El Murcia vuelve a pedir auxilio

Francisco Tornel, Francisco Miró, José María Almela y Francisco Cobacho, en la rueda de prensa de ayer. / martínez bueso
Francisco Tornel, Francisco Miró, José María Almela y Francisco Cobacho, en la rueda de prensa de ayer. / martínez bueso

Sus dirigentes han afrontado pagos por casi dos millones, pero piden otros 1,2 para acabar la temporada

ALBERTO GÓMEZ

El Real Murcia ofreció ayer un baño de realismo económico. En los tres meses que restan para terminar la presente temporada el club todavía debe encontrar más de 1,2 millones para afrontar los pagos que tiene pendientes. Cuando en noviembre de 2018 desembarcaron en la Nueva Condomina los representantes de la Parmu (plataforma de apoyo al club grana), el estado de las cuentas del club pimentonero era calamitoso. Eso obligó al grupo de trabajo que encabeza el presidente José María Almela a buscar euros con celeridad para afrontar las obligaciones económicas del primer equipo de la Región.

El Consejo aclara que entre las actuaciones previstas está exigir responsabilidades a sus predecesores

Con la Parmu al frente del Murcia, la sociedad grana ha afrontado pagos por valor de 1,8 millones. Así lo desvelaron ayer el presidente Almela, el vicepresidente Francisco Tornel, el consejero delegado Francisco Miró y el consejero Francisco Cobacho. El montante desembolsado por los dirigentes pimentoneros se origina de cobros recibidos previamente por parte de la entidad. En este concepto la principal fuente de liquidez fue el último proceso de ampliación de capital, que se saldó con una recaudación de 1.324.000 euros.

Las cifras

120.000
euros es lo que necesita el club grana para atender sus pagos del mes de marzo.
350.000
euros se han destinado en los últimos meses por parte del Real Murcia al pago de facturas.
500.000
euros es la cantidad a la que debe hacer frente el Real Murcia en concepto de embargos.
507.000
euros ha pagado esta directiva a Hacienda y Seguridad Social, a los que no pagaron sus antecesores.
517.000
euros lleva el Real Murcia pagados en nóminas desde que aterrizó la Parmu.

Otras vías de ingresos que ha tenido el club grana han sido la publicidad y lo recaudado por la venta de entradas en el derbi contra el Cartagena que se celebró en noviembre y que el Consejo de Administración del Murcia decretó como día del club, por lo que tuvieron que pagar los 11.000 abonados que tiene el club pimentonero. La publicidad ha reportado ingresos al conjunto murcianista por valor de 180.000 euros y el duelo contra el Efesé de 147.000.

«Tenemos credibilidad y eso está haciendo que rebroten deudas que estaban dormidas» Francisco Tornel. Vicepresidente

Las salidas de jugadores cerradas en el mercado de invierno de futbolistas como Dani Aquino y Álex Corredera trajeron a las arcas del club 70.000 euros, mientras que otros conceptos como lo recaudado por la Fepemur o a través de la venta de 'merchandising' han traído al club murcianista 90.000 euros.

Todos esos cobros han ido a parar a afrontar pagos. El más numeroso ha sido el del abono de nóminas, que asciende a 517.000 euros. La actual directiva también ha desembolsado 350.000 para pagar facturas. Las administraciones públicas han recibido igualmente dinero del Murcia. En concreto, a Hacienda el club ha abonado desde que está la Parmu 332.000 euros, y a la Seguridad Social 175.000.

La rescisión de contratos y la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) también han sido destino de pagos realizados por el club. A lo primero se han destinado desde el Consejo 165.000 euros y a lo segundo otros 164.000. Además, a la Federación Murciana se le han abonado desde el club 71.000 euros y a las bases de la entidad grana 37.000.

