Real Murcia

Manuel Sánchez-Guerrero: «El Murcia necesita otra ampliación ya, diciembre acecha»

Manuel Sánchez-Guerrero, en su despacho. / nacho garcía / agm
Manuel Sánchez-Guerrero, en su despacho. / nacho garcía / agm

El nuevo líder de los accionistas minoritarios dice que la asociación, que tiene un plan para la ciudad deportiva, debe ser «crítica y constructiva»

José Otón
JOSÉ OTÓN

La Asociación de Accionistas Minoritarios del Real Murcia ha tenido un papel mayúsculo en los cambios registrados en el club grana en los últimos meses, que lo dirigen a una futura salvación institucional. Ahora estrena presidente, pero su objetivo es el mismo: ser un grupo de murcianistas vigilantes para que no se repita la historia de Samper, Moro y Gálvez. Manuel Sánchez-Guerrero Melgarejo es un abogado murciano, especializado en temas mercantiles, administrativos y deportivos, que tiene alma de diplomático, profesión que le hubiera gustado ejercer. Quizás por eso está dispuesto a mediar en todos los asuntos que sean necesarios por el bien del Real Murcia.

-¿Desde cuándo es murcianista?

-Desde que tengo uso de razón. Jugué en las bases del Real Murcia y me entrenó Paco Tornel. Actuaba de portero, pero me lesioné en el primer año de juvenil. Fue en la década de los 80. Las bases jugábamos donde nos dejaban. Nosotros lo hacíamos en Los Dolores en un campo de tierra. Nos llevábamos hasta las redes de las porterías.

-¿Comó se enroló en la AAMRM?

-Conocí a la gente de la asociación cuando entre todos formamos la Plataforma de Salvación del Murcia (Parmu). Ya sabía que antes habían hecho un buen trabajo. Teníamos sintonía y me gustaban sus criterios en muchos asuntos, tanto en lo institucional como en lo deportivo, y por eso pasé a formar parte de ellos.

-¿Cuál debe ser su papel?

-Esta asociación debe ser el Pepito Grillo de los pequeños accionistas del Murcia. Como hizo con Samper. Él dejó el club en manos de personas que no tenían sentimientos murcianistas ni conocimientos futbolísticos para gestionarlo. El papel de la asociación fue importante. Enrique López y Stefan Settels siguen en la AAMRM. Aportaron conocimientos para que el club tuviera viabilidad. Se ha sido injusto con ellos, fueron propulsores de lo que está pasando ahora. Hay que decirle a las directivas cosas que no quieren oír.

-Ser una especie de inspectores.

-Formamos parte de una conciencia murcianista que impera ya en el Consejo, como los peñistas. Debemos estar encima de la directiva para que no se pierda el espíritu que hizo nacer la Parmu y todos los sentimientos posteriores. Somos defensores de los intereses de los accionistas y hay que exponer sus propuestas al Consejo. Alguna ya es real, como la implantación del sistema de propiedad alemán y el perfil de jugador que debe venir al Murcia. Nuestro espíritu es de consenso, siendo siempre críticos y constructivos.

-En la última Junta alcanzaron un 5% de adhesiones de accionistas, ¿deben estar en el Consejo?

-Entiendo que debemos estar fuera, aunque representamos una masa social muy importante. Podemos colaborar, pero no es nuestro espíritu mandar. Si alguna vez tenemos un porcentaje del 10-15% de apoyos de los accionistas, quizás haya que representarlos lo más arriba posile, pero nosotros debemos seguir trabajando en nuestro proyecto y continuar aportando ideas al club.

-Dé alguna pista.

-Buscamos financiación para llevar adelante proyectos como el de la ciudad deportiva. Hemos hecho llegar al Consejo nuestro plan para construirla. Hay que obtener el uso de unos terrenos, públicos o privados, y conseguir el apoyo de empresas murcianas. El lugar pueden ser los solares que rodean la Nueva Condomina, pero también podría ser otro. El Pinatar Arena es un ejemplo de cómo se debería hacer.

-¿Cuándo debe convocarse la próxima ampliación de capital?

-Inmediatamente. El horizonte del 31 de diciembre y las obligaciones concursales están ya encima. Le estamos exigiendo al Consejo que presente las cuentas de los dos últimos años, aunque comprendemos lo complicada que era la situación que se encontraron. Pero hay que cumplir con la legislación. Hay que afrontar pagos antes de final de año.

-¿Hay que actuar contra los exgestores que hundieron al club?

-Es delicado. Necesitamos pruebas. Hay que ir con prudencia porque el Murcia está detrás y puede acabar perjudicado. Debe hacerse una acción social y que den la cara para que expliquen qué hicieron.

-¿Y García de la Vega?

-Un buen jugador de póquer, sin poner dinero. Debería salir ya de la vida del club.