Una 'murcianización' para la historia

Arriba, Edu Luna, Bravo, Álvaro Rodríguez, Juanra y Lejárraga; debajo, Josema, Iván Pérez, Chumbi, Legaz, Manolo y Alberto, todos murcianos salvo Lejárraga y Álvaro Rodríguez; es el primer once de este verano, el pasado martes en el Pinatar Arena, contra el Levante. / p. arena
Arriba, Edu Luna, Bravo, Álvaro Rodríguez, Juanra y Lejárraga; debajo, Josema, Iván Pérez, Chumbi, Legaz, Manolo y Alberto, todos murcianos salvo Lejárraga y Álvaro Rodríguez; es el primer once de este verano, el pasado martes en el Pinatar Arena, contra el Levante. / p. arena

La necesidad de no hacer dispendios ha obligado al club grana a fichar jugadores de la zona, una medida aplaudida por una grada que se anima

José Otón
JOSÉ OTÓN

No ha sucedido en muchas ocasiones en su centenaria historia, pero de vez en cuando, sobre todo urgido por las apreturas económicas, el Real Murcia ha tenido que echar mano de su cantera y de jugadores de la Región para defender la camiseta grana en una temporada difícil como esta, en la que la 'murcianización' está siendo mayor aún de lo esperado. Además, la actual directiva quiere que esta perviva en el tiempo. No será una imposición para la secretaría técnica contratar futbolistas de la tierra, pero el Consejo sí desea que sea una costumbre que se convierta en norma, sobre todo viendo que el mensaje ha calado en la afición. Así, la campaña de abonados va viento en popa y podría incluso batirse la cifra de socios del año pasado, la mayor en Segunda B, con 10.775.

Con doce futbolistas de la Región en sus filas, solo los equipos de los cursos 1993-94 y 2016-17, con once locales, se acercan al actual

Y es que la actual plantilla, a falta de los jugadores que puedan llegar en la fase final del mercado, es la más murciana de las últimas décadas. Con puesto ya confirmado en el primer equipo se encuentran hasta doce jugadores de la Región, y falta por saber qué va a pasar con algunos canteranos que podrían tener ficha sénior o sub-23 en el conjunto que intentará dar la talla en Segunda B a partir de finales de agosto.

Tirando la vista hacia atrás, hay que hacer mención de la campaña 1993-94. Aquel curso el equipo buscó mantenerse en Segunda con tres entrenadores de la tierra como Vicente Carlos Campillo (Santomera), Salvador Férez (Totana) y José Víctor Rodríguez de Miguel que, aunque nació en Palencia, era murciano de adopción. Aquel Murcia, que tras el descenso administrativo de 1992 había conseguido retornar al fútbol profesional, se debatía entre la vida y la muerte y también tuvo presidentes murcianos como José Luis Ortín, Antonio Zamora, Alberto Soto y Faustino Cano. En ese equipo jugaron once futbolistas autóctonos, una excepción en el club que, siempre que ha tenido posibilidades, ha tirado sobre todo de jugadores vascos, andaluces, madrileños y castellanos.

El pasado martes, nueve integrantes del primer once del verano eran murcianos

En aquella plantilla, que acabó descendiendo a Segunda B, jugaron el portero Abellán (Beniel), Camacho (Cieza), Eugenio (Torre Pacheco), Jero (Águilas), Rosagro (Murcia), Bastida (Murcia), Juanma Jiménez Ponce (Lorquí), Juan Moya (La Hoya), Sebas López (Águilas), Paco Jurado (Lorca) y Larrosa, actual director de cantera del UCAM.

Más de 20 años después, en la campaña 2016-17 y con el abogado murciano Martínez Abarca como presidente, el club grana volvió a tener otra plantilla de claro color local con 11 murcianos y con Paco García en el banquillo, otro hombre de la Región. De arranque estuvieron los jugadores locales Armando, Isi Palazón, Simón Ballester, Roberto Alarcón, Javi Saura, Iván Martínez, Álvaro Moreno y Juanma Bravo, aunque en el mercado invernal, y de la mano de Deseado Flores, llegaron Josema, Juanjo y Sergi Guardiola que, aunque nació en las Islas Baleares, se crio desde niño en la localidad de Jumilla.

A la espera de Armando

Así que lo de esta campaña va a superar los precedentes expuestos. De hecho, en el primer partido de pretemporada contra el Levante, en el Pinatar Arena, Adrián Hernández, natural de Churra, alineó un once titular con hasta nueve jugadores murcianos. Fueron Edu Luna (Murcia), Juanra Martínez (Algezares), Iván Pérez (El Palmar), Manolo (Bullas), Juanma Bravo (Cabezo de Torres), Alberto Rodríguez (Lorca), Josema (Mula), Chumbi (Águilas) y Marcos Legaz, que, a pesar de haber nacido en Argentina, se ha criado desde niño en Murcia. De esta alineación, solo los madrileños Lejárraga y Álvaro Rodríguez no son murcianos de nacimiento o de adopción. A estos nueve futbolistas con ADN local hay que unirles a Antonio López (Puerto Lumbreras) y Peque (Albudeite), que también tienen sitio en la primera plantilla; al igual que Armando (Santiago y Zaraíche), siempre que acepte las condiciones impuestas por el club.

La cifra se puede ir hasta los 16 o 17, si se quedan parte de los canteranos a prueba

Si finalmente la secretaría técnica incluye en el listado definitivo del primer equipo a futbolistas que están haciendo la pretemporada a las órdenes de Adrián Hernández y que nacieron en la Región, la cifra se puede ir hasta los 16 o 17. Son los casos de los jugadores en edad sénior como Escribano (Murcia) y Montesinos (Patiño), que también pelean por un puesto con otros canteranos granas como Víctor Meseguer (Alguazas), Carlos Palazón (Murcia) y Lalo Hernández (Monteagudo). Eso sin contar con el portero Simón Ballester (El Palmar) que, aunque sigue en el equipo, está obligado a buscar una salida.

La directiva es también local casi al cien por cien. Además, en las quinielas que hicieron muchos aficionados granas se encuentran otros futbolistas nacidos en la Región, con gran experiencia en Segunda B, que bien no eligieron la opción de venir al Real Murcia o no fueron llamados por la secretaría técnica grana y que habrían 'murcianizado' aún más el equipo centenario, como Pina, excanterano grana que, tras hacer una brillante temporada en el Recreativo de Huelva, decidió volver cerca de casa y ha fichado por el Orihuela de Segunda B. Además, el delantero Titi, de Los Dolores, ha cambiado el UCAM por La Nucía, mientras que Grego Sierra, también con pasado grana, se ha incorporado al Sabadell. El portero Carlos Molina, igualmente con pasado en el Imperial y que acaba de redondear una gran temporada con el Salmantino, está aún sin equipo, mientras que el aguileño Morillas, que ocupa las demarcaciones de lateral izquierdo y central, ha fichado por el Ibiza, del grupo III.

Más