Fútbol | Real Murcia

Giro radical del Murcia tras acabar la ampliación

El Consejo grana, en la rueda de prensa ofrecida este jueves./Vicente Vicéns / AGM
El Consejo grana, en la rueda de prensa ofrecida este jueves. / Vicente Vicéns / AGM

Los dirigentes confían en poder utilizar el dinero en unas tres semanas «para que todos lleguen a la Navidad con las nóminas pagadas»

ALBERTO GÓMEZ

Cerrada la ampliación de capital del Real Murcia, que el miércoles por la noche recibió sus últimas aportaciones vía transferencia bancaria, el trabajo que tiene ahora el actual Consejo de Administración del club, cuyos representantes son José María Almela, Francisco Tornel, Francisco Cobacho, Higinio Pérez y Gabriel Sánchez Torregrosa, es ingente.

El presidente Almela y Paco Martínez, miembro de la comisión económica de la Plataforma de Apoyo al Real Murcia (Parmu), dieron a conocer ayer los datos de la ampliación, que ha recaudado finalmente 1.270.000 euros. A esa cantidad hay que añadir los 178.000 con los que partía el capital social de la entidad murcianista al inicio de la ampliación que acaba de finalizar. Por lo tanto, el total del capital social del Murcia se sitúa en este momento en 1.448.000 euros, siendo el notario murciano Francisco Tornel el accionista mayoritario, después de aportar 200.000 euros durante la segunda fase de la ampliación, lo que, sumados a los 22.000 que había aportado en procesos anteriores, hace que tenga un 15,33% del capital social.

¿Y en qué lugar queda en este proceso Mauricio García de la Vega? El mexicano no atiende a estas cifras y defiende ser el dueño del 84,20% del capital que el TAS ha avalado que adquirió de forma legal al expresidente Raúl Moro. Ese porcentaje se da sobre los 178.000 euros que tenía el capital social del equipo grana antes de que se llevara a cabo la ampliación que ha terminado esta semana. Por tanto, el paquete que se disputan De la Vega y Moro ronda los 150.000 euros. Es decir, sería solo un 10,35% del actual.

Dos décadas después

Pero en este proceso las empresas también han sido muy importantes. Según los datos revelados ayer, hay 43 firmas que han aportado a la ampliación unos 230.000 euros, es decir, un 15,88% del capital pimentonero. Sin lugar a dudas, la campaña 'Hazlo Tuyo' ha sido la que ha movilizado un mayor número de accionistas. Esta iniciativa ha inyectado en la ampliación del Murcia 709.000 euros, lo que se corresponde con el 48,96% del capital social del club grana. Esto se traduce en que, dos décadas después, los accionistas minoritarios van a aglutinar la mayor parte del accionariado del club.

Además, el hecho de que el murciano Francisco Tornel sea el accionista mayoritario también es novedoso. Entre 1993 y 1999 ocuparon la presidencia del Real Murcia José Luis Ortín, Antonio Zamora, Faustino Cano y Francisco Soler, todos ellos murcianos. Después desembarcó el Grupo Santa Mónica con Joaquín Romeu como presidente en primera instancia, para más tarde dejar paso al difunto Jesús Samper. Juan Guillamón, Manuel Álvarez y José Ángel Serantes también estuvieron de forma transitoria al frente del club, en el que Samper volvió a tomar el timón en 2009 hasta su fallecimiento, en diciembre de 2015.

Los porcentajes

15,33%
del capital social queda ahora en manos del notario murciano Francisco Tornel.
15,88%
es el capital que queda en poder de las empresas que han participado en la ampliación.
48,96%
es el capital del Murcia en manos de los accionistas que han participado a través de 'Hazlo Tuyo'.

Desde entonces, han sido presidentes Guillermo Martínez Abarca, Raúl Moro, Miguel Martínez, Víctor Gálvez y José María Almela, al frente este último de un Consejo que tiene como misión dar forma a la próxima Junta de Accionistas de la que resultará el nuevo equipo que guiará la nave grana. Los consejeros tienen la intención de perfilar esta decisión el próximo 19 de diciembre, cuando han convocado una reunión.

La atomización lograda en el accionariado del Murcia durante la última ampliación, que ha devuelto el club a manos de gente de su tierra, se ha saldado con 26.000 aportaciones realizadas y más de 21.000 accionistas de 94 países diferentes. Por eso, el presidente Almela definió ayer el proceso como «un éxito rotundo».

El club ha recibido durante la ampliación transferencias bancarias por valor de 539.000 euros. Ahora, el Consejo de Administración y la Parmu tienen mucho trabajo de gestión por delante. Como dato, baste decir que hay más de 20.000 correos electrónicos pendientes y ayer por la tarde estuvieron trabajando en su contestación 15 voluntarios.

¿Y qué pasa ahora con el dinero de la ampliación? El Murcia prevé que podrá hacer uso de los cerca de 1,3 millones sobre el 20 de diciembre, una vez que haya acreditado todos los títulos de las acciones adquiridas durante el proceso. «El club quiere que todo el mundo llegue a Navidad con las nóminas pagadas», avanzó ayer el secretario del Consejo, Higinio Pérez, quien añadió que los siguientes pasos estarán acordes con la Ley de Sociedades de Capital, lo que recoge el Registro Mercantil y las leyes vigentes en materias como protección de datos y propiedad intelectual.

Otra figura

Por otra parte, en la reunión del Consejo que se celebró esta semana se acordó que el Murcia cuente desde ahora con un director de cumplimiento normativo para que la sociedad pimentonera se desenvuelva dentro de la más estricta legalidad. De igual manera, otro de los acuerdos adoptados por los consejeros fue implantar la mediación, un mecanismo que buscará alcanzar acuerdos con acreedores que asfixian la economía del club.

Higinio Pérez también adelantó que en breve «habrá resultados» de la investigación sobre el destino que ha tenido el dinero recaudado por parte del equipo de Víctor Gálvez en la campaña de abonos del verano. De igual manera, el presidente Almela explicó que la Parmu está ultimando las alegaciones que el club va a presentar ante el procedimiento disciplinario iniciado por De la Vega ante la Federación Española. Almela señaló que lo dictado por la juez instructora es solo una propuesta de sanción que «creemos que se va a quedar en nada» cuando el asunto llegue a manos de la juez de Competición. El presidente también avanzó que en breve el Murcia va a saldar las deudas que tiene pendientes con la Federación Murciana, que le impiden tramitar fichas.

El encuentro contra el Jumilla se jugará en la Nueva Condomina

Salvo un cambio de planes inesperado de última hora, el partido entre el Real Murcia y el Jumilla previsto para el domingo se disputará en la Nueva Condomina, después de que las alarmas saltaran el miércoles por la tarde por el mal estado del césped, llegándose a plantear que el encuentro se jugase en otro campo u otro día. La empresa Royalverd, que se encarga del mantenimiento del terreno de juego murcianista, matizó ayer que todo se debió a «una falsa alarma». Fuentes de la firma radicada en la provincia de Gerona señalaron que «el césped estará feo, pero no peligroso».

El césped del campo del Murcia está recibiendo los trabajos de resiembra desde hace poco más de una semana, una tarea que debió arrancar a mediados de octubre, pero que no se pudo llevar a cabo por los continuos incumplimientos para pagar en los que incurrió con Royalverd el anterior Consejo grana encabezado por Víctor Gálvez. Las lluvias que hubo en los últimos días también retrasaron los trabajos de resiembra, por lo que el terreno de juego no presentará sus mejores galas para el choque entre el Murcia y el Jumilla del domingo.

La previsión de Royalverd es que el campo esté mejor para el último encuentro del año, que tendrá lugar el fin de semana del 15 y el 16 de diciembre y que enfrentará a los pimentoneros contra el Malagueño. Asimismo, según las previsiones, las mejoras serán sensibles de cara al primer encuentro que se disputará en la Nueva Condomina en 2019 y que tendrá lugar el fin de semana del 5 y el 6 de enero, cuando visite el recinto murcianista el Sevilla Atlético. El nuevo Consejo ha abonado a Royalverd unos 20.000 euros desde que entró tras la salida de Gálvez.

El Ayuntamiento aprueba buscar nuevas vías de apoyo a la entidad

El Real Murcia estuvo presente en la sesión plenaria que se celebró ayer en el Ayuntamiento. El concejal no adscrito Francisco Javier Trigueros registró una moción en la que pidió que el Consistorio corriera con los gastos de la Nueva Condomina, se involucrara en la búsqueda de empresas que puedan apoyar al Murcia e impulsara la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del club grana. Sin embargo, la moción que acabó recibiendo el apoyo de los grupos políticos fue otra alternativa presentada por el Partido Popular y Ciudadanos. En el texto que finalmente salió adelante, el Ayuntamiento se compromete a buscar las fórmulas a su alcance para apoyar económicamente al club.

El concejal de Deportes, Felipe Coello, explicó que los técnicos de su departamento ya se encuentran trabajando en un nuevo acuerdo con la entidad para actualizar las condiciones que recoge el actual documento de cesión de uso de la Nueva Condomina. Desde las filas del PP y Ciudadanos también recordaron en el pleno de ayer que ambas formaciones se involucraron de forma activa en la difusión de la ampliación de capital.

 

Fotos

Vídeos