«Es difícil que venga un inversor por la existencia de 40 millones de deuda en el club» Francisco Miró. Consejero delegado

A pesar de todos los frentes económicos a los que ha tenido que hacer frente la actual directiva del Murcia, el futuro financiero sigue presentando una gran exigencia. Según los datos hechos públicos ayer por parte del consejero Cobacho, el club murciano necesita 1.285.000 euros para finalizar la temporada. Ese montante se desglosa en 785.000 euros que obedecen a gastos operativos y otros 500.000 de embargos que han entrado a las oficinas de la Nueva Condomina por despidos realizados por el club en los últimos tiempos. La mayoría, durante el mercado invernal del año pasado.

Cobacho también explicó que cuando la Parmu entró en el Real Murcia estimó inicialmente que necesitaría 3,4 millones para acabar la temporada. Esa cifra se rebajó hasta los 3,1 «gracias a la reducción de nóminas de la primera plantilla y a los traspasos de jugadores que se cerraron».

El consejero confió en que «podamos cubrir el 80 por ciento de lo necesario para acabar la temporada y se cierren aplazamientos para el resto». Los dirigentes quieren involucrar a su masa social en la salvación del club. Por eso, Cobacho recordó ayer que «sin nuestros 11.000 abonados no vamos a ningún sitio». De igual manera, aseveró que «lo más fácil era no pagar a Hacienda y a la Seguridad Social, como hicieron nuestros antecesores».

Para Almela, el Murcia ofreció todos los datos compartidos ayer «por transparencia». También recalcó que «nunca se ha dicho que no va a faltar dinero para acabar la temporada». De hecho, el club necesita 120.000 euros para afrontar los pagos que debe realizar durante el presente mes de marzo.

En opinión de Tornel, la gestión desde la seriedad que está intentando llevar a cabo el actual Consejo de Administración es un arma de doble filo. «Tenemos credibilidad ante los acreedores, pero eso también nos perjudica porque están rebrotando deudas que estaban dormidas. El desastre de los últimos años en el Murcia ha sido bestial y nosotros estamos ahora teniendo que hacer frente a deudas heredadas». En la misma línea, señaló que «el Consejo está haciendo un esfuerzo para salvar al club».

Dudas para otra ampliación

Miró no se mostró partidario de «hacer dos ampliaciones de capital muy juntas porque nuestra masa social viene de un esfuerzo muy grande». También comentó que la auditoría de las cuentas comenzará en breve y tardará aproximadamente un mes en llevarse a cabo. Sobre la posible llegada de un inversor, tildó esa posibilidad de «difícil por la existencia de 40 millones de deuda en el club». Apuntó igualmente que «con 18 millones de desequilibrio patrimonial, el problema no se soluciona con otra ampliación. Son necesarias también otras medidas».

La crisis deportiva por la que está atravesando el equipo grana también tiene el riesgo de pasar factura en el terreno económico. «Para nuestros patrocinadores no es igual que vayan al campo 5.000 personas o que lo hagan 11.000. Eso está claro». Al respecto, Tornel afirmó que «hay que ir a la Nueva Condomina por sentimiento. Yo he visto al Murcia en Tercera».

En cuanto al modelo futbolístico a seguir, el club se encuentra ahora en un periodo de reflexión tras la salida de Pedro Cordero como director deportivo. «El modelo no puede ser cambiar a 15 jugadores todos los años», dijo Cobacho.

Por lo que se refiere a la modificación del documento de cesión de uso de la Nueva Condomina que ha abordado el Murcia con el Ayuntamiento, Almela explicó que «parece que han aceptado nuestra propuesta, según nos han trasladado». De esta manera, el Consistorio asumirá los gastos del estadio y el Murcia podrá explotar el nombre del recinto comercialmente, siempre y cuando en la nueva nomenclatura esté presente el nombre de Murcia o Nueva Condomina. El club grana también podrá usar algunas instalaciones del campo municipal con fines comerciales.

Miró señaló que no tienen cuantificado el ahorro que supondrá este acuerdo con el Ayuntamiento para la presente temporada, pero que «sí representará un ahorro interesante para la 2019-20». Por otra parte, Tornel confirmó que «se van a exigir responsabilidades y se va a actuar contra Gálvez, Moro y De la Vega». En la actualidad se les está requiriendo información.

Más