REAL MURCIA

El Murcia se sacude su mala fama

Los consejeros Francisco Miró, Chema Cano y Francisco Cobacho junto al presidente Tornel, en su visita al alcalde Ballesta. / vicente vicens / agm
Los consejeros Francisco Miró, Chema Cano y Francisco Cobacho junto al presidente Tornel, en su visita al alcalde Ballesta. / vicente vicens / agm

La entidad grana paga la nómina de julio y rompe con la leyenda negra de la última década, al llegar al inicio de la Liga con los futbolistas al día

José Otón
JOSÉ OTÓN

El Real Murcia ha cambiado por completo su funcionamento en menos de un año. Su situación financiera sigue siendo delicada, pero al menos en el día a día se ha convertido en una entidad seria que intenta cumplir con sus obligaciones. De hecho, aunque solo es el principio, ha arrancado el curso con buen pie, pagando a sus futbolistas y trabajadores la nómina de julio en los dos primeros días de agosto, un hecho inusual durante los reinados de los anteriores dirigentes granas como Raúl Moro y Víctor Gálvez. También Samper, sobre todo en su última época y desde que se aprobó el concurso de acreedores en 2008, renqueó y se retrasó en los pagos de sus trabajadores y futbolistas. De esta forma, el nuevo Murcia termina con una mala costumbre que se repitió durante la última década.

El cambio no solo afecta al tiempo, también a la forma, ya que el Murcia está cumpliendo además con los gastos sociales derivados de las nóminas y los trimestres de IVA, un pago de impuestos que también dejaron de afrontar los exdirigentes granas durante cerca de diez años, lo que provocó una desconfianza total de las instituciones públicas respecto al club deportivo con vida más antiguo de la Región. Pero ahora el Murcia es otro y cuenta incluso con asumir 140.000 euros solo en Seguridad Social. Además de cumplir con el día a día -según los actuales dirigentes lo van a seguir haciendo con la plantilla durante toda la temporada-, el club ha calculado sus gastos en función de los ingresos que puede generar y no ha firmado contratos inasumibles, como fue norma habitual años atrás.

Temporada 2018-19

1,3
millones de euros fue el coste en bruto de la plantilla del Real Murcia al final del pasado ejercicio.
140.000€
brutos anuales era el sueldo de Dani Aquino, el futbolista grana mejor pagado por Víctor Gálvez.
85.000€
netos era el coste de la nómina mensual del plantel grana el año pasado, sin premios.

Temporada 2019-20

700.000€
brutos es la cantidad total que costará la pantilla de esta temporada, incluidos todos los impuestos.
60.000€
es el salario del jugador mejor pagado para este año en el conjunto grana. 50.000 cobrará el segundo.
40.000€
netos es la nómina neta mensual media de este año, 58.000 brutos incluidos los impuestos.

Curto seguirá de grana

Como ejemplo, solo hay cotejar los costes salariales del nuevo proyecto liderado por Francisco Tornel con los del de Víctor Gálvez. Si el ejercicio pasado el Murcia contaba con una nómina neta media (sin impuestos) de entre 80.000 y 90.000 euros mensuales, esta campaña será de 40.000 o menos, cerca de un 50% inferior. En esta cifra se incluye el sueldo de Curto, que seguirá de grana tras reducirse el salario.

Solo hay que comparar, para explicar el derroche del pasado ejercicio, los sueldos mesurados de la actual campaña con los salarios estratosféricos del curso 2018-19. Mientras que en la temporada anterior el jugador mejor pagado de la plantilla era Dani Aquino con 140.000 euros brutos, esta campaña será Chumbi, con menos de la mitad (no llegará a 60.000 euros). El problema no eran solo los emolumentos de Aquino, ya que lo seguían de cerca otros futbolistas como Jesús Alfaro (110.000) y Hugo Álvarez (95.000), además de una larga lista de jugadores cuyas nóminas rondaban entre los 80.000 y 60.000 euros brutos anuales, más propias de Segunda División que de Segunda B.

Este año, excepto Chumbi, Armando y Curto, el resto de futbolistas han llegado por sueldos de 40.000 euros para abajo, predominando los que están más cerca de los 20.000 anuales. Con los nuevos tampoco hay pactadas primas. El Murcia calcula un gasto total para la plantilla de 700.000 euros brutos anuales (cantidad que incluye Seguridad Social y retenciones) y que el año pasado era de más de 1,3 millones. Un panorama realista para un Murcia que ya ronda los 7.500 abonados y que cuenta con cerca de 140 empresas que le apoyan.

Apoyo de Gesa Mediación

Si la pasada semana fue el promotor inmobiliario Enrique Roca el que decidió patrocinar el nombre del estadio para cuatro temporadas a cambio de una importante suma de dinero, ayer se hizo oficial el acuerdo de colaboración entre la firma Gesa Mediación y la entidad centenaria. «Nuestra empresa es símbolo de compromiso y responsabilidad hacia el deporte. Estamos presentes en el fútbol base y Tercera. Este año hemos dado el paso hacia el Real Murcia, que es el buque insignia del fútbol regional», asegura Mariano Albaladejo, presidente de Gesa, que además invierte en otras disciplinas deportivas.

La aseguradora patrocinará la manga de la camiseta del Murcia para la campaña 2019-20. «Para cumplir los retos necesitamos a las empresas de la Región de Murcia», dice Francisco Miró, consejero delegado de la entidad grana.