y eso que en defensa la únicas bajas han sido las de Dani Pérez y Migue Leal, dos zagueros que apenas contaban para Manolo Herrero.

El Murcia ha sumado solo 4 puntos de los últimos 24 posibles y su imagen fuera de casa ha ido empeorando con el paso de las semanas. De hecho, en las últimas cuatro salidas a Huelva, Ibiza, san Fernando y Talavera, la imagen ha sido la de un equipo que apenas ha sido capaz de competir, a excepción de algunos minutos en el Colombino, cuando el Murcia plantó cara al equipo de Salmerón.

La mejor noticia, pese a todo, es que el descenso sigue a nueve puntos del equipo grana pese a sus ocho jornadas sin ganar. El motivo: los cuatro de abajo tampoco levantan cabeza y tampoco saben ganar.

Los de abajo no suman

De hecho, de los cuatro últimos clasificados (Villanoense, Ejido 2012, Almería B y Malagueño), ninguno de ellos ha sumado ni una sola victoria en las últimas cinco jornadas. Todos ellos han logrado 2 puntos de 15, lo que permite respirar tranquilo al equipo grana.

En las diez últimas jornadas el Real Murcia se tendrá que enfrentar a cuatro equipos que están luchando por los primeros puestos de la clasificación y a otros seis conjuntos de la zona media-baja. El próximo rival será el Linense, sexto, aunque en abril el club grana tiene que visitar el Cartagonova y después recibir al UCAM, en un duelo que puede ser dramático para el Murcia